Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 28 de octubre de 2021
  • Actualizado 10:59

Pandilleros, en la mira tras brutal asesinato de un "rival"

La Policía presenta a los integrantes de la pandilla Vía 9 implicados en la muerte de José F., en Sacaba.  OPINIÓN
La Policía presenta a los integrantes de la pandilla Vía 9 implicados en la muerte de José F., en Sacaba. OPINIÓN
Pandilleros, en la mira tras brutal asesinato de un "rival"

El regreso de Vía 9 en Sacaba. Lo golpearon con puños y patadas, le lanzaron una piedra en la cabeza y con dos puñaladas segaron su vida.

José F., quien era integrante de la pandilla Los Villanos, murió a manos de los miembros de Vía 9, la tarde del 8 de junio. Presuntas “rencillas” entre la víctima y otro pandillero, que antes era su amigo y con quien estuvo recluido en El Abra, desencadenó la pelea. Lo mataron con su propio cuchillo, arma que usó para amedrentar a sus “rivales”.

Algunos vecinos fueron testigos del hecho violento, pero no pudieron ayudar al joven, de 27 años, por temor a los pandilleros. Vieron a unas 20 personas en la calle, próxima al cementerio de Sacaba, que se convirtió en la escena del crimen.

Las pandillas sembraron temor en los vecinos, quienes expresaron su preocupación por la inseguridad. “No estoy saliendo mucho de mi casa porque quedé traumada por lo ocurrido en esta zona, nunca antes presencié algo así. Vi cuando al joven lo estaban golpeando sin piedad. Grité que lo dejaran, pero parecía que ellos ni me escuchaban. Estaban enfocados en él y le decían habías tenido tu cuchillo, mientras otros le gritaban groserías”, contó una persona que prefirió mantener su identidad en reserva.

Hace nueve años, al menos tres integrantes de Vía 9, entre ellos el cabecilla del grupo, fueron implicados e investigados por el asesinato de Edson Leonel Condorhuayra. Sin embargo, en las pesquisas surgieron testigos que identificaron como autor a Remberto Colque Mamani, alías El Sapo e integrante de la pandilla Mara Salvatrucha 13, quien fue condenado a 30 años de presidio en abril de 2016.

La noche del 13 de julio de 2013, Edson participó de la verbena católica de la Virgen del Carmen de Esmeralda Sur, en Sacaba, junto a su hermano menor y un amigo. Mientras compartían unos ponches, Condorhuayra quiso ir al baño y ese fue el último momento que lo vieron con vida. Al salir del baño, lo esperaba la temible pandilla, cuyos integrantes buscaron pleito con Edson.

En medio de la riña, El Sapo mató con 10 puñaladas a Condorhuayra. Su hermano menor se preocupó por su demora y sorprendió a los pandilleros cuando éstos abandonaban a la víctima ensangrentada en el piso. 

Vía 9 y Los Villanos han sido procesados mayormente por casos de robo agravado y lesiones leves y graves. 

Actualmente, seis integrantes de Vía 9, imputados por homicidio, se encuentran con detención preventiva en distintas cárceles de Cochabamba por la muerte de José F., desde hace 10 días.

El caso está en proceso de investigación. Al respecto, el comandante departamental de la Policía, Johnny Corrales, destacó que dieron, en tiempo récord, con el autor material y los partícipes del crimen. Añadió que continúan con las indagaciones para establecer si hay otras personas que estuvieron en el lugar de los hechos.

“Al estar presentes tienen un grado de participación en calidad de cómplices, encubridores o instigadores”, señaló.

La Policía dijo que será “implacable” en la persecución de pandillas que generan zozobra en diferentes puntos del departamento.

CITA CON LA MUERTE Erwin Pablo F.G., alías El Naruto, y José F. tenían “rencillas”. Se conocieron en el Abra y entablaron una amistad hasta 2019, cuando consiguieron su libertad.

Su amistad terminó cuando salieron de prisión. El Naruto, quien estuvo recluido ocho años, salió antes de la cárcel. José supo que su supuesto amigo hizo comentarios en su contra y, desde entonces, tenían problemas, detalló el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), Rolando Rojas.

El 8 de junio, ellos se citaron en un local próximo al cementerio de Sacaba. El Naruto estaba acompañado de al menos 10 personas. La víctima se encontraba con su hermano y tres personas más (entre ellos una mujer).

Según la Policía, ambos grupos estaban consumiendo bebidas alcohólicas en ese negocio hasta que comenzaron las discusiones. La propietaria del local los desalojó porque estaban golpeando mesas y haciendo “problemas”. Salieron a la calle y empezó el conflicto.

Una persona que fue arrestada, porque estaba entre los pandilleros de Vía 9, declaró que José provocó a sus “rivales” argumentando que estaban molestándolo. El joven estaba peleando con El Naruto cuando su hermano le pasó un cuchillo para que se defienda. Los amenazó a todos con el arma punzocortante hasta que Henrry S.S., conocido como El Balas, le golpeó en la cabeza con una piedra provocando que cayera al piso.

Los integrantes de Vía 9 aprovecharon y se le fueron encima. Bryan Michael M.D., alías El Fiso, le quitó el cuchillo y lo apuñaló al menos dos veces causándole la muerte. Luego, todos los pandilleros se dieron a la fuga dejando a la víctima en vía pública, mientras su hermano y los otros acompañantes intentaban buscar ayuda.

José perdió la vida por shock hipovolémico por hemorragia, dio a conocer Rojas. La Policía capturó esa misma noche a dos miembros de Vía 9, quienes tenían sus prendas de vestir con manchas de sangre. Al día siguiente, arrestaron a seis personas más, entre ellos el principal autor del crimen y dos mujeres; una adolescente. La Fiscalía valoró los elementos e imputó a los seis hombres, de entre 18 y 37 años, quienes fueron enviados preventivamente a prisión.

Se trata de Bryan Michael M.D. (de 18 años), Erwin Pablo F.G. (33), Henrry S.S. (27), Tomás Félix S.C. (37), Josué U.Ch. (25) y Ariel U.Ch. (31). Los dos últimos presuntamente son hermanos. La Policía dio a conocer que casi todos los imputados tienen antecedentes por robo agravado, lesiones graves y leves.

OTROS CRÍMENES CRUELES DE PANDILLAS Un hombre, de 18 años, fue asesinado a mediados de mayo por integrantes de la pandilla Los Petardos, en Quillacollo. La víctima junto a su enamorada y otro acompañante caminaban por la zona de El Calvario cuando se encontraron con los pandilleros, y tuvieron una “rencilla” que derivó en el asesinato del joven.

La muerte de José es el segundo crimen del departamento, donde pandilleros están implicados, en lo que va del 2021.

En años anteriores se registraron otros asesinatos. Uno de los que más conmocionó es la muerte de María del Carmen Carballo Reyes, una adolescente que fue violada y asesinada en marzo de 2016 por miembros de Wander Rap, una de las pandillas más peligrosas de Cliza, en el Valle Alto de Cochabamba.

Al menos 21 pandilleros, entre hombres y mujeres de entre 14 y 23 años, fueron testigos del hecho violento. Cinco fueron sentenciados en 2017 con 30 años de presidio, sin derecho a indulto, en El Abra. Omar Alejandro Ordoñez Arias, quien era enamorado de la víctima y es principal autor del feminicidio, aprovechó que su sentencia no fue ejecutoriada y pidió la cesación a su detención preventiva. El 25 de marzo de este año, le dieron libertad con fianza y algunos requisitos, pero se dio a la fuga tras conocer que revocaron el beneficio. La Policía presume que el condenado salió del país.

Otro de los hechos más violentos fue el feminicidio de Tania M.C.; una menor de 14 años que fue violada y asesinada por integrantes de la pandilla Cártel 21 de Chiñata, Sacaba. Ese crimen ocurrió el 25 de septiembre de 2016.

La víctima fue agredida sexualmente en la casa de su enamorado. Tania logró huir en la madrugada, pero fue perseguida por al menos cuatro de los pandilleros que la emboscaron por el río y la mataron.

Tatuaje 

Vía 9, al igual que otras pandillas, utilizan tatuajes para demostrar su lealtad. La Policía evidenció en los integrantes el nombre de ese grupo inscrito en sus pieles. Una corona encima del número es parte del “tatto”.