Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 12 de abril de 2021
  • Actualizado 20:36

Coro es el habilitado, y Rivas y Choquevillca pugnan Alcaldía de Cocapata

Se trata de un cargo ya ganado por el Movimiento Al Socialismo – Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos. La disputa es entre sus militantes.
Dirigentes del municipio de Cocapata, este jueves en Cochabamba. NOÉ PORTUGAL
Dirigentes del municipio de Cocapata, este jueves en Cochabamba. NOÉ PORTUGAL
Coro es el habilitado, y Rivas y Choquevillca pugnan Alcaldía de Cocapata

Con sellos y actas en mano, un grupo de dirigentes de Cocapata llegó este jueves a Cochabamba asegurando que son los representantes legítimos de su municipio y exigiendo que su postulante, Gabriel Rivas, sea quien vaya a la Alcaldía.

A poco más de un mes de las elecciones subnacionales programadas para el 7 de marzo, los conflictos por candidaturas en Cocapata continúan entre militantes del Movimiento Al Socialismo – Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP).

El MAS-IPSP es el único partido político que inscribió candidatos en Cocapata. En la actualidad, hay un postulante habilitado, Jhonny Coro; pero, el conflicto se da por otros dos aspirantes a la silla edil, Gabriel Rivas y Simón Choquevillca.

Las diferencias se agudizaron la pasada semana, con bloqueos en la carretera al occidente, agresiones y denuncias de discriminación.

El 27 de enero hubo un bloqueo a la altura del puente Viloma, como medida de protesta contra la postulación de Simón Choquevillca.

Ese mismo día, en la oficina de enlace de Cocapata en la calle Constantino Morales, en el municipio de Quillacollo, un grupo de personas obligó al presidente del Concejo Municipal de Cocapata, Félix Padilla, a vestir una pollera y un sombrero de mujer a manera de castigo porque este comprometió la presencia del Alcalde en las oficinas, y como protesta porque en las listas de candidatos para la Alcaldía no estaba un postulante de consenso. Estas acciones derivaron en cuestionamientos y hasta un pronunciamiento de la Defensoría del Pueblo por el uso que le dieron, a modo de sanción, a la pollera.

En medio de los conflictos, días después, el 1 de febrero, renunció Darío Cabrera al cargo de Alcalde del municipio de Cocapata.

Cabrera describió que fue convocado a una reunión, pero que no había con quién instalar el diálogo. Al día siguiente, había pedido el acercamiento a las autoridades orgánicas y lograron encontrarse después del mediodía. “Su petición era la inscripción de su candidato, Simón Choquevillca, la petición era que nosotros hagamos su inscripción”, dijo aquel día aclarando que eso no era su competencia.

Por tanto, no llegaron a ningún acuerdo.

Al día posterior, el viernes29 de enero, dijo que ingresaron a la casa donde vive y que fue víctima de robos de electrodomésticos además de haber sufrido amedrentamiento, un tema que pasa a la justicia ordinaria.

Aquella noche pidieron su renuncia.

“Nosotros hemos decidido renunciar al cargo de Alcalde, para que no haya enfrentamiento entre nuestra gente de Cocapata”, dijo Cabrera hace unos días.

Pero, no problemas no terminaron.

Este jueves, ejecutivos regionales de Cocapata llegaron a la ciudad y aseguraron que representan a 16 de 19 sindicatos y que tienen el respaldo de la mayoría de las subcentrales.

“Queremos que respeten la elección de los candidatos”, repitieron en defensa de Rivas.

El dirigente de Machacamarca Germán Cardozo expresó que Rivas fue elegido por las bases y que quienes respaldan a Choquevillca son minoría. “Se está autoproclamando”, cuestionó, y agregó que legalmente ellos son los dirigentes “con acta y sello”.

EL HABILITADO

Mientras este conflicto no termina, el partido masista tiene a otro candidato habilitado.

De acuerdo con las listas publicadas por el Tribunal electoral Departamental (TED), el MAS-IPSP inscribió a Jhonny Coro Aduviri.

Sin embargo, fuentes de esa organización política informaron que este nombre será sustituido una vez que se solucione el problema.

De acuerdo con la normativa electoral vigente, el cambio de candidatos, dependiendo de las circunstancias, puede darse hasta pocos días antes de las elecciones.