Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 04 de julio de 2022
  • Actualizado 17:14

Vikingo: No he leído a Marx ni Lenin, sino ingeniería

Ofrece cuatro megaobras y crear empresas privadas con la venta de acciones; incluido un teleférico, terminales de buses, una planta de leche y otra de basura.
El candidato a alcalde de Cochabamba por le MTS, Sergio Rodríguez. NOÉ PORTUGAL
El candidato a alcalde de Cochabamba por le MTS, Sergio Rodríguez. NOÉ PORTUGAL
Vikingo: No he leído a Marx ni Lenin, sino ingeniería

Cuatro megaobras que pongan a Cochabamba como ciudad turística y gastronómica y mejorando el medio ambiente, convirtiendo esos proyectos en empresas privadas con acciones de los ciudadanos es la principal oferta electoral del candidato a la Alcaldía de Cochabamba por el Movimiento Tercer Sistema (MTS), Sergio Óliver Rodríguez Mercado, conocido como Vikingo.

Llega a su casa de campaña en la avenida Libertador Bolívar en su vehículo eléctrico, con su apodo expuesto en distintos lados: “Vikingo”. Saluda sonriente a quienes le esperan en el lugar. Para la entrevista, se pone un casco de ingeniero, parte de su característica como político. “No me interesa ni la izquierda ni la derecha; no he no he leído libros de política, ni de Marx ni de Lenin; yo sí he leído libros de ingeniería; sé cómo llevar agua a todo Cochabamba sé cómo resolver los problemas de contaminación. Por eso es que dijimos que en izquierda ni derecha”, enfatiza su profesión de ingeniero civil y su decisión de ir con el MTS.

Nació en Cochabamba. Estudió primaria en una escuela de Fe y Alegría del barrio Las Cuadras y la secundaria en el colegio San Agustín. Luego, se graduó como Ingeniero Civil de la Escuela Militar de Ingeniería, en La Paz. Trabajó varios años en la Sede de Gobierno y en otros departamentos. También estuvo en la empresa Misicuni y por cinco años en la empresa minera Sinchi Wayra, siendo ese su último trabajo en la empresa privada.

Fue parte de la Alcaldía de Cochabamba durante la gestión de Edwin Castellanos; llegó por tres meses como Director de Proyectos; después, ocupó el cargo de Oficial Mayor y pidió no ser el responsable de contrataciones sino solo de ejecución de obras; duran te el último año de gestión renunció.

Su último cargo fue de concejal por el Movimiento Al Socialismo (MAS), al que renunció para lanzarse como candidato, ahora, a la Alcaldía por el MTS; considera que tiene experiencia para conseguirlo. “Me gustaría dirigir la Alcaldía, porque creo que planificando y haciendo un trabajo técnico se puede resolver muchos problemas que hace 15, 20 años no se resuelven”.

Las encuestas publicadas en días anteriores no lo sitúan adelante en la preferencia de voto. Para el candidato, la encuesta válida será la que resulte de las urnas.

“Yo respeto las encuestas que hacen; quisiera saber quién las paga, quién es encuestado (…). Nosotros estamos en los 15 distritos todos los días. Yo mismo me he sorprendido de la gran aceptación que tiene la candidatura del Vikingo a la Alcaldía en el sur o en el norte, en el este, en el oeste”, sostiene y describe que está a diario desde hace tres meses con 50 grupos de trabajo.

CUATRO EMPRESAS

El plan de Gobierno de Rodríguez se enfoca en cuatro mega proyectos que conllevan la creación de cuatro empresas privadas. “Deberíamos vivir los próximos 50 años del turismo y la gastronomía”, asegura y para eso lanza un programa integral.

El primer megaproyecto es un teleférico de 25 kilómetros de longitud, que además comprende la construcción de 10 plantas de tratamiento en el río Rocha, “para dejarlo cristalino”; tres plantas de tratamiento en el río Tamborada; el dragado de la laguna Alalay; una planta de tratamiento en la misma zona; y la revitalización de la Coronilla.

Este plan requiere aproximadamente 650 millones de dólares. “Eso implica casi tres o cuatro años del 100% del presupuesto de la Alcaldía”, sostiene.

Detalla que estos recursos se obtendrán de la venta de acciones a los cochabambinos. Cada ciudadano podría comprar un máximo de 10 acciones, cada una a mil bolivianos, y solo en caso de que otro no compre esa cantidad se abrirá para más ventas. Entre los requisitos para los accionistas, estaría que sean residentes en la ciudad por al menos dos años.

“Quienes no viven no votan en el municipio de Cochabamba no van a poder tener la opción de comprar estas acciones”.

Prevé realizar el teleférico en tres años; el primer año será para conformar la sociedad anónima.

De esta manera se crearán cuatro empresas privadas desde la Alcaldía. Una, según promete este candidato, será el teleférico. Las otras tres son la planta industrializadora de basura, la planta pasteurizadora de leche y la nueva terminal de buses.

“Los propietarios de estos cuatro megaproyectos debiéramos ser los cochabambinos, para que a quienes compren acciones, tengan por lo menos un poco de dinero, por comprar acciones de estos cuatro megaproyectos”.

El candidato del MTS expresa que estos proyectos van ligados con el medio ambiente y la mejora de afluentes como el río Rocha, canal Valverde, laguna Alalay y otros.

Para Rodríguez, las terminales de buses deben ser tres. Prevé que una se construya en Albarrancho, otra a la salida de Cochabamba hacia Santa Cruz y una tercera “en un lugar casi estratégico y natural, donde está la autoventa”. Describe que no deben grandes.

“Estamos apostando a ser dueños de empresas grandes. Si cada uno de los más de 500 mil votantes, que son mayores de edad, se comprarán a una acción de mil bolivianos, tendríamos 500 millones de bolivianos (…)”, calcula haciendo referencia a las megaobras y empresas.

Rodríguez describe que, como Alcaldía, permitirán el derecho propietario para que se construyen las torres las estaciones del teleférico, autorizar esas construcciones, regular el tema del uso de la laguna Alalay, autorizar la construcción de edificaciones, hoteles y entre otras acciones.

ZAPATOS Y COMPUTADORAS

Los temas ambientales también están referidos a otro plan que incluye a los estudiantes de secundaria. Rodríguez dice que en el municipio son más de 80 mil.

Le promete a cada uno una computadora portátil y zapatos “de industria nacional” como premio al esfuerzo, a cambio de que sean los encargados de plantar 10 millones de árboles, cultivando cada planta desde la semilla.

“Van a hacer primero las áreas verdes de sus unidades educativas, van a poner pasto y flores, van a ser las jardineras de las avenidas, las áreas verdes de los barrios colindantes a las unidades educativas”, sostiene.

Estima que cada estudiante plante un árbol cada semana, lo que en un mes permitirá contar con más de 320 mil, y en el año, más de 3 millones. “Si ponemos por 5 años, serían 15 millones; pero, nosotros estamos apostando solo 10 millones, porque el primer año hay que hacer los plantines”.

Además de estos temas, entre otros, ofrece el ecobús, como la alternativa a los buses actuales que son de servicio público. Prevé que hasta 2023 habrá 500 buses eléctricos, aclarando que esto dará trabajo a conductores que serán contratados por la Municipalidad, con horarios específicos.