Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 13 de abril de 2024
  • Actualizado 10:33

Suiza, último país que develó masivos casos de religiosos pederastas

La imagen de un sacerdote de la iglesia Católica./  EL COLOMBIANO
La imagen de un sacerdote de la iglesia Católica./ EL COLOMBIANO
Suiza, último país que develó masivos casos de religiosos pederastas

Una investigación realizada por la Universidad de Zúrich sobre abusos sexuales cometidos por sacerdotes y otros miembros de la iglesia Católica romana en Suiza comprobó más de mil casos en los últimos 70 años.

La institución de enseñanza superior encargada del informe –fundada en 1833– es la más grande de la confederación, con más de 24 mil alumnos; fue elegida por el órgano coordinador de las diócesis católicas suizas dado que su Instituto de Teología es uno de los más prestigiosos del bloque político continental.

Las historiadoras Monika Dommann y Marietta Meier, docentes de esa casa de altos estudios y responsable de la tarea encomendada, avisaron que “las 1.002 situaciones de abuso sexual identificadas son sin dudas apenas la punta del iceberg”, de lo que se deduce que la continuidad y profundización del trabajo seguramente elevarán la cifra de conductas abusivas y acoso perpetradas por personal eclesiástico y que tuvo como víctimas –según las investigadoras– a unas 921 personas y como victimarios a 510 integrantes del clero.

VIDAS TRASTOCADAS

El trabajo ofrece un profundo análisis de los abusos sexuales y acosos registrados en la Iglesia en las últimas décadas, y que trastocaron las vidas de muchas víctimas y sus familias, además de empañar la imagen de la institución.

Entre otros hallazgos, algo más de la mitad –el 56%– de los casos de abusos sexuales involucraban a hombres o niños. 

Al menos el 39% de las víctimas eran mujeres o niñas.

Las responsables del trabajo analizaron miles de páginas de documentos secretos reunidos por autoridades eclesiásticas desde mediados del siglo XX. Pero dijeron que muchas fuentes de información no fueron analizadas por completo. Citaron algunos casos en los que se habían destruido documentos para cubrir cualquier posible mala práctica.

Salvo escasas excepciones, los acusados eran todos hombres. Casi tres cuartos de los documentos examinados mostraban que los abusos sexuales afectaban a menores.

MENORES ABUSADOS

La investigación abarcó a las seis diócesis católicas coordinadas por la Conferencia Episcopal Suiza: de Basilea, de Coira, de Lausana, de Ginebra y Friburgo, de Lugano y de San Galo. Todas tienen la particularidad de no estar congregadas en una provincia eclesiástica, sino sujetas a la Santa Sede.

Una primera desagregación de los datos “duros” del informe muestra que se identificaron –como ya se apuntó– 1.002 casos de abusos sexuales con 510 acusados y 921 víctimas. En el 74% de los incidentes asentados se trata de menores abusados; en el 14% las víctimas son adultos y el 12% no se pudo determinar la edad de manera clara.

ARCHIVOS SECRETOS  Monika Dommann y Marietta Meier consultaron en mayor proporción archivos de los comités de expertos en abusos sexuales de la Conferencia Episcopal Suiza y documentos secretos de las distintas diócesis de la Iglesia Católica del país centroeuropeo.

Aclararon que no se trabajó sobre archivos de escuelas confesionales, hogares de cuidados de menores y adultos mayores dependientes de congregaciones religiosas ni archivos del Estado. A lo sumo, se citaron como referencias complementarias.

Otro dato relevante del trabajo: Del total de casos de abusos sexuales tabulados, en 30 de los identificados las personas acusadas tienen o tuvieron relación con una institución suiza de la Iglesia Católica, pero los incidentes se produjeron en el extranjero.

PROMESA

“Vamos a hacer todo lo humanamente posible para que las víctimas de esta situación que asusta y desconcierta tengan justicia”, confesó y prometió el presidente de la Conferencia Episcopal Suiza, monseñor Félix Gmür el martes último, al término de la publicación del documento.

El obispo de Basilea, nacido en Lucerna en 1966 y formado en la Escuela Jesuítica de Filosofía de Munich y en el Centro de Sévres en París, Francia, ha incomodado al ala más conservadora de la Santa Sede en ocasiones anteriores.

Por ejemplo, el año pasado sorprendió cuando dijo que no veía ninguna razón por la que las mujeres no puedan bautizar o asistir en los matrimonios.

“Debemos garantizar que puedan seguir siendo la fuente y la realización de la fe”, consideró el también licenciado en Teología por la Universidad de Munich. “La cuestión de la igualdad de derechos para las mujeres está y también, la igualdad de derechos para el hombre casado, el divorciado o el divorciado vuelto a casar. Que esto nos preocupe, que encontremos otras regulaciones aquí, es algo que someteré al próximo Sínodo Europeo de Obispos”, completó en aquella oportunidad.

ACCIONES

El informe encargado por el obispo Gmür contempló habilitar el acceso absoluto a todos los archivos de la Iglesia Católica de Suiza como también la realización de entrevistas a quienes las investigadoras consideraran necesarias.

El documento final destaca que se comprobaron encubrimientos de manera sistemática por parte de la jerarquía eclesiástica, que tenían conocimiento de muchos de los antecedentes denunciados