Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 23 de enero de 2020
  • Actualizado 18:21

Carlos Romero asegura que es inocente y se instala su audiencia de acción de libertad

La exautoridad llegó a su audiencia escoltado por efectivos policiales y en un breve contacto con la prensa aseguró que "tiene mucho por decir" pero que no cuenta con las garantías necesarias para hacerlo.
 
Juzgado Onceavo de Partido y Sentencia Penal inicia la audiencia de acción de libertad que interpuso la defensa del exministro de Gobierno, Carlos Romero.
Juzgado Onceavo de Partido y Sentencia Penal inicia la audiencia de acción de libertad que interpuso la defensa del exministro de Gobierno, Carlos Romero.
Carlos Romero asegura que es inocente y se instala su audiencia de acción de libertad
La exautoridad llegó a su audiencia escoltado por efectivos policiales y en un breve contacto con la prensa aseguró que "tiene mucho por decir" pero que no cuenta con las garantías necesarias para hacerlo.

El Juzgado Onceavo de Partido y Sentencia Penal inició, la mañana de este jueves, la audiencia de acción de libertad que interpuso la defensa del exministro de Gobierno, Carlos Romero, quien fue aprehendido el martes en el marco del proceso investigativo de presuntos contratos irregulares que habría realizado la Unidad Ejecutora de Lucha Integral Contra el Narcotráfico (UELICN) para el mantenimiento de las aeronaves de los Diablos Rojos y Negros con la empresa Horizontal de Aviación Bolivia.

La exautoridad llegó a su audiencia escoltado por efectivos policiales y en un breve contacto con la prensa aseguró que "tiene mucho por decir" pero que no cuenta con las garantías necesarias para hacerlo.

"No puedo hablar, no tengo condiciones, (pero) tengo muchas cosas que decir. No he hecho nada, soy inocente", aseguró Romero.

La defensa de la exautoridad señaló que se presentó la acción de libertad cuestionando los procedimientos mediante los cuales Romero fue llevado a declarar.

Cabe señalar que la exautoridad fue trasladado de la Caja Petrolera, dónde permanecía internado por varios días, directamente a la Fiscalía y, tras acogerse a su derecho al silencio, fue aprehendido.

La Fiscalía argumentó la decisión señalando que según exámenes del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), Romero está "clínicamente estable".

Así, la Fiscalía oficializó que imputó a Romero por los supuestos delitos de Incumplimiento de Deberes y Uso Indebido de Influencias dentro del caso UELICN.