Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 03 de diciembre de 2020
  • Actualizado 13:42

Arrecia presión y críticas contra el MAS; rechazan anulación de 2/3

El presidente electo, Luis Arce, asegura que no hay de que preocuparse mientras Human Rights Watch observó el “cambio de reglas del juego”, lo que es un mal precedente.
 
La concentración en la plazuela Las Banderas, en Cochabamba, en contra de la anulación de los 2/3. DICO SOLÍS
La concentración en la plazuela Las Banderas, en Cochabamba, en contra de la anulación de los 2/3. DICO SOLÍS
Arrecia presión y críticas contra el MAS; rechazan anulación de 2/3

La decisión de la Cámara de Senadores y Diputados de modificar su reglamento y anular los 2/3, para que algunas decisiones en la Asamblea Legislativa solo requieran de la mayoría, generó críticas y medidas de presión en diferentes regiones del país.

Los pedidos de retroceder en la decisión alcanzan al presidente electo Luis Arce y el vicepresidente David Choquehuanca toda vez que los legisladores del Movimiento Al Socialismo (MAS) culminaron con sus funciones ayer.

El Director de Human Rights Watch para América Latina, José Manuel Vivanco, manifestó que es un mal precedente que el MAS haya “cambiado las reglas” de los dos tercios en la Asamblea Legislativa para hacerlas a su medida.

“Un día antes de perder la mayoría de dos tercios en el Senado de Bolivia, el MAS redujo el umbral de 2/3 de los votos para decidir importantes materias. El MAS cambió las reglas del juego para hacerlas a su medida. Mal precedente”, tuiteó el activista.

LEGALIDAD

Expertos en leyes explicaron que las acciones de los asambleístas salientes, que atañen a la próxima gestión, son nulas porque ya no están en ejercicio de funciones. Así lo informó el constitucionalista Luis Santiesteban.

“El mandato de los asambleístas que modificaron los reglamentos en Diputados y Senadores concluyó el 26 de octubre, de acuerdo con la Declaración Constitucional 001/2020 y la Ley 1270. No puede existir dos asambleas”, explicó.

Dijo también que la oposición debe aplicar una acción abstracta de inconstitucionalidad o en su defecto un recurso de inconstitucionalidad.

Por su parte, el líder de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, pidió a Arce que ordene a los legisladores del MAS dejar sin efecto los cambios antes de la posesión presidencial, de lo contrario, advirtió con interponer una demanda constitucional y no participar en la posesión de los mandatarios electos, programada para el 8 de noviembre.

"En el momento en que se esté produciendo la posesión del señor presidente Luis Arce nosotros estaremos firmando una demanda de carácter constitucional para que se revierta esta arbitrariedad", enfatizó.

Entre tanto, el líder de la alianza Creemos, Fernando Camacho, afirmó se pondrá en marcha los mecanismos jurídicos necesarios para “resistir ese atropello”.

CRÍTICAS

El expresidente Jorge Tuto Quiroga calificó como un "atroz abuso" los cambios que se hizo.

Ante ese escenario, el exmandatario pidió al vicepresidente electo dejar sin efecto esos ajustes y demostrar su "vocación democrática".

"En el pasado paramos esos abusos con huelga de hambre en AsamConst y el Congreso, nuevos parlamentarios deben luchar para reponer los dos tercios", agregó.

El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, aseguró que el MAS reafirmó su conducta antidemocrática y “reafirma la incomprensión de lo que han dicho los ciudadanos en las urnas".

Entre tanto, la presidenta Jeanine Áñez consideró que cambiar las normas para mandar más es ir en contra de la libertad.

"La democracia responde a la pregunta 'quién manda'. La respuesta es 'manda la mayoría'. La libertad responde a la pregunta 'hasta dónde manda esa mayoría'. La respuesta es 'hasta donde marca la ley'. Por eso cambiar leyes para mandar más, va contra la libertad", expresó, a través de su cuenta en Twitter (@JeanineAnez).

EL MAS

El presidente electo del país, Luis Arce, sostuvo que el procedimiento mantiene la legalidad y que existirán muchos aspectos importantes que seguirán requiriendo de los dos tercios para aprobarse.

“La información que me han dado es que claramente lo que ha hecho nuestra Asamblea es mantener toda la legalidad, hay muchas, muchas leyes que se van a aprobar por dos tercios, eso lo establece la normativa, así que no debe haber ninguna preocupación por parte de la población”, dijo.

Las senadoras del MAS, Eva Copa y Máxima Apaza, justificaron, por separado, que se modificó el reglamento solo por temas administrativos y para luchar contra la corrupción.

Copa remarcó que el trabajo continuará como se "acostumbraba" y no hay ningún motivo para "alarmarse o causar susceptibilidad" en la población.

El presidente de Diputados, Sergio Choque, aseveró que solo se modificaron temas administrativos, pero sigue el requisito de dos tercios en materias dispuestas por la Constitución como elecciòn de Defensor del Pueblo y otros.

Condena a la represión

Las determinaciones tomadas en Senadores y Diputados derivaron en una protesta pacífica en la acera de la Asamblea Legislativa, en la Plaza Murillo, ayer en la mañana, por parte de mujeres activistas de la organización Ríos de Pie, que derivó en un desalojo violento. Las levantaron del piso y sacaron del lugar tras ser agredidas verbalmente por simpatizantes del MAS.

La Defensoría del Pueblo denunció y condenó el “uso abusivo de la fuerza por parte de efectivos policiales para reprimir y desalojar a cuatro mujeres activistas”.

La institución defensorial lamenta que nuevamente la Policía Boliviana incurra en actos violentos, cuando su rol es precautelar los derechos y la seguridad de la población boliviana, sobre todo de las poblaciones en situación de vulnerabilidad como son las mujeres.

Imágenes que circulan en redes sociales y difundidas por medios de comunicación muestran la afectación a la integridad física de las cuatro mujeres que recibieron empujones en el piso y fueron arrastradas, poniendo en evidencia un uso desproporcional e innecesario de la fuerza policial. También se observa que algunos efectivos intentaron impedir que ciudadanos filmen o tomen fotografías de la represión realizada.

“La Defensoría del Pueblo exige y reitera su demanda a las autoridades de la Policía Boliviana para que se asuman medidas correctivas ante este tipo de atropellos e inicien las investigaciones correspondientes para determinar la responsabilidad de los efectivos policiales involucrados”, dice una nota de prensa.

La Delegación Defensorial Departamental de La Paz investigará este hecho y hará seguimiento a las acciones que asumirá la institución del orden.