Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 20 de enero de 2021
  • Actualizado 21:40

Les ofrecen respeto a su territorio y defensa de la consulta previa

Además, los candidatos proponen también transparentar el Fondo Indígena y crear una nueva ley de deslinde jurisdiccional.

Indígenas yuquis durante una actividad en Bia Recuaté. ELY LINARES
Indígenas yuquis durante una actividad en Bia Recuaté. ELY LINARES
Les ofrecen respeto a su territorio y defensa de la consulta previa

Los candidatos que buscan gobernar Bolivia ofrecen a los indígenas, entre otros aspectos, respeto a su territorio defensa de la consulta previa, además de transparentar el Fondo Indígena y crear una nueva ley de deslinde jurisdiccional.

Las organizaciones políticas mencionan a los indígenas en sus planes de Gobierno, y algunas tienen planteamientos.

La organización política Comunidad Ciudadana (CC) incluye la promoción de políticas de apoyo a los pueblos indígenas respetando sus territorios. “Respetaremos la independencia política de las organizaciones indígenas y campesinas como parte del derecho a su autonomía”

Enfatiza el respeto a la consulta libre, previa e informada y de buena fe; los procesos de saneamiento y titulación de las Tierras Indígenas Originarias Campesinas (TIOC).

CC también plantea la restitución de la gestión profesional y transparente del fondo indígena a los pueblos indígenas a través de sus organizaciones; y promover procesos participativos de planificación en los que se establezcan estrategias para el desarrollo integral de sus territorios, “a partir de sus propias visiones prácticas culturales y ambientales, sin perjuicio de que puedan ser integradas a nuevas tecnologías e innovaciones productivas y comerciales pertinentes”.

Agrega que fomentarán la constitución de emprendimientos comunitarios.

Un grupo de indígenas yuracarés. TCO YURACARÉ

La alianza creemos, en su programa de Gobierno propone convertir a las TIOC en centros productivos “con aprovechamiento racional y sostenible de sus recursos naturales renovables y permitiendo que las mismas se conviertan en lugares para el crecimiento y desarrollo de las comunidades indígenas originarias”.

Agrega la entrega de ayuda económica directa e incentivos para actividades productivas en las tierras indígenas, así como promover la asociación de los mismos con empresas privadas para producir bienes y servicios”.

Libertad y Democracia (Libre 21) también menciona a esta población cuando hace referencia a los grupos vulnerables, incluidos niños, jóvenes, gente en situación de pobreza, mujeres embarazadas y madres solteras, adultos mayores y personas con discapacidad. Plantea “políticas que permitan generar oportunidades para ellos”.

Sostiene, al referirse a la expansión de la frontera agrícola y respecto a las áreas protegidas, que es necesario “consolidar el Sistema Nacional / Plurinacional de Áreas Protegidas, incluyendo áreas del nivel central del Estado y de todas las entidades territoriales autónomas con participación y gestión de pueblos y comunidades indígenas y campesinas, así como poblaciones locales”.

Además, asegura transparencia e independencia en el sistema de justicia, “desarrollando, con los pueblos indígenas, originarios y campesinos una nueva Ley de Deslinde Jurisdiccional”.

El Movimiento Al Socialismo (MAS) enumera varias acciones en favor de los indígenas, entre esas difundir, sensibilizar y promocionar la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas; apoyar la aplicación mundial de la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas; apoyar la incorporación transversal de la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y el Convenio sobre Pueblos Indígenas y Tribales de 1989 de la Organización Internacional del Trabajo en los planes nacionales de desarrollo y en las evaluaciones comunes para los países y los Marcos de Asistencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

Agrega en su programa fomentar la participación de los pueblos indígenas en los procesos de las Naciones Unidas; y la defensa y promoción de la consulta previa, libre e informada como contribución a la protección y realización los derechos de los pueblos indígenas.

Por su lado, el Frente Para la Victoria (FPV) incorpora entre las poblaciones priorizadas a “los pobres de las zonas rurales y urbanas marginales de las ciudades del país, la población campesina, la población indígena” y otras, para las cuales su programa está orientado a la reducción de la pobreza, además de la protección social en la medida en que contribuye al desarrollo de la persona, “superando carencias y fortaleciendo o potenciando capacidades, focalizando su atención en el individuo y en su ciclo de vida”.

El Partido de Acción Nacional Boliviano (PAN-BOL) hace referencia a este sector de la población en su acápite sobre “minorías lingüísticas”, cuando expresa que “casi el 100%” de los estudiantes” de educación primaria y secundaria asiste a escuelas donde se imparte la enseñanza en español. “En áreas donde sea predominante el idioma originario nativo se impartirá en tres idiomas, el idioma local, español e inglés; las autoridades locales deben impartir la educación en esos idiomas”, expone el documento.

Mientras, Acción Democrática Nacionalista (ADN) hace una referencia breve. “Estamos conscientes de que el respeto mutuo y convergente de la mayoría y las minorías y de los pueblos que integran la nacionalidad boliviana debe ser la base de la unidad nacional y de la marcha conjunta hacia un porvenir democrático”, dice en su programa de Gobierno.