Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 27 de enero de 2022
  • Actualizado 16:40

Iriarte apuesta por el turismo y la creación de 5.000 microempresas

Lucio Iriarte resume su propuesta en la implementación de políticas públicas en el tema ambiental, educación, salud y saneamiento básico, además de la construcción de infraestructura.
Lucio Iriarte realiza campaña política en el municipio de Tiquipaya. UCS
Lucio Iriarte realiza campaña política en el municipio de Tiquipaya. UCS
Iriarte apuesta por el turismo y la creación de 5.000 microempresas

Promover el turismo, con todo lo que implica la construcción de infraestructura vial, hotelera y de servicios, además de impulsar la producción de alimentos orgánicos con la creación de al menos 5.000 microempresas son los pilares fundamentales del plan de gobierno de Lucio Iriarte, candidato por Unidad Cívica Solidaridad (UCS) para la Alcaldía de Tiquipaya.

Lucio Iriarte Sejas (1966) es ingeniero agrónomo, formado en la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), docente consultor e investigador científico. Tiene una experiencia académica de un poco más de 25 años.

“Me dedico justamente a la investigación científica para desarrollar políticas públicas más claras y coherentes en lo referente a la calidad alimentaria y creación de microempresas”, puntualiza.

Iriarte apunta a la conformación de al menos 5.000 microempresas (familiares) que produzcan alimentos saludables y orgánicos en la jurisdicción del municipio de Tiquipaya.

La creación de las 5.000 microempresas implica la generación de al menos 15.000 fuentes de empleo estables, en diferentes rubros.

Una buena alimentación implica, a decir de Iriarte, una mejor salud, lo que repercute en un mejor rendimiento en el trabajo y en el estudio.

La idea de Iriarte es, por ejemplo, desarrollar toda la cadena productiva de la leche, la transformación de las frutas en general, que llegan del trópico, además de los alimentos que se producen en las alturas de Tiquipaya como la papa y la oca. Asimismo, este plan de microempresas contempla el turismo.

Algunas familias, según Iriarte, se dedicarán a la repostería para diabéticos y otras a la producción de lácteos, entre algunos productos alimenticios saludables y orgánicos.

El objetivo es que Tiquipaya pueda abastecer de estos productos saludables y orgánicos a todo el sector urbano de Cochabamba, lo que implica, además, la generación de recursos económicos para el municipio.

Iriarte considera que el Gobierno debería destinar por lo menos el 10% de su presupuesto para la producción de alimentos orgánicos, para así evitar múltiples enfermedades.

Iriarte señala que en la Alcaldía se trabajará en la reingeniería presupuestaria para que se pueda reactivar la economía, diversificar la alimentación y tener una población altamente saludable.

TURISMO

Iriarte manifiesta que la base fundamental de su propuesta es desarrollar el turismo, con tres enfoques principales, la construcción de infraestructura vial, la implementación de la cadena productiva y la instalación de empresas de servicios, de modo que los turistas tengan todas las comodidades posibles durante su estadía.

Este proyecto permitirá activar la economía, generar ingresos propios para el municipio y que, además, Tiquipaya ya no funcione solamente como un dormitorio para todos los que van hasta Cochabamba para trabajar y desarrollar otras actividades.

Con el fin de capacitar a los productores agropecuarios, el municipio llegará directamente a los agricultores y no solo a algunos dirigentes, como se lo hace actualmente.

SERVICIOS BÁSICOS

Referirse a los servicios básicos es lapidario, porque el municipio no cuenta con agua potable y la gente se abastece de este líquido del río. “En cuanto al sistema de alcantarillado, el servicio es pésimo” y los pozos sépticos que abundan en esta jurisdicción contaminan las aguas subterráneas.

Asimismo, Iriarte se refiere al botadero improvisado que recibe la basura de los vecinos, que debe convertirse, como prioridad, en un relleno sanitario.

Iriarte plantea trabajar en proyectos mancomunados que tomen en cuenta a los municipios del área para encontrar soluciones conjuntas, y no seguir contaminando el agua, el aire y el suelo.

En estos proyectos mancomunados deberá contemplarse un relleno sanitario, con una visión de futuro, a largo plazo, con la industrialización de la basura. El agua potable y el alcantarillado son dos servicios básicos que deben ser trabajados en forma mancomunada con los otros municipios.

EDUCACIÓN

Iriarte resume el tema educativo en tres acciones, acceso a Wi-Fi gratuito, entrega de un bono de 400 bolivianos como parte de la canasta escolar, y la dotación de un celular o tablet a los estudiantes para que puedan acceder a las clases virtuales, modalidad que se aplica esta gestión.

Otra propuesta de Iriarte es que los estudiantes puedan salir del colegio con un título de técnico (medio o superior) en diferentes áreas, en coordinación con la Universidad Mayor de San Simón.

Iriarte afirma que los recursos económicos para implementar estos proyectos educativos están garantizados. Por ejemplo, para el pago de los 400 bolivianos por la canasta escolar, el municipio cuenta con al menos 6 millones de bolivianos que se destinan al desayuno escolar, para los más de 15 mil estudiantes.

Para adquirir los celulares o tablets, el municipio puede disponer los recursos que se destinan a la supervisión de proyectos.

Iriarte puntualizó que el municipio cuenta con 18 millones de bolivianos asignados para supervisión y monitoreo de proyectos, “es decir, se paga ese monto a personas que van a mirar las obras”.

De esos 18 millones, 10 serán destinados para el fondo complementario para la creación de las microempresas, y los 8 millones restantes se ocuparán en la compra de tablets y celulares.

El plan contempla también la firma de convenios con las empresas telefónicas con el fin de garantizar un servicio estable y de calidad para la provisión de Wi-Fi para los estudiantes de este municipio.

HOSPITAL

Iriarte considera que Tiquipaya debe contar con un hospital de tercer nivel y, viendo más allá, uno de cuarto nivel, porque cuenta con los terrenos necesarios, para convertirse en un municipio de referencia en el tema de salud en el departamento.

COLAPSO ECOLÓGICO

Iriarte tiene la intención de declarar, al tercer mes de gestión, zona de desastre ecológico al municipio de Tiquipaya, “porque no tenemos un hospital, no hay agua potable, ni alcantarillado”.

Con esta declaratoria de desastre, el objetivo es, con proyectos ya listos, conseguir recursos frescos de la comunidad internacional.

Finalmente, Iriarte asegura que llegar a la Alcaldía implica trabajar arduamente para dar soluciones, “porque no estamos entrando para jugar, porque una mejor Tiquipaya es posible, con personas preparadas, que tengan formación y criterio”.