Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 22 de septiembre de 2020
  • Actualizado 14:07

Luis Fernando Camacho pasa apuros en el centro paceño

En los videos se ve como algunos ciudadanos lanzaron frutas, objetos e insultos al candidato cruceño, a pocas horas de oficializarse las alianzas de los bloques políticos con miras a las elecciones nacionales del 3 de mayo.
 
El exlíder cívico y candidato, Luis Fernando Camacho. Foto: Captura de pantalla.
El exlíder cívico y candidato, Luis Fernando Camacho. Foto: Captura de pantalla.
Luis Fernando Camacho pasa apuros en el centro paceño
El exlíder cívico y candidato, Luis Fernando Camacho, pasó apuros cerca del  mediodía de este viernes en inmediaciones de la avenida, del mercado y la plaza que llevan su mismo apellido en la sede de Gobierno, cuando intentaba participar de la Feria de Alasita.

En los videos se ve como algunos ciudadanos lanzaron frutas, objetos e insultos al candidato cruceño, a pocas horas de oficializarse las alianzas de los bloques políticos con miras a las elecciones nacionales del 3 de mayo.

Incluso se observó que una lata de bebida le golpeó en la cabeza. El excívico dijo que disentir es parte de la democracia, pero pidió tolerancia.

Camacho, junto a su candidato vicepresidencial Marco Pumari, había visitado la tradicional Feria de Alasita que se inaugura oficialmente cada 24 de enero. Si bien recibieron algunas muestras de apoyo, los abucheos y rechazo marcaron el episodio. 

"¡Oportunista!", "¡asesino! y otros epítetos, le gritaron a Camacho, mientras que a su acompañante le increparon diciéndole: "¡vendido!" 

El político de cuarenta años salió de la feria hacia la estación de teleférico que está al frente de la plaza Camacho.

El excívico, junto a su acompañante de fórmula, tuvo que ser evacuado rápidamente por el personal de seguridad que le acompañaba`, mientras seguía el hostigamiento de personas lo insultaban. 

Pumari atribuyó el rechazo a seguidores del Movimiento al Socialismo (MAS): "Hay gente del MAS que quiere provocar violencia, La Paz no es esto, lo ha demostrado en las calles. Necesitamos entrar a un estado de reconciliación".