Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 16 de octubre de 2021
  • Actualizado 18:11

Actores claves de las filtraciones

Actores claves de las filtraciones



El cazador cazado. Así calificaron algunos medios de prensa al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, cuya biografía no autorizada salió a la venta en septiembre de 2011 en el Reino Unido.

A Assange se le endilgaron varios calificativos durante los últimos meses y años. Activista a favor de la verdad y persona ávida de publicidad son algunos de ellos. Pero con el que pocos discreparían es con el de controvertido.

WikiLeaks le cambió la vida radicalmente a varias personas, entre ellas al propio Assange.

Quien comenzó a ser visto por muchos como un defensor a ultranza de la verdad cuando estalló el escándalo de WikiLeaks, poco a poco empezó a aparecer reflejado bajo otros focos. Según él mismo, debido a una campaña de descrédito orquestada por gobiernos, empresas y medios de prensa.

Un desencuentro tuvo Assange con la editorial Cannongate, con la que intentó romper el contrato de publicación de sus memorias tras enviarles un primer borrador.

En declaraciones a la BBC, el director de Publicaciones de la editorial, Nick Davies, explicó que la compañía se decidió publicar el libro "no autorizado" debido a que "se le dieron al autor "una serie de oportunidades" para negociar la terminación del proyecto y este no respondió y no devolvió los miles de dólares que le fueron abonados.

Según la prensa británica, por las memorias -que el propio Assange califica de "prostituidas" y "plagadas de errores"- escritas a partir de 50 horas de entrevistas con el novelista Andrew O´Hagan, el fundador de WikiLeaks recibió 768.000 dólares.

AL JAZEERA

En el ámbito de la prensa, Wadah Khanfar, el exdirector de la cadena Al Jazeera, renunció en 2010 tras ocho años al mando, presuntamente por la difusión de cables de WikiLeaks. Voces críticas sugieren que EEUU presionó a la cadena para que eliminara imágenes de su cobertura de la guerra de Irak.

PERIODISTA AFECTADO

El periodista cuya vida ha cambiado debido a WikiLeaks es el etíope Argaw Arshene. Se vio obligado a abandonar su país cuando su nombre fue mencionado en unos cables diplomáticos estadounidenses. El documento de WikiLeaks sugirió que éste tenía conocimientos de los planes del gobierno de silenciar a un periódico de la oposición.

Bradley Manning

Unas de las personas a las que el caso WikiLeaks más le transformó la vida es Bradley Manning, un soldado estadounidense acusado de haber entregado miles de documentos clasificados al sitio electrónico.

La colaboradora de la BBC Rebeca Logan dijo que "Manning se había convertido en una causa célebre para activistas de derechos humanos”.