Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 26 de noviembre de 2020
  • Actualizado 10:50

El ausentismo está por debajo del promedio de 14% registrado en 2002

El presidente del Tribunal Supremo Electoral, TSE, Salvador Romero explicó que la asistencia de los electores tuvo incluso mejor respuesta en 18 años.

 

El conteo de votos tras el cierre de ánforas, en las elecciones del 18 de octubre, en Bolivia. EFE
El conteo de votos tras el cierre de ánforas, en las elecciones del 18 de octubre, en Bolivia. EFE
El ausentismo está por debajo del promedio de 14% registrado en 2002

El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, afirmó el lunes que la participación ciudadana en las elecciones generales del domingo llegó al 87%, lo que implica que el ausentismo alcanzó el 13%, una cifra inferior al promedio del 14% que se registró en el país desde 2002, en seis comicios generales, según los cómputos oficiales.

En una revisión de los cómputos oficiales de las elecciones generales desarrolladas en los últimos 18 años, en las que se incluye las del año pasado que fueron anuladas por denuncias de fraude, se encuentra que hubo estas votaciones en 2002, 2005, 2009, 2014, 2019 y 2020.

En orden cronológico, en las elecciones generales de 2002 el padrón electoral fue de 4.164.909 inscritos, de los que sólo 2.994.065 acudieron a emitir su voto. En este caso, la participación ciudadana llegó al 71,89% y, por lo tanto, el ausentismo fue del 28,11%, la cifra más alta de los últimos 18 años. Dicho de otra forma, de cada 100 electores, 28 no acudieron a sufragar.

Para los comicios generales de 2005, la entonces Corte Nacional Electoral (CNE) tenía 3.671.152 electores, de los que 3.102.417 emitieron su voto. O sea, la participación alcanzó el 84,5% y el ausentismo, 15,5%. En esa votación, el MAS, con Evo Morales como candidato, se impuso con más del 50% de los votos.

Cuatro años después, en 2009, el padrón electoral tuvo un crecimiento significativo, pues llegó a 5.139.554 inscritos, de los que 4.859.440 votaron. Este proceso electoral se constituye en el de mayor participación ciudadana de los últimos 18 años, pues el 94,54% de los electores acudieron a los centros de votación y el ausentismo llegó a apenas 5,45%. Sólo 5 de cada 100 personas incumplieron la obligación de emitir su voto.

Los bolivianos volvieron a ser convocados para los comicios generales de 2014. Para ese año el padrón electoral volvió a tener un incremento considerable, pues registró 6.243.138 inscritos. De ellos, sólo 5.487.676 personas cumplieron con su deber ciudadano de votar. En este caso, la participación fue de 87,89% y el ausentismo volvió a ser alto, el 12,10%.

Un lustro después, las autoridades electorales llamaron a las elecciones generales. Esta vez el padrón electoral llegó a 7.315.364 personas habilitadas para sufragar. En esta gestión, 6.460.515 votaron, lo que arrojó el dato de 88,3% de participación y 11,7% de ausentismo. No obstante, estos comicios fueron anulados por denuncias de fraude que habría cometido el Movimiento Al Socialismo (MAS). Actualmente hay dos procesos judiciales instaurados por esta acusación.

En un proceso están como acusadas las exautoridades del Tribunal Supremo Electoral (TSE) María Eugenia Choque, Antonio Costas, Idelfonso Mamani, Lucy Cruz, Lidia Iriarte y Edgar Gonzales. En otro proceso figuran como sindicados los presuntos autores intelectuales, entre ellos el expresidente Evo Morales.

Para los comicios generales de este 2020 aún no se cuentan con resultados oficiales. No obstante Romero afirmó que la asistencia de las personas llegó al 87%, lo que implica que el ausentismo alcanzó el 13%, la segunda cifra más alta desde las elecciones de 2002.

Hasta cerca del mediodía, según el cómputo oficial que se lleva adelante en el TSE, cerca al 61,14% del conteo, se tiene una participación de 88,21% y un ausentismo de 11,79%.