Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 17 de mayo de 2021
  • Actualizado 12:28

Perrogón fue taxista y estudió la ciudad durante cuatro años

Reconoce que no sabía lo grande que era la zona sur. Dice que “siempre fue comerciante”. Su actividad de modelo lo llevó a la televisión y de ahí pasó a la política.
 El candidato por UCS a la Alcaldía de Cochabamba, Roberto Perrogón, en su oficina. NOÉ PORTUGAL
El candidato por UCS a la Alcaldía de Cochabamba, Roberto Perrogón, en su oficina. NOÉ PORTUGAL
Perrogón fue taxista y estudió la ciudad durante cuatro años

Cuando estudiaba en la universidad fue taxista, y emprendió un camino de diversas actividades. Hace más de cuatro años decidió recorrer los barrios, que no conocía, en el sur de la ciudad y saber de sus problemas para, en la actualidad, lanzarse como candidato y tener como meta la Alcaldía.

Luis Roberto Perrogón Córdova es el postulante a Alcalde por Unidad Cívica Solidaridad (UCS) en Cochabamba. Para la entrevista, citó a este medio en su oficina, en el piso 8 de la Torre Industrial en El Prado. En un espacio amplio, con una mesa con varias sillas, un televisor y un estante con algunos libros y una máquina de dulces contó sobre su infancia, su paso por el modelaje, su actividad como presentador de televisión y empresario, hasta llegar a la decisión de ser político.

Entre sus tres y 11 años de edad vivió en siete de los nueve departamentos del país, debido a que su padre, trabajador del banco del Estado, era destinado con frecuencia a otro lugar. Sus padres optaron luego por vivir en Cochabamba, por lo que él considera de este valle.

Estudió en el colegio Don Bosco y en la Universidad Católica Boliviana. Siendo estudio sintió la necesidad de ganar algo de dinero, no porque falte lo básico en su casa, pero considerando que sus padres hicieron un esfuerzo por pagar su carrera, él quería disponer de su propia economía incluso para comer “milanesas” en la universidad.

“Siempre fui un mil oficios (…). También tenía hambre en la universidad”, dijo y recordó que empezó como taxista.

Utilizaba el vehículo de su padre y trabajaba en los recesos de las clases. “Generaba dinero, se ganaba bien. Hacía unas cuatro horas o tres horas”.

También vendía pipocas, entre otras cosas. “Siempre fui comerciante, en el colegio vendía trompos, lo que podía”.

Comenzó a formarse como figura pública con el modelaje. Dijo que se podía ganar unos pesos con esa actividad; participó en campañas publicitarias. Fue invitado a un concurso de belleza, Míster Cochabamba, y ganó. En el certamen nacional obtuvo el título de Míster Bolivia Internacional y viajó a India, donde estuvo entre los nueve finalistas del mundo.

A su llegada ya era conocido, y fue invitado a un casting en ATB. Desde entonces se convirtió en presentador en programas informativos y de corte formal, sin olvidar las revistas informativas y programas feriales de televisión. Reconoció que le gustaría hacer radio y que es un tema pendiente.

Informó que a los 23 años fue gerente general en Unitel. A los 26, compró la red PAT para Cochabamba.

El joven empresario también fue propietario, en sociedad, de un laboratorio inmunobactereológico de análisis clínico. “Yo lo que sabía era vender”.

También tuvo discotecas, karaokes, restaurantes y, en la actualidad, no tiene “nada de eso”, porque se dedica a la política.

Expresó que la empresa que maneja, al ser de inversiones puede ser reactivada en cualquier momento. Enfatizó que en algún momento llegó a manejar hasta a 250 personas tomando en cuenta las empresas que tenía a su cargo o administraba.

POR “PERSECUCIÓN”

Perrogón sostuvo que tomó el camino de la política por una especie de persecución, amedrentamiento y extorsión que recibió de la actual gestión municipal a los diferentes emprendimientos que tenía.

Manifestó que esto puso freno a sus ingresos económicos. “Me empiezan a pedir coimas. Me empiezan a extorsionar, a clausurar”.

Expuso que estos aspectos le dieron el impulso para asumir acciones, y la vía que encontró fue la política. Pero, no lo hizo de inmediato. Dejó la televisión y comenzó a sumar ideas formando un grupo de jóvenes, ninguno político.

Desde hace más de cuatro años empezó a “conocer” los problemas de la ciudad para ir planificando soluciones. Fue como estudiar a Cochabamba visitando sus barrios, principalmente en la zona sur. El candidato reconoció que no sabía que había tanta gente allá, la cantidad de barrios, como Sivingani, Higuerani, Tiquirani, Minero San Juan y más.

“Tenía una idea, pero otra cosa es palparlo, sentirlo y conocerlo; saber que hay asfalto a este lado, pero en el otro no tienen alcantarillado ni agua potable; casas de tres pisos que siguen funcionando con tutuma y pozos sépticos. Son cosas que te golpean demasiado”, describió y acotó que en el norte también hay lugares abandonados.

“He estudiado Cochabamba caminando, hablando con la gente. También he estudiado la Alcaldía y el municipio, conozco dónde están las fallas y el por qué”.

EL PLAN

Perrogón creó un plan quinquenal para “recuperar” el municipio.

Entre sus promesas electorales incluye luchar contra la corrupción. “que es el cáncer de la Alcaldía”, digitalizándola y sistematizándola.

Consideró que a través de la web se eliminará el proceso de contacto con quienes pudieran ser malos funcionarios públicos. “Desde los procesos de aprobación de planos de construcción, donde te piden desde 10 mil dólares, a mí me ha pasado, me querían sacar 20 mil dólares”.

Otro elemento primordial que mencionó el candidato de UCS es la salud. Aunque expresó que es necesaria la construcción de hospitales prometió que primero funcionaran los 32 centros de salud que hay en Cochabamba, aclarando que visitó todos.

“Ha faltado voluntad política, se han gastado la plata algunos corruptos. Si no robas, alcanza, yo siempre digo eso”.

Detalló que prevé utilizar los recursos necesarios para la contratación de personal, incluyendo la mediación con la Gobernación y las instancias nacionales para los ítems.

Acotó que, para llevar salud a los barrios más alejados, ya cotizó “buses hospitales” de 70 mil dólares.

Un tercer elemento que resaltó de su programa de Gobierno es el desarrollo económico. Para esto planteó la creación del parque empresarial de la pequeña y mediana industria, para fomentar a pequeños productores. El proyecto consiste en la implementación de galpones en 17 hectáreas de superficie en el Distrito 9, donde se haga la oferta de los cochabambinos y donde, además, la Alcaldía sea el primer cliente, adquiriendo desde uniformes para los trabajadores municipales, todo hecho en la ciudad.

FUERA DEL CENTRO

Una forma de ordenar la ciudad, por el caos del transporte y la actividad de los comerciantes, a decir de Perrogón es descentralizando las oficinas municipales, como las centrales que están en la Plaza 14 de Septiembre incluyendo el Concejo, las del pasaje Sucre, de la plazuela Colón y otras a otros barrios, para convertirlos en polos de desarrollo, donde se active la economía desconcentrando mercados y transporte público.

Entre otros temas está la construcción de una terminal interprovincial y una nueva terminal en Albarrancho.

Al aspirante a la silla edil no le afectan las encuestas, que no lo sitúan en los primeros puestos.

Se muestra seguro, habla con firmeza y expone cifras que ya conoce de memoria, como la deuda “de 100 millones de bolivianos” que tiene la Municipalidad.

Aseguró que se puede obtener mayores recursos en ingresos propios, recaudaciones. “Sé que podemos gestionar y hacer cosas, un nuevo censo de vivienda, entregar derecho propietario a las viviendas de la zona sur, renovar patentes existentes”, dijo.

Aunque se mostró tranquilo, al concluir la entrevista salió apresurado rumbo a una actividad con organizaciones de mujeres en la que comprometió, en caso de ganar las elecciones, un 5% de los recursos municipales para la lucha contra la violencia.