Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 04 de diciembre de 2020
  • Actualizado 16:26

14 exautoridades del MAS pierden apoyo en nuevo Gobierno de Arce

Los sectores sociales y algunos líderes políticos del partido azul no perdonan y califican a algunos de ellos de “oportunistas” y los cuestionan por no haber “luchado” en este año.
Las exautoridades que se encuentran fuera del país. ARCHIVO
Las exautoridades que se encuentran fuera del país. ARCHIVO
14 exautoridades del MAS pierden apoyo en nuevo Gobierno de Arce

El exvicepresidente Álvaro García Linera y otras 13 exautoridades del gobierno de Evo Morales, que salieron del país tras la crisis postelectoral del 2019, experimentan el rechazo de los grupos afines al Movimiento Al Socialismo (MAS). Y es que los sectores sociales no les perdonan lo que consideran “abandono” y ahora quieren dar oportunidad a otras personas para formar parte del gabinete y el entorno del presidente electo Luis Arce.

A casi un año de los conflictos que derivaron en la renuncia de Morales, algunos de ellos “reaparecieron”, a través de las redes sociales, para expresar su opinión ante el triunfo del MAS, lo que fue calificado como “oportunismo”.

Sin embargo, Arce ya lo dijo. Este nuevo Gobierno tendrá renovación y predominará la participación de jóvenes y profesionales.

Por otro lado, los solicitantes de salvoconducto que se encuentran en la embajada de México, en La Paz, son los exministros Juan Ramón Quintana, Héctor Arce, Javier Zavaleta, Wilma Alanoca y Hugo Moldiz, además de otros exfuncionarios de menor rango.

EN ARGENTINA

La presencia del vicepresidente Álvaro García Linera en las redes sociales fue escasa y hasta casi nula en los últimos meses, pero tras el triunfo del MAS, volvió a reactivarse, al igual que su participación en entrevistas con medios internacionales, en los que se refirió a su situación jurídica, entre otros temas. 

García Linera se encuentra refugiado en Argentina. Salió del país junto a Morales tras su renuncia.

También los acompañó la exministra de Salud Gabriela Montaño. Estuvo durante el discurso de renuncia y viajó con ellos a México y luego se fue a Argentina.

El exministro de Hidrocarburos y Energía, Luis Alberto Sánchez, dejó el país el 20 de noviembre. Salió como turista y luego se quedó como refugiado político en Jujuy gracias a las gestiones del gobierno de Mauricio Macri. 

Otro de los actores del entorno cercano a Morales, su exministro de Gobierno Sacha Llorenti, se encuentra refugiado en ese país.

Las exministras de Comunicación Gisela López y Amanda Dávila también dejaron el país y se fueron a Argentina. Ambas son acusadas por daño económico en el caso Neurona, por la adjudicación de un contrato millonario a una empresa mexicana y por usar la Editorial del Estado como “casa de campaña del MAS”, respectivamente.

La exministra de Planificación del Desarrollo Mariana Prado pidió resguardo en la embajada Argentina de La Paz y luego se supo que viajó a ese país.  

EN MÉXICO

En este país se encuentran el exministro de Minería César Navarro y el ex viceministro de Desarrollo Rural Pedro Damián Dorado, que recibieron salvoconductos para salir del país tras un incidente diplomático cuando estaban a punto de tomar un vuelo junto al embajador mexicano, Edmundo Font López, en medio de la crisis.

Se suma el exministro de la Presidencia Alfredo Rada, quien tuvo un altercado en ese país por un supuesto robo de shampoo de un supermercado. La acusación fue retirada tras llegar a una conciliación y al considerar el hecho como un delito menor. 

OTROS PAÍSES

El último ministro de Comunicación de Morales, Manuel Canelas, reapareció en el escenario político en Twitter con un mensaje y un artículo de opinión sobre los resultados de las elecciones. En octubre de 2019 escribió su último mensaje y tuvo contacto con los medios para luego salir rumbo a España.

Por otro lado, el Gobierno, citado por ABI, informó de “la fuga”, el 2 de enero, del exministro de Obras Públicas y exgerente de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENTEL), Óscar Coca, por el lado peruano. Está acusado por un daño económico al Estado de 1.700 millones de bolivianos.

Susana Rivero, del disuelto ministerio de Desarrollo y Microempresas, se fue del país en un vuelo a Perú. También estaba inactiva en las redes, desde el 10 de febrero, cuando denunció amenazas a su familia, pero volvió el 19 de octubre.

Finalmente, se conoció que la exministra de Medio Ambiente y Agua, Alexandra Moreira, seguía en el servicio exterior, sin embargo, luego habría salido del país.

SIN APOYO

La presidenta del Senado, Eva Copa, coincide con las organizaciones afines al MAS, en que se debe dar oportunidad a otras personas ya que las exautoridades “guardaron silencio cuando el país atravesaba momentos difíciles”.

Dijo que deben esperar a que sanen las heridas y que deben dar oportunidad a otros ciudadanos para que puedan ocupar los cargos que en algún momento ellos ocuparon durante el Gobierno de Morales.

“Ahora que estamos más estables, vuelven. Yo tengo fe y confianza que Luis y David van a tomar decisiones idóneas y oportunas y por ética y respeto a nuestro pueblo boliviano, creo que esas personas que quieren reaparecer deben dar oportunidad a otros”, expresó en contacto con un programa radial.

Admitió que en años pasados hubo muchas críticas con relación a que el Gabinete Ministerial giraba solo en un entorno y el alejamiento de las organizaciones sociales. Sin embargo, indicó que eso ayudó a rectificar sus errores.