Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 20 de abril de 2021
  • Actualizado 13:28

HAY UN PIQUETE DE HUELGA DE HAMBRE EN CALA CALA

Súmate presenta recurso y elecciones se enfocan en Manfred

El caso referido a la supuesta compra irregular de vagonetas, cuando Reyes Villa era Prefecto, mantiene expectante a sus seguidores. El TSE lo inhabilitó.

La huelga de hambre instalada por Súmate en Cala Cala.    NOÉ PORTUGAL
La huelga de hambre instalada por Súmate en Cala Cala. NOÉ PORTUGAL
Súmate presenta recurso y elecciones se enfocan en Manfred

Tras la nueva inhabilitación de Manfred Reyes Villa, candidato a la Alcaldía de Cochabamba por Fuerza Republicana Democrática Nacional (Súmate), quien es líder en encuestas de intención de voto, su frente político presentó un recurso ante el Tribunal supremo Electoral (TSE). Las subnacionales en la ciudad se enfocan en esta postulación.

El TSE lo inhabilitó el viernes, por no haber acreditado el pago total de 2.3 millones de bolivianos de una deuda, debido a la supuesta compra irregular de vagonetas cuando era Prefecto. Sin embargo, el fallo no tomó en cuenta que el pago ya fue realizado.

Reyes Villa ve presiones en el TSE. Pidió a sus seguidores que mantengan la calma; y aunque es posible una sustitución de candidato, rechaza esa opción.

El candidato a asambleísta por Súmate Enrique Siles informó que el director de campaña de su organización política, Mauricio Muñoz, presentó en La Paz un recurso extraordinario de revisión con presentación de respaldo del pago total.

Mientras este tema se resuelve, hay una vigilia permanente, y decenas de seguidores de Manfred instalaron una huelga de hambre en puertas del templo de Cala Cala.

Siles, uno de los huelguistas, dijo que mantendrán la medida aguardando respuestas favorables. Acotó que se sumarán más personas.

Por su lado, el candidato de Comunidad Ciudadana – Autonomías por Bolivia (C-A), Jhonny Antezana, cuestionó “la injerencia de los diferentes poderes del Estado”.

Añadió que lo que sucedió con Reyes Villa confirma “la presencia política del MAS, que no está dispuesto a seguir las reglas del ejercicio democrático en una obsesiva búsqueda de poder”.

El MAS rechazó esas afirmaciones.