Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 04 de diciembre de 2020
  • Actualizado 17:01

ECONOMÍA Y ÁMBITO LABORAL

Candidatos ofrecen trabajo, nivelar salarios y un ministerio de la mujer

Las organizaciones de mujeres piden reformas legales, mejorar la calidad de vida, seguros de salud y jubilación, entre otras demandas.

Mujeres trabajando en el servicio de Impuestos en Cochabamba. DICO SOLÍS
Mujeres trabajando en el servicio de Impuestos en Cochabamba. DICO SOLÍS
Candidatos ofrecen trabajo, nivelar salarios y un ministerio de la mujer

Las mujeres quieren la garantía de trabajo para las víctimas de violencia, recursos, leyes específicas, seguros de salud y jubilación y créditos, entre otros. Piden a los políticos incluir estos temas en la agenda del próximo Gobierno nacional.

Los candidatos que buscan el voto de la ciudadanía exponen en sus planes de Gobierno aspectos relacionados con la economía y el ámbito laboral de la mujer, pero no todo coincide con las demandas.

La Coordinadora de la Mujer resume una serie de exigencias. Respecto a una justicia económica, sostiene la necesidad de un modelo de desarrollo económico con justicia de género; la reforma de la política fiscal, que abarca el régimen de impuestos y el presupuesto público, para reducir la desigualdad económica de género; una ley específica de inversión para políticas, estrategias y servicios para reducir las brechas de desigualdad; mejorar la calidad de vida; condiciones para el ejercicio de los derechos laborales; trabajo digno y el control, vigilancia y sanción de prácticas discriminatorias contra las mujeres en el proceso de contratación, desarrollo profesional y remuneración; e igual remuneración por trabajo de igual valor.

Una mujer atiende a otra en un banco de la ciudad de Cochabamba. DICO SOLIS

Una mujer atiende a otra en un banco de la ciudad de Cochabamba. DICO SOLIS

En lo relacionado a la protección social, exigen políticas para el acceso a seguros de salud y jubilación de mujeres del sector informal, trabajadoras por cuenta propia y asalariadas del cuidado; y políticas de protección para quienes realizan trabajo doméstico y de cuidado no remunerado.

La Coordinadora de la Mujer también hace referencia a la autonomía económica y pide apoyo y fortalecimiento a iniciativas de emprendimiento de mujeres productoras; fortalecimiento del comercio justo interno y externo; acceso en igualdad de condiciones a recursos financieros, tecnológicos, gerenciales y otros; y la reglamentación específica para la inscripción de las trabajadoras del hogar en la Caja Nacional de Salud, entre otros.

Sobre el acceso a recursos se contempla el cumplimiento de la normativa sobre el derecho de las mujeres al acceso, tenencia, herencia y titularidad de la tierra, privada y colectiva; y el acceso de las mujeres del área rural, de bajos ingresos y jefas de hogar a programas de créditos y de vivienda.

LAS PROMESAS

Los candidatos hacen una serie de promesas en torno al tema económico, productivo y laboral para las mujeres en Bolivia, aunque las demandas son mayores para quienes gobiernen el país en la próxima gestión.

La alianza Creemos, relacionando el tema de economía con lo referido a la violencia, plantea medidas de apoyo para superar la violencia económica, para que mujeres afectadas tengan acceso independiente al mercado laboral.

Agrega la aprobación de disposiciones legales, entre ellas una ley para que las empresas con más de 50 trabajadores contraten “como mínimo a una mujer que haya sufrido o esté sufriendo violencia de género”.

También promete fortalecer la igualdad, con acciones para “disminuir hasta eliminar la brecha salarial entre hombres y mujeres por realizar el mismo trabajo y que se fomente la participación de la mujer en espacios de representaciones políticas, empresariales y gremiales”.

El Movimiento Al Socialismo – Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP) propone para 2020-2025 la participación de la mujer dentro de la sociedad y la economía, como actor de transmisión de saberes y valores de la cultura; y valorizar la contribución de su trabajo de cuidado a la economía y su inclusión en el Producto Interno Bruto (PIB).

Respecto al empleo ofrece equidad entre trabajadores y trabajadoras. “Las mujeres recibirán incentivos para ampliar su incorporación al mundo laboral”.

Junto con los jóvenes, promueve empleo digno e ingresos adecuados, además de “procurar una mejor inserción laboral de la mujer, liberándola de las amplias obligaciones del cuidado familiar”.

El partido Comunidad Ciudadana (CC) ofrece, para los trabajadores en la construcción, un seguro laboral y planes de jubilación, “con especial énfasis en las mujeres”.

Sobre la agenda de igualdad en trabajo y economía, ofrece implementar un ministerio de las mujeres, que promueva derechos, acompañe las prioridades de desarrollo sostenible, políticas sociales universales, trabajo remunerado y no remunerado, y transformaciones éticas.

También prevé un observatorio, un sistema, en tiempo real, para identificar brechas salariales en los sectores y las ocupaciones de mayor creación de empleo. “Haremos seguimiento con regulación e incentivos para lograr equidad e igualdad en el acceso, permanencia, ingresos y oportunidades de ascenso en los puestos de trabajo”, dice su programa.

CC garantiza la igualdad en el acceso y permanencia laboral en los niveles jerárquicos del Estado, además de mecanismos de certificación de igualdad de género en la estructura gerencial de empresas y del sector público.

Libertad y Democracia (Libre 21) haciendo referencia a la crisis económica menciona a las mujeres dentro los grupos vulnerables, niños y jóvenes en situación de pobreza, mujeres embarazadas y madres solteras, adultos mayores, comunidades indígenas y personas con discapacidades.

Plantea el trabajo en tres áreas prioritarias de acción: políticas que permitan generar oportunidades para ellos, de manera que puedan salir del área de vulnerabilidad: infraestructura y líneas de acción, para atender a estas personas, cuando enfrenten una situación que los lleve a un estado crítico; y apoyo para superar la crisis y alejarse de la zona de vulnerabilidad.

Por su lado, el Frente Para la Victoria (FPV) incluye a la mujer cuando expone, en su documento la política inclusiva, de género y multicultural, y se compromete a fortalecer, mejorar, optimizar, implementar políticas sociales y productivas, que permitan brindar en primera instancia una atención social y sostenibilidad mediante la producción.

Además, sostiene que las políticas sociales “están orientadas a la reducción de la pobreza, superar la desigualdad y lograr la inclusión social, con enfoque de género e interculturalidad”.

Acota que la protección social, es necesaria en la medida que contribuye al desarrollo de la persona.

Trabajo del hogar

El artículo 338 de la Constitución Política del Estado señala que el Estado reconoce el valor económico del trabajo del hogar como fuente de riqueza, y que éste deberá cuantificarse en las cuentas públicas.