Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 01 de marzo de 2021
  • Actualizado 00:38

Arce enfrenta exigencia de carteras y choques, pero hay acuerdo en Senado

El Presidente lidia con la petición de despachos por parte de El Alto y de la viuda del minero Gutiérrez. Creemos, el MAS y CC consensuaron conformar comisiones de trabajo.
El presidente de Bolivia, Luis Arce, en su visita a Potosí, para conmemorar sus 210 años. ABI
El presidente de Bolivia, Luis Arce, en su visita a Potosí, para conmemorar sus 210 años. ABI
Arce enfrenta exigencia de carteras y choques, pero hay acuerdo en Senado

En lo que va de la primera semana de su mandato, el presidente del Estado, Luis Arce, se ha encontrado con varias tareas y conflictos desatados apenas conformó su equipo de trabajo. No obstante, en contrapartida hay buenas luces de entendimiento entre Creemos, Comunidad Ciudadana (CC) y el Movimiento Al Socialismo (MAS) en el Senado, luego de que los tres frentes políticos acordaran la creación de comisiones y comités para el desarrollo del período legislativo 2020-2021.

“Lo que hay que destacar es que hubo un acuerdo unánime entre las tres fuerzas políticas y, prácticamente, bajo consenso", manifestó el presidente del Senado, Andrónico Rodríguez.

Cecilia Requena, de CC, subrayó: "Dentro del espacio que nosotros teníamos para decidir, no solo nos hemos puesto de acuerdo como bancada de comunidad Ciudadana, sino también con Creemos y todos hemos aprobado esa resolución y esa composición”.

La senadora resaltó que la intención es promover labores constructivas, lejos de ir detrás de un “bloqueo” por parte de la oposición. Se crearon 10 comisiones. Seis de ellas están lideradas por el partido azul, tres por CC y una por Creemos.

Mientras que los asambleístas del Senado lograron llegar a buen puerto, las primeras jornadas de Arce como Mandatario transcurren agitadas. La  viuda del minero Orlando Gutiérrez, fallecido el 28 de octubre en circunstancias que aún no fueron aclaradas, instaló una vigilia en la Plaza Murillo para exigir que la cartera de Minería sea comandada por el hermano del dirigente. Considera que ese despacho le “corresponde” a su familia, puesto que Gutiérrez dio la vida por la causa. Uno de los rumores, antes de su deceso, era que Minería sería liderada por el extinto líder. 

La medida de presión también apunta a un pedido de justicia para esclarecer si hubo responsables de su fallecimiento.

Por otro lado, una jornada después de que se produjeran fuertes enfrentamientos en la sede de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) paceña, el dirigente Jesús Vera llamó a un “congreso conjunto” para acabar con la división.

Justino Apaza, de la Fejuve, presentó una denuncia ante la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) para apuntar a un “intento de toma”. Las instalaciones de la sede fueron precintadas y también se colectaron elementos que funcionarán como evidencia de los destrozos.

Una facción alteña del MAS, presidida por David Apaza, rechazó la conformación del gabinete de Arce, en el que solo aparece un alteño, el jurista Rogelio Mayta.

Quiere los despachos de Obras Públicas, Medio Ambiente y Agua; y el de Culturas, según ERBOL. “Basta de que la ciudad de El Alto sea tomada para hacer campaña. El Alto no puede ser la quinta rueda del carro”, refirió el dirigente.

En contrapeso, el Gobierno recibió el apoyo de la Central Obrera Regional de esa ciudad. El secretario ejecutivo Eliseo Suxo solicitó que “dejen trabajar al nuevo equipo”, puesto que Arce escogió a las personas idóneas para enfrentar la crisis. De todos modos, recordó que El Alto “siempre fue relegado por todos los gobiernos”.

Otro elemento se presenta adverso para esa urbe. El sector de los bares y cantinas resolvió poner un ultimátum de “48 horas” para que las autoridades alteñas brinden soluciones con miras a reactivar el rubro. Según Urgente, si el pedido no es escuchado, podrán instalar huelgas de hambre y movilizaciones.

Por su parte, la Central Obrera Boliviana (COB) adelantó que le pedirá al Mandatario que haga efectivo el pago del Bono Contra el Hambre (1.000 bolivianos) este año debido a la urgencia. El dirigente Juan Carlos Huarachi se mostró preocupado por ello, ya que la Navidad está próxima.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad