Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 17 de mayo de 2021
  • Actualizado 12:11

Cámara de seguridad demuestran que Dockweiler mintió al decir que un centro de salud estaba cerrado

Para la filmación de una pieza propagandística, Dockweiler se acercó al centro de salud de Villa Fátima, que depende del municipio, y denunció que estaba cerrado.
El exgerente de Mi Teleférico César Dockweiler. ARCHIVO
El exgerente de Mi Teleférico César Dockweiler. ARCHIVO
Cámara de seguridad demuestran que Dockweiler mintió al decir que un centro de salud estaba cerrado

La Alcaldía de La Paz, usando las grabaciones de cámaras de seguridad, desmintió que un centro de salud hubiera estado cerrado a la atención al público, como afirmó el candidato del MAS al municipio, César Dockweiler, en un spot publicitario. Incluso se ve cómo un funcionario del centro médico habla con él.

“La Alcaldía desmiente las declaraciones del candidato César Dockweiler, quien indicó que el centro de salud Villa Fátima se encontraba cerrado el 12 de febrero a las 13.52. La realidad fue captada en cámaras”, dijo el gobierno municipal mediante un mensaje de Twitter.

El mensaje agrega que “Allegados al candidato cerraron la vía para la grabación, que fue interrumpida por personal médico del centro, que cumplían su trabajo con normalidad”.

Para la filmación de una pieza propagandística, Dockweiler se acercó al centro de salud de Villa Fátima, que depende del municipio, y denunció que estaba cerrado.

“Hola a todos, como están, son las dos menos cinco de la tarde en este momento. Me encuentro en el centro de salud de Villa Fátima y ¿saben? está cerrado”, dice Dockweiler en la grabación.

Todo ello resultó desmentido por las filmaciones. En ellas se observan que personal de salud salió en determinado momento por la puerta principal del centro. Ello no motivó a que Dockweiler suspendiera la emisión de su spot publicitario.

La Alcaldía mostró las imágenes de la cámara de seguridad en la que se observa que asistentes del candidato del MAS primero cierran la vía, atravesando un vehículo en plena calle, para poder filmar la pieza. Luego Dockweiler, en la puerta del centro médico, parece sorprenderse cuando sale el personal de salud. Da unos pasos hacia atrás e intenta disimular. Pero luego sigue filmando su spot.

El centro médico de Villa Fátima trabaja con medidas de bioseguridad y por eso mantiene las puertas cerradas, pero es evidente para los interesados que existe personal en su interior.