Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 12 de abril de 2021
  • Actualizado 21:23

Áñez y Copa, las mujeres del poder que van a subnacionales

La exmandataria y la expresidenta del Senado se presentaron como candidatas a la Gobernación de Beni y Alcaldía de El Alto por diferentes siglas políticas tras alejarse de Demócratas y el MAS.
La exmandataria Jeanine Áñez y la expresidenta del Senado Eva Copa, ahora candidatas. ARCHIVO
La exmandataria Jeanine Áñez y la expresidenta del Senado Eva Copa, ahora candidatas. ARCHIVO
Áñez y Copa, las mujeres del poder que van a subnacionales

Las dos mujeres que dirigieron el país después de los conflictos postelectorales, que derivaron en la renuncia de Evo Morales a la presidencia, se presentan como candidatas rumbo a las Elecciones Subnacionales del 7 de marzo de 2021.

La exmandataria Jeanine Áñez, que representaba a Demócratas, y la expresidenta del Senado Eva Copa, del Movimiento Al Socialismo (MAS), buscan el apoyo en sus regiones.

Ambas tienen en común que decidieron alejarse de los partidos a los que representaron en el Gobierno y que les dieron la oportunidad de ingresar a la arena política. Vieron falta de respaldo, lo que provocó fisuras internas.

Áñez postula a la Gobernación de Beni mientras que Copa va por la Alcaldía de El Alto.

GANADORA

La expresidenta postula por la Alianza Ahora, conformada por Unidad Nacional (UN) y Hagámoslo por Trinidad.

De acuerdo con el dirigente de UN, Jorge Rivera, la postulación de la expresidenta se da producto de una negociación con el frente que preside el alcalde de Trinidad, Mario Suárez, y encuestas que le dan como potencial ganadora en esa región.

Áñez, a través de un video difundido en sus cuentas oficiales en las redes sociales, anunció su renuncia a Demócratas y acusó a algunos de sus integrantes, como Ernesto Suárez, de ser parte de la “vieja política” y “traicionar” al Beni.

Incluso, en su mensaje difundido la noche del domingo, ya lanzó una propuesta para su posible candidatura a Gobernadora: el lanzamiento del ‘Bono Beni’, para ayudar a cada familia beniana frente a la situación difícil ocasionada por el virus del COVID-19 y el centralismo.

Rivera, manifestó que para que se desarrolle el departamento del Beni “no solamente es con gente nueva sino también con ideas nuevas”.

En ese contexto enfatizó que “Beni necesita desarrollo, caminos, un nuevo Plan de Uso de Suelo”.

OTRA CAMISETA

La agrupación política Jallalla La Paz presentó ayer a Copa, después de varias reuniones que permitieron un consenso amplio con diferentes sectores. Así lo informó el representante de la organización, Leopoldo Chui, quien también confirmó la candidatura a la Gobernación de La Paz de Felipe Quispe, el Mallku.

Hasta la anterior semana, la postulante fue precandidata del MAS junto con Wilma Alanoca, Abel Mamani y Daniel Ramos; sin embargo, esa organización definió postular a Zacarías Maquera.

"Voy a ir a la cancha con otro color, seguiré peleando por mis convicciones, seguiré siendo de un partido de izquierda, seguiré peleando por el más humilde y, sobre todo, voy a seguir peleando por mi pueblo, la ciudad de El Alto", dijo Copa, mientras contenía las lágrimas.

Cambió el chaleco azul por el rojo representativo de la agrupación Jallalla.

Dijo que su corazón siempre será azul por la oportunidad que se la ha dado, pero ahora toca demostrar en la cancha.

Agregó que se siente decepcionada por algunos grupos del MAS que no permiten que haya renovación ni que surjan nuevos liderazgos.

Más antes, el Movimiento Tercer Sistema (MTS) decidió invitar a Copa, a solicitud de sus bases, según el líder político de esta organización política, Félix Patzi.

REACCIONES

El candidato del MAS, Zacarías Maquera, también conocido como Ratuqui, dijo que Copa está mal orientada, por lo cual le pidió reflexionar para volver al camino. 

Desde otros sectores, calificaron su decisión como una traición al partido. 

Para el Mallku, la expresidenta del Senado se merece respeto porque fue la única mujer que enfrentó a los golpistas y racistas. A su vez lamentó que en su partido no se haya podido reconocer su trabajo político ideológico.

Dijo que el MAS lleva la capucha de indígena e izquierdista, pero en la realidad es un verdugo de los originarios. 

“En el partido MAS existe crudo racismo, porque es una élite que se ha acomodado”, observó.