Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 25 de octubre de 2021
  • Actualizado 02:29

El paceño se salvó de la muerte y movió a su pueblo contra los más temidos

Christian Balderrama Chura, conocido de cariño como el Paceño, requiere ayuda para continuar con su tratamiento médico. Si desea colaborarlo puede realizar su depósito a la cuenta 40007785064 del Banco FIE a nombre de Juvenal Balderrama, hermano de la víctima. 

Christian Balderrama Chura, el joven que fue golpeado con una picota por Arnaldo y Omar G.P., en Arani. FACEBOOK CHRISTIAN BALDERRAMA
Christian Balderrama Chura, el joven que fue golpeado con una picota por Arnaldo y Omar G.P., en Arani. FACEBOOK CHRISTIAN BALDERRAMA
El paceño se salvó de la muerte y movió a su pueblo contra los más temidos

Casi lo matan en la “calle del terror”. Christian Balderrama Chura, de 24 años, fue atacado con una picota al final de la calle Bolívar en Arani, la noche del 3 de junio. Arnaldo y Omar G.P., hermanos, salieron de su casa y lo golpearon en el rostro y pierna con esa herramienta “sin motivos”, según vecinos.

Sus agresores, a quienes se les atribuye al menos 10 casos desde 2011, fueron recluidos preventivamente en cárceles de Cochabamba. Los pobladores dieron a conocer que su actitud violenta se ha repetido en múltiples ocasiones e incluso se han visto obligados a trazar otras rutas para esquivar la puerta de la familia G.P. por temor a ser golpeados. 

El ataque a Christian ha sido uno de los más graves porque su vida estaba en riesgo. Fue internado en una clínica privada del municipio de Cochabamba, donde fue intervenido quirúrgicamente, y los gastos médicos han sido elevados.

Actualmente, el universitario de la carrera de Ingeniería de Sistemas de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) está recuperándose en su domicilio con curaciones en el rostro y con la pierna aún inmovilizada. Su tratamiento se extenderá por varios meses debido a que será ingresado a otra operación y se someterá a fisioterapias, entre otras indicaciones médicas.

Su madre Elsa Chura, en contacto con medios de comunicación locales, contó que su hijo, a quien sus amigos llaman de cariño Paceño, estaba volviendo del trabajo, cuando fue atacado por dos hombres, que también tienen domicilio en Arani. La mujer manifestó que Christian buscó un trabajo temporal después que la universidad determinara una vacación colectiva.

Acotó que ellos no conocían a los hermanos Arnaldo y Omar G.P. y sus antecedentes de violencia puesto que viven en otra zona. “Mi hijo fue sorprendido con una picota. Le cortaron la cara, le partieron el pie y no puede ser que me lo dejen así. Pido justicia y que me ayude todo Arani porque pudo pasarle a cualquiera, tenemos que estar unidos”. 

Los parientes del joven lamentan la brutal agresión que pudo acabar con su vida. Expresaron su preocupación por la cicatriz que podría quedar en el rostro del universitario que fue atacado por dos hombres violentos con antecedentes que “debían estar en prisión y no sueltos dañando a más familias”.

LA AGRESIÓN

“Lloré como si se tratara de mi hijo”, dijo una mujer que fue testigo del hecho violento. Relató que vio a los dos hermanos agrediendo a un joven en la calle Bolívar, cuando ella volvía de su fuente laboral.

“Ellos (los hermanos) salieron de su casa y golpearon a un joven con una picota o hacha en la cara y le arrojaban con ladrillos cuando el chico solo estaba pasando por la puerta de la vivienda de los agresores. No lo dejaban de agredir, pese a que él pedía auxilio. Lo abandonaron en el piso muy malherido y uno de ellos se escapó”, contó, en una entrevista con Radio Bella Morena, la testigo.

La picota, con manchas de sangre, fue secuestrada por los efectivos policiales con fines investigativos. 

La Policía aprehendió primero a Omar G.P., quien fue puesto ante un juez cautelar el domingo 6 de junio y enviado preventivamente a la cárcel San Pedro de Arani. Al día siguiente, su hermano menor Arnaldo fue capturado en una vivienda de propiedad de su familia, informó el comandante regional del Valle Alto, Vladimir Pérez. 

Arnaldo sería el que golpeó con la picota a Christian provocándole “lesiones graves y gravísimas”. “Su diagnóstico es traumatismo facial con fracturas múltiples de mandíbula y fractura expuesta de tibia en el pie izquierdo”.

Su caso unió a todo el pueblo, quienes “despertaron” y se prometieron nunca más permitir esos hechos violentos. El 9 de junio, el hermano menor fue trasladado, con detención preventiva, al penal de El Abra. La audiencia se desarrolló, mientras pobladores protestaban en puertas del Juzgado exigiendo que el agresor sea sentenciado.

La Policía tuvo que sacar rápidamente al imputado y el vehículo policial arrancó a toda velocidad, mientras algunos comunarios les arrojaron piedras. Ellos pretendían golpear al hombre que casi mata al universitario porque no estaban conformes con la decisión judicial y pedían una “sentencia inmediata”.

El Alcalde de Arani, junto a su equipo técnico, les explicó los procedimientos y les hizo entender que el proceso no terminará al cumplirse los seis meses de detención preventiva, sino que luego se instalará un juicio donde un Tribunal dictará la sentencia de los acusados.

“Como Gobierno Municipal nos hemos adherido a este proceso. He participado de toda la audiencia y hay una instrucción para que el famoso agresor sea trasladado ahora mismo a la cárcel de El Abra. Su detención preventiva es por seis meses, pero este proceso no acaba ahí (…). No permitiremos que haya este tipo de agresiones físicas y vamos a llegar hasta Sucre o hasta donde corresponda”, señaló, en esa oportunidad, el alcalde Edwin Rojas.

La parte denunciante refirió que existen los suficientes elementos de convicción y prueba testifical que acredita y demuestra fehacientemente la comisión de los hechos. Se conoció que Arnaldo G.P. quiso evitar su ingreso a prisión argumentando tener problemas mentales, al igual que su progenitora. Sin embargo, no habría acreditado su estado de salud, pese a que su hermano mayor señaló, días antes a la audiencia, que tenía su carnet de discapacidad y que fue internado varias veces en el psiquiátrico San Juan de Dios de Cochabamba, de donde se escapaba o lo daban de alta.

La Policía del Valle Alto dio a conocer que los tres hermanos, dos de ellos implicados en el reciente intento de homicidio, tienen antecedentes policiales. 

AMIGOS DE ORO

Christian Balderrama movió a todo el pueblo. Sus amigos contaron que es un joven alegre, dedicado, soñador y responsable. Destacaron sus ganas de superarse y compartieron que él viajó a Chile por unos meses para trabajar y juntar dinero, y comprarse una computadora portátil para continuar con sus estudios.

Sus amistades, tras anoticiarse de la agresión y su estado de salud, se organizaron y lanzaron la campaña solidaria “Ayudemos a Christian. Un poco de todos es mucho”. Los jóvenes colectaron latas y pegaron en ellas la foto de su amigo acompañada de datos importantes.

Los amigos de Christian, sosteniendo las latas solidarias, han estado recorriendo distintas calles y barrios del municipio de Arani con la intención de colectar recursos económicos que permitan cubrir los gastos médicos, tratamiento y las próximas intervenciones quirúrgicas.

Tienen contacto permanente con Christian y le dan ánimos. Lo visitan y le ayudan en todo lo que esté a su alcance.

Si usted desea colaborar puede contactarse con los teléfonos 77480913 y 75903618. Asimismo, puede realizar su depósito a la cuenta 40007785064 del Banco FIE a nombre de Juvenal Balderrama, hermano de la víctima.

También residentes bolivianos en el exterior (muchos nacidos en Arani) han hecho llegar su ayuda a la familia Balderrama esperando la pronta recuperación del universitario.