Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 31 de octubre de 2020
  • Actualizado 05:40

LOS RESULTADOS SE CONOCERÁN MÁXIMO EN 5 DÍAS

TSE anula conteo rápido de votos por fallas y promete transparencia

7.332.925 bolivianos volverán a las urnas a un año de las elecciones anuladas, en la era del COVID-19, para elegir a las autoridades que gobernarán el país durante el próximo quinquenio. 
 
Un simulacro para verificar el funcionamiento del Direpre en Cochabamba. DICO SOLÍS
Un simulacro para verificar el funcionamiento del Direpre en Cochabamba. DICO SOLÍS
TSE anula conteo rápido de votos por fallas y promete transparencia

Los comicios de hoy pasarán a la historia como los más complejos y accidentados tras una nueva medida, en busca de garantizar la transparencia y seguridad  del proceso.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) decidió anular el sistema de difusión de los resultados preliminares (Direpre), antes TREP, por fallas en el sistema de seguridad, durante las pruebas y simulacros de los últimos días, y por seriedad técnica. Asimismo, el presidente del Órgano Electoral, Salvador Romero, anunció la implementación de siete medidas para asegurar el cómputo. 

Son 7.332.925 bolivianos habilitados para votar y elegir a sus nuevos gobernantes durante el próximo quinquenio. Volverán a las urnas después de las anuladas elecciones del 20 de octubre de 2019 y el cambio de fecha de este nuevo proceso eleccionario por la pandemia del coronavirus COVID-19.  

“Encontramos que el Direpre no permite tener la seguridad de la difusión completa y que logre reflejar certidumbre en el país”, explicó Romero anoche. 

LA SITUACIÓN Pidió también tranquilidad y paciencia para conocer los resultados oficiales. 

En esa misma línea se pronunció el candidato de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, a través de un comunicado.

“Entendemos las razones por las que tomó esta decisión, optando por la fiabilidad, certeza y seguridad de los resultados oficiales, que son los únicos que tienen valor legal”, indicó.

Desde el Movimiento Al Socialismo (MAS), los senadores denunciaron ante organismos defensores de Derechos Humanos y la comunidad internacional este hecho por generar “incertidumbre y susceptibilidad en la población”.

La norma electoral establece un plazo de cinco días para conocer los resultados oficiales, sin embargo, Romero informó de la decisión de redoblar esfuerzos que permitan revisar las actas en el menor tiempo posible. 

LAS MEDIDAS Romero reiteró que el resultado del proceso se fundará exclusivamente sobre un cómputo que será transparente, seguro y verificable, asentado sobre siete elementos.
 
1. El conteo de votos en recintos electorales es abierto a los ciudadanos, partidos, medios de comunicación, las misiones de observaciones y a las casas encuestadoras.

2. Se da la posibilidad de sacar fotografías de las actas como un derecho político fundamental de todos los ciudadanos. 

3. Todas las organizaciones políticas que designen un delegado a un recinto, tienen derecho a una copia del acta electoral.

4. Se llevará adelante el cómputo y escrutinio público en los tribunales departamentales. En el TSE se concentrarán los votos en el exterior. El proceso estará abierto al control de las organizaciones políticas y plataformas de observación electoral.

5. En el inicio del cómputo, previsto a partir de las 18:00 horas, se comenzará con la transmisión de los resultados en vivo, a través del sistema de cómputo del internet.

 
6. Los resultados serán verificables acta por acta y mesa por mesa. Todos los datos incluirán la fotografía y el escaneado del acta, tal cual llegó al TSE. 

7. Se refiere a la cadena de custodia que asegurará la llegada de todas las actas del país a los tribunales departamentales.

El TSE informó que se hizo la comunicación correspondiente de la decisión a los observadores electorales y a los partidos políticos y también garantizó el trabajo de los medios de comunicación para difundir losresultados electorales a partir de las 20:00 horas.

El nuevo software para la Direpre fue desarrollado en Londres, por la empresa británica Reckon. 

La firma fue contratata a través de una licitación internacional por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con presupuesto de la donación de países e instituciones amigos de Bolivia, según un comunicado oficial. A diferencia de la TREP, no habría intervención en el manejo del sistema informático y el software sería administrado completamente por el TSE, siendo que la información sería enviada solamente por los notarios electorales. 

DIREPRE El nuevo software fue desarrollado en Londres, por la empresa británica Reckon, bajo supervisión de técnicos del TSE