Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 27 de enero de 2023
  • Actualizado 00:08

Asamblea Legislativa acepta las renuncias de Evo Morales y Álvaro García Linera en polémica sesión

La sesión, que se instaló dos horas después de lo previsto, estuvo marcada por el descontento de asambleístas de Unidad Demócrata y también de una parte del Movimiento al Socialismo (MAS).
 
17fa3794-6d5a-46c1-9b93-9ade735bd4d3
Sesión de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP).
Asamblea Legislativa acepta las renuncias de Evo Morales y Álvaro García Linera en polémica sesión
En una polémica sesión, la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), con mayoría del Movimiento al Socialismo (MAS), aceptó la renuncia del expresidente Evo Morales y del exvicepresidente Álvaro García Linera.

La sesión, que se instaló dos horas después de lo previsto, estuvo marcada por el descontento de asambleístas de Unidad Demócrata y también de una parte del Movimiento al Socialismo (MAS).

Sin hacer caso a los pedidos de uso de la palabra, Eva Copa, que dirige la sesión, dio curso a la dispensación de trámite, para que diputados y senadores puedan votar sobre la dimisión de Morales y García Linera.

Así, entre gritos y disturbios, se procedió a dar lectura y votar para aceptar las cartas de renuncias que ambas exautoridades habían presentado el pasado 11 de noviembre.

Cabe señalar que en ambos casos la aprobación se dio por mayoría, asambleístas del MAS pidieron la reconsideración de la decisión, hecho que no tuvo el respaldo suficiente para llevarse a cabo.

En la sesión, incluso se conoció que Morales envió una segunda nota al Legislativo para insistir en la lectura de su carta de renuncia, al igual que diputadas de su partido, que también pidieron a la directiva conocer el documento.

Morales y García Linera renunciaron a la presidencia y vicepresidencia del país, respectivamente, el pasado 10 de noviembre, envueltos en denuncias de un supuesto fraude electoral y tras perder el apoyo de la Policía y las Fuerzas Armadas.

Ambas exautoridades se fueron, el 12 de noviembre, a México, donde recibieron asilo político. Ahí estuvieron durante un mes, hasta que a mediados de diciembre se trasladaron a Argentina, donde solicitaron refugio.