Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 02 de octubre de 2022
  • Actualizado 17:58

TSE contrarresta 6 mitos sobre el Padrón Electoral

La evolución de esta base de datos en los últimos 30 años, según el documento del TSE, reafirma su seguridad y confiabilidad.

Una persona durante el empadronamiento en Cochabamba. DICO SOLÍS
Una persona durante el empadronamiento en Cochabamba. DICO SOLÍS
TSE contrarresta 6 mitos sobre el Padrón Electoral

El Tribunal Supremo Electoral publicó el documento “Evolución Histórica del crecimiento del Padrón Electoral. Mitos y Realidad” ante los cuestionamientos a esta base de datos.

Se trata de una investigación histórica y técnica, sobre la evolución y crecimiento del padrón en los últimos 30 años, que trata de desvirtuar seis mitos hallados y que generan dudas y desconfianza, más aún cerca de un nuevo proceso electoral. 

El padrón de Bolivia pasó a ser biométrico desde hace 11 años, es decir 2009, con la incorporación de la plataforma tecnológica del registro biométrico, la captura de las 10 huellas dactilares de cada ciudadano y el reconocimiento facial, que imposibilita la suplantación de identidad o registros múltiples de una persona, según una nota de prensa del TSE. 

Así, se consolidó una base de datos segura, bajo el principio de “un ciudadano, un registro, un voto”.

Pese a esto, los cuestionamientos continúan teniendo vigencia, principalmente en las redes sociales, por lo que el TSE decidió exponer las “verdades” al respecto.

1. Crecimiento inusual (Mito). El incremento de inscritos se debió a que redujo la cantidad de indocumentados y la capacidad para aproximarse a la población en edad de votar, lo que permitió un alto grado de inclusión. El análisis también muestra que el crecimiento de la población se debe a la migración, surgimiento de polos de desarrollo económico, nuevos asentamientos humanos, migración por estudios superiores, la prestación del servicio militar, entre otros (Realidad).

“El padrón tiene un elevado grado de inclusión y se acerca a la proyección de la población en edad de votar proyectada por el INE”, dice el documento. 

2. Los muertos votan (Mito). Para el proceso 2020 se depuraron 73.587 registros de ciudadanos, en Bolivia y el exterior, gracias al registro de fallecimiento en el Registro Civil. La información es actualizada con diversas instituciones como Senasir, AFP, Cementerios Generales, Sedes, entre otros. El TSE se apoyó en diferentes fuentes de verificación. En total, desde 2019 los registros alcanzaron a 456.283 (Realidad).

3. Doble cédula ¿doble voto? (Mito). El registro biométrico tiene una característica de “unicidad” que está basada en características biológicas singulares de cada individuo. En ese entendido, por más que el individuo tuviera más de un documento, éste es identificado biométricamente y por lo tanto no es habilitado en el Padrón, además de ser denunciado al Ministerio Público por presunto delito de doble identidad o suplantación (Realidad).

4. ¿El padrón permite registrar personas que no existen? (Mito). El sistema de biometría captura las huellas y garantiza que estas pertenezcan a un ciudadano vivo. Los sistemas informáticos se adecúan a altos estándares internacionales como la calidad de captura, certificada por el FBI; el componente facial, que permite la identificación de rostros con características biométricas. 

“No hay posibilidad de registrar y habilitar a personas que no existen, ni duplicar el registro de una persona”, señala el informe. 

A esto se suma que ante la mínima probabilidad de similitudes, el sistema la confronta y permite un análisis pericial (Realidad).

5. Solo se captura biométricamente un dedo (Mito). El sistema está diseñado para la captura de 10 huellas, las excepciones son registradas por el operador. Además, se incorpora el registro facial garantizando la biometría única de cada ciudadano (Realidad).

6. Data alterno. Se menciona una posible existencia de un bloque de data alterno, técnicamente reservado, con acceso privilegiado, restringido y secreto, fuera del alcance de quienes verifican la calidad e integridad del padrón y pueden inducir o condicionar el resultado final (Mito). La plataforma (NEC Corporation) utilizada para la conformación del padrón es cerrada. Su arquitectura se encuentra confinada en una red segura en el TSE y posee características de precisión y seguridad que hacen que esta plataforma sea considerada como una de las mejores del mundo, según estándares internacionales. Asimismo, los controles internos, informes de confiabilidad así como la auditoría de la OEA verificaron su calidad.

El documento concluye que el padrón fue implementado con base en la ISO 54001 en las fases de registro de electores, procesamientos y conformación (Realidad).