Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 03 de julio de 2022
  • Actualizado 00:25

CASO SE CERRÓ TRES VECES Y VOLVIÓ A REACTIVARSE

Mamá de Zarlet: ‘no he tenido una nueva prueba de vida de mi hija desde hace dos años’

Fotografía de Zarlet junto a su madre Marcela. (izq) Cámara capta a Zarlet saliendo del edificio San Pablo de La Paz, el 4 de junio de 2012 (der). CORTESÍA MARCELA MARTÍNEZ
Fotografía de Zarlet junto a su madre Marcela. (izq) Cámara capta a Zarlet saliendo del edificio San Pablo de La Paz, el 4 de junio de 2012 (der). CORTESÍA MARCELA MARTÍNEZ
Mamá de Zarlet: ‘no he tenido una nueva prueba de vida de mi hija desde hace dos años’

“Desde hace dos años, no he tenido una nueva prueba de vida de mi hija Zarlet. No sé dónde está en este momento, ya no tengo constancia, pero estoy totalmente segura que está aquí (se toca el pecho a la altura del corazón) y yo también estoy para ella (…). No le falta mi energía y apoyo y sé que ella lo siente porque yo la siento”, dijo Marcela Martínez, mamá de Zarlet Clavijo, la joven que desapareció a sus 17 años, el 4 de junio de 2012, en La Paz.

Marcela, de profesión abogada y comunicadora social, dijo, durante el IX conversatorio de Inmarscecible denominado “Casos emblemáticos, Zarlet Clavijo Martínez”, que estaba a dos pasos de lograr la liberación de Zarlet, pero no recibió el apoyo del entonces gobierno transitorio. Se mantiene firme y siente que pronto se reencontrará con su hija.

Martínez, durante una anterior entrevista con OPINIÓN, contó que en diciembre de 2019 retomó el “hilo de la investigación” sobre la desaparición de su hija. Una persona le dijo que el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que es una organización guerrillera insurgente colombiana, tenía a Zarlet en “custodia”.

“Cuando tuve la posibilidad de estar sola y muy cerca de quiénes tienen a Zarlet decidí darme la oportunidad de tratar de entender, de tratar de descifrar por qué hacen ese tipo de cosas, aunque me habían aclarado que ellos no la secuestraron y que llegó a ellos en calidad de custodia. Sin embargo, estos son grupos irregulares que están en países muy cercanos al nuestro y que afectan a millones de familias”, reflexionó Marcela hace cuatro días, recordando lo ocurrido en 2019, en el conversatorio realizado en La Paz. 

La mamá de Zarlet se comunicó con un intermediario, quien tendría todos los contactos, para verificar la información. Pidió una “prueba de vida” para confirmar que la joven que tenía el ELN era su hija y la pusieron a unos metros de ella.

“La vi a unos metros de distancia (…). Tuve que esperar a que la lleven del lugar donde la encontré a donde se encontraban los que tienen la propiedad, ese es el término que ellos usan, pero no me gusta”, manifestó Marcela entrevistada en octubre de 2021 refiriendo que ese suceso no se dio en Colombia, sino en otro país. Dijo que constató en 2019 que su hija estaba con vida, pero que le habían dado otro nombre y nacionalidad. 

A la joven le habrían cambiado su identidad al menos cuatro veces. El año pasado, Marcela solicitó otra “prueba de vida” para reiniciar el proceso de negociación y liberación de su hija.

En septiembre de 2021, la mamá de Zarlet recibió un audio del intermediario, quien decía estar camino al encuentro con la joven desaparecida para conseguir la “prueba de vida” en una zona fronteriza entre Colombia y Venezuela. “Ya mañana le tengo novedades. Al lado, Dios mediante, espero en la tarde estar con Zarletcita. Estoy aquí, en Cúcuta esperando resolver un temita económico y me movilizaré para allá”, se escucha en una de las grabaciones que recibió Marcela.

¿POR QUÉ NO SE CONCRETÓ LA NEGOCIACIÓN EN 2019? Tras confirmar en 2019 que Zarlet estaba con vida, Marcela retornó a Bolivia para pedir apoyo al Gobierno, en ese momento el transitorio, y seguir el proceso de negociación para la liberación de su hija. 

Gestionó una reunión con el entonces ministro de Gobierno Arturo Murillo, quien no le habría ayudado, pese a que le explicó la situación y las nuevas pruebas a las que había accedido. Señaló que le consiguió una entrevista con el embajador de Colombia, pero Marcela necesitaba el apoyo de Bolivia.

“Cuando insisto con Murillo, él me bloquea de WhatsApp y me cierra las puertas de acceso a la entonces presidenta Jeanine Áñez. Me sentí decepcionada”, manifestó.

Las condiciones del ELN para liberar a Zarlet escapaban de sus manos. Por ello, recurrió al Gobierno considerando que ella y su hija son ciudadanas bolivianas. Entre las exigencias del grupo irregular estaba que “en el momento que lleguemos a Bolivia, con mi hija, querían que esté el expresidente Santos de Colombia y que hagamos el pedido, de manera conjunta, de que se reinicien las negociaciones de paz que entonces estaban interrumpidas”, relató Martínez en una entrevista con la periodista Miroslava Fernández.

Ante esa situación y el cierre de fronteras por la pandemia, tuvo que esperar otros dos años más antes de salir nuevamente de Bolivia para verificar la situación de Zarlet. Según Marcela, las condiciones no habían cambiado mucho, pero no recibió la “nueva prueba de vida”. 

ANTECEDENTES Zarlet Clavijo desapareció el 4 de junio de 2012, en La Paz. Iba a graduarse el año que fue alejada de su hogar y tenía pensado estudiar Ciencias de la Educación o Psicología. 

Desde 2012, se vertieron varias hipótesis de la desaparición de la joven y también se apuntó a varios sospechosos, quienes fueron liberados. Sus padres no pierden la esperanza de reencontrarse con Zarlet, quien tendría ahora 27 años.

‘EL CASO NO HA AVANZADO NADA’

Hevert Clavijo, padre de Zarlet, manifestó que la investigación policial y de instancias nacionales, por la desaparición de su hija, no ha avanzado nada y que está en “punto cero”. Se hizo rastrillajes, allanamientos, revisión de cámaras y otros actuados, pero no hay pistas sólidas sobre su paradero.

“A nivel de la investigación de nuestra Policía e instancias nacionales se ha avanzado (en el caso) prácticamente nada. Estamos en el mismo punto, en punto cero con todas las hipótesis que podrían ser hasta 10 acerca de la desaparición de nuestra hija”, señaló durante el IX conversatorio de Inmarscecible denominado “Casos emblemáticos, Zarlet Clavijo Martínez”.

Destacó que la investigación esté reactivándose, aunque no tiene la certeza de cuáles serán los resultados. Dijo que, junto a su familia, hará todos los esfuerzos para encontrar a su hija. “Dios quiera que a la brevedad tengamos buenas noticias acerca del paradero de nuestra mamoshito (como le decía él)”.

El caso de Zarlet se cerró tres veces. En octubre de 2021, se conoció que revocaron la resolución de rechazo emitida en enero de 2019 y ordenaron que las actuaciones continúen para esclarecer el caso de Clavijo Martínez, quien desapareció el 4 de junio de 2012 cuando tenía 17 años. Este sábado se cumplió 10 años desde ese día que cambió la vida de ella y de toda su familia.