Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 09 de mayo de 2021
  • Actualizado 13:09

LOS PANDILLEROS ACABARON CON LOS SUEÑOS DE MARÍA DEL CARMEN

Wander Rap: 5 rostros de la pandilla más peligrosa de Cliza

María del Carmen Carballo, víctima de feminicidio, baila en una  actividad educativa.   Cortesía de la familia
María del Carmen Carballo, víctima de feminicidio, baila en una actividad educativa. Cortesía de la familia
Wander Rap: 5 rostros de la pandilla más peligrosa de Cliza

Por el feminicidio de María del Carmen Carballo Reyes, 21 pandilleros de Wander Rap, varones y mujeres de entre 14 y 23 años, fueron procesados. Cinco fueron sentenciados con 30 años de presidio sin derecho a indulto en el penal de El Abra, mientras 11 menores de edad cumplieron su sanción en el centro de infractores. Otros cinco fueron absueltos por falta de pruebas.

Omar Alejandro Ordoñez Avilés, alías El Homero; José Alfredo Yáñez Andia, El Camba; Martín Taraña Cruz, El Matu; Sergio Pinto Torrico, El Gaucho y José Richard Veizaga Arias, El Joseito recibieron la condena máxima por el feminicidio de María del Carmen, la adolescente que fue violada y asesinada el 13 de marzo de 2016. Todos son miembros de Wander Rap, una de las pandillas más peligrosas de Cliza, en el Valle Alto de Cochabamba.

Al principio, todos callaron. La Policía encontró el celular de la víctima en posesión de uno de los integrantes de la pandilla y otros se llevaron algunas de sus prendas de vestir, como si fuesen trofeos. Un testigo relató que el 14 de marzo de 2016, ese grupo se reunió en la plaza de Cliza y todos se dirigieron al lote donde mataron a la adolescente, de 16 años. Rociaron con pintura negra el cuerpo, sin remordimientos, y la abandonaron.

El testigo que vio a los jóvenes en esa zona no imaginó que ahí tenían el cuerpo de una jovencita y creyó que los pandilleros estaban planeando alguna cosa. Sin embargo, el cadáver de la menor que estaba desaparecida fue encontrado tres días después en esa propiedad.

Esa pandilla era una de las más temidas del Valle Alto. Fueron implicados en el asesinato de un taxista en Carcaje, asaltos a librecambistas y otros robos. Según pobladores, el municipio ha estado más tranquilo desde que los líderes de esa pandilla entraron a prisión, pero temen que se rearticulen ahora que Ordoñez, principal autor del feminicidio, consiguió su libertad. Los otros sentenciados estarían buscando salir de la cárcel con ese antecedente.

Para el abogado de la familia de la víctima, David Flores, es “indignante” que las autoridades judiciales dejen en libertad a sentenciados por feminicidio. Además, que se trata de una pandilla sumamente peligrosa.

La defensa de la víctima interpuso un amparo constitucional para revocar la libertad de Ordoñez. La audiencia será virtual el martes y esperan que la justicia envíe nuevamente a prisión al principal autor del crimen.

Flores señaló que pedirá una auditoría y valoración a este proceso porque consideran que se está vulnerando el derecho de la familia tomando en cuenta que los miembros de esa pandilla amenazaron con matar a alguna de las hermanas de María del Carmen.

El abogado cuestionó que Ordoñez haya estado en el penal de San Antonio, cuando el Tribunal dispuso su condena en El Abra.

“No puede ser que personas con prontuario y antecedentes sean liberados con tanta facilidad. Aparentemente, para la gente pobre no hay justicia porque la madre ha estado peregrinando durante cinco años”, señaló.

Recordó que el Tribunal de Sentencia 6 dictó la pena máxima para las cinco personas. Ordoñez pidió a esa instancia la cesación a su detención preventiva, pero le negaron. Luego, formuló otra apelación que fue atendida por la Sala Penal Primera, de la vocal Mirtha Montaño, quien dispuso la libertad del sentenciado, principal autor del feminicidio y violación con agravantes.

Los familiares de la víctima también observaron que los sentenciados usen sus redes sociales desde la cárcel, cuando se supone que no tienen acceso a equipos electrónicos, e incluso publican mensajes intimidatorios que dan a entender que pronto saldrán de prisión.

Pilar Reyes, madre de María del Carmen, expresó su descontento con el fallo que le dio libertad al principal autor del feminicidio de su hija. “¿Cuánto tiempo más debo caminar buscando justicia para mi hijita?”, se cuestionó la mujer.

Reyes sintió abandono porque el fiscal de Cliza asignado ni siquiera se hizo presente a la audiencia en la que Ordoñez consiguió su libertad. Pidió a la Fiscalía del Distrito que la fiscal que conoció la causa desde un principio continúe en el proceso.

OTROS CASOS Omar Ordoñez no es el único feminicida que logró salir de prisión argumentando que su sentencia no ha sido ejecutoriada.  Al menos otros dos abandonaron cárceles en Cochabamba y La Paz. 

El 29 de octubre de 2020, Félix Peña Cabrera, conocido como el “Choko Burguer”, recibió 30 años de presidio sin derecho a indulto en el penal de El Abra por el feminicidio de su esposa Janett Jhoselin Aguilar ocurrido el 13 de marzo de 2018. La mujer fue asesinada a solo 11 días de su boda religiosa con Peña, padre de sus cuatro hijos.

El “Choko Burguer” cumple detención domiciliaria con custodios y derecho al trabajo. 

En La Paz, William Kushner, sentenciado el 24 de septiembre de 2020 por el feminicidio de Andrea Aramayo ocurrido en 2015, salió del penal de San Pedro en diciembre pasado para cumplir una detención domiciliaria. La defensa de la víctima apeló la decisión, pero no tuvo éxito.

Los familiares de las víctimas temen que los condenados se den a la fuga considerando que al recibir la pena máxima no querrán volver a una cárcel.