Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 04 de diciembre de 2020
  • Actualizado 16:53

OFERTA ELECTORAL PARA LA POLICÍA Y LAS FUERZAS ARMADAS

Candidatos prevén auditorias, mejores salarios y modernización

Los frentes políticos plantean reconocimientos económicos, mejor infraestructura y equipamiento para las tropas.

Las fuerzas del orden, durante su trabajo en conflictos en Cochabamba. DICO SOLÍS
Las fuerzas del orden, durante su trabajo en conflictos en Cochabamba. DICO SOLÍS
Candidatos prevén auditorias, mejores salarios y modernización

Los policías y los militares también son foco de atención para los candidatos que buscan ser el próximo Gobierno de Bolivia. Las elecciones nacionales están previstas para el domingo 18 de octubre.

En los planes de Gobierno de los frentes políticos se expone en la oferta para la Policía Boliviana con reformas a la institución, auditorías en la Academia de Policías, nivelar los salarios del personal al de las Fuerzas Armadas y mejorar sus condiciones laborales, entre otras.

En el caso de las Fuerzas Armadas (FFAA), prevén su modernización, profesionalización, reconocimientos económicos a quienes trabajen lejos y más.

POLICÍA La organización política Comunidad Ciudadana (CC) prevé una nueva política de seguridad ciudadana y la reforma integral de la Policía Boliviana.

Plantea una nueva Academia. “Realizaremos una auditoría técnica y académica de la Academia Nacional de Policías para realizar una profunda reforma institucional que valorice el trabajo de nuestros policías”.

Acota “tolerancia cero a la corrupción policial”, y garantiza mayor eficiencia y transparencia de y, en consecuencia, mayor seguridad a la ciudadanía, a través de la Entidad Autónoma de Probidad Pública, responsable del monitoreo y control de las acciones de la Policía en interacción con la ciudadanía “a través de cámaras de registro en tiempo real de los operativos”.

La alianza Creemos tiene un plan de emergencia para el fortalecimiento de la Policía, ejecutado por el Ministerio de Gobierno, y elaborado con la participación directa de la Policía, para garantizar el equipamiento, mejorar las instalaciones y acuartelamientos.

También plantea la equiparación Salarial con las Fuerzas Armadas. “Se propone lograr la equiparación salarial entre miembros de la Policía Boliviana y las Fuerzas Armadas hasta el ejercicio financiero del año 2025, recortándose anualmente la diferencia en un 20% a partir del año 2021”.

Propone, además, establecer una política de formación especializada a las tareas asignadas a las diferentes unidades policiales y dotar a la Policía de los medios y materiales más eficientes, como armamento no letal y pistolas eléctricas, para las unidades encargadas de la patrulla y prevención del delito.

Libertad y Democracia (Libre 21) ofrece mejorar las condiciones de la Policía, desde la administración, hasta la capacitación de los policías, “de manera que se ganen la confianza de la gente y sean vistos como sus protectores”. Además, incluye la profesionalización e institucionalización, y tomar las medidas necesarias, para que no sea politizada ni ideologizada.

El partido de Acción Democrática Nacionalista (ADN) propone que se establezcan controles y la dictación de normas para que la Policía cumpla sus tareas profesionales de prevención y lucha contra la delincuencia común y el narcotráfico, “sin interferencias partidistas”.

Apunta también la importancia de eliminar la corrupción.

El Movimiento Al Socialismo – Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP), sostiene en su plan “continuar con el fortalecimiento y modernización de la Policía Boliviana, para mejorar sus instrumentos y medios de lucha contra la criminalidad y la inseguridad ciudadana; incorporar mecanismos que garanticen la transparencia en las funciones que realiza la Policía; e implementar procedimientos que aseguren la selección de agentes policiales altamente capacitados y con honestidad para servicio del pueblo”.

FUERZAS ARMADAS El Frente Para la Victoria (FPV) ofrece Fuerzas Armadas profesionales, flexibles, eficaces, eficientes y de accionar conjunto, fortaleciendo la adquisición, modernización, repotenciación, renovación tecnológica, reparación y mantenimiento del equipamiento.

Agrega que se optimizará la estructura de ingresos aplicable al personal y se definirá la mejora del sistema previsional, reconociendo el concepto de “pensión renovable” y adecuando la normativa.

“Se instaurará un sistema de reconocimiento económico-financiero y de bienestar, a los miembros de las Fuerzas Armadas que cubren funciones en lugares alejados del territorio y para los deudos de los miembros de las Fuerzas Armadas caídos en defensa de la Nación, así como para los que resulten incapacitados físicamente/psicológicamente a consecuencia de acciones de armas en cumplimiento de sus funciones”.

Creemos propone un plan de modernización y potenciación de las Fuerzas Armadas para el período 2021-2030, “con el fin de habilitar y mejorar las condiciones de vida de la tropa en sus instalaciones, dotarles del vestuario, equipamiento y alimentación, necesarias y modernizar los equipos a su disposición”.

Acota la profesionalización de un número limitado de unidades militares, entre las que se encargan de misiones de elevada peligrosidad, “con personal permanente que haga la carrera militar, con el fin de potenciar su capacidad de funcionamiento y mejorar su desempeño”.

CC asegura que respetará la institucionalidad meritocrática de las FFAA. “Promoveremos su participación cualificada, mediante instancias operativas y de capacitación propia, para mejorar la respuesta nacional ante desafíos del siglo XXI, como los derivados del Cambio Climático (incendios, inundaciones, migraciones, etc.), entre otras crisis socioambientales”, plantea.

ADN plantea que “se resguardará la verdadera misión de las Fuerzas Armadas, una de las instituciones fundamentales de la nación. En este sentido, impedirá la intromisión sectaria en el cumplimiento de sus principios funciones de resguardo de la integridad y de la soberanía de la Patria”.

Libre 21 considera que las Fuerzas Armadas deben ser fortalecidas, recuperar la institucionalidad, respetar su independencia, potenciarlas para enfrentar al narcotráfico y crimen organizado, realizar tareas conjuntas con la Policía, cuidar el territorio nacional y apoyar en tareas de desarrollo del país.

Las organizaciones

Hay siete organizaciones políticas que quieren ser el próximo Gobierno nacional de Bolivia: FPV, Creemos, PAN-BOL, CC, MAS-IPP, ADN y Libre 21.