Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 12 de abril de 2024
  • Actualizado 18:23

CIFRAS MUNDIALES

Las carreteras más peligrosas del mundo para los peatones

Mujeres pasan una carretera interdepartamental de Cochabamba sorteando los vehículos. / ARCHIVO
Mujeres pasan una carretera interdepartamental de Cochabamba sorteando los vehículos. / ARCHIVO
Las carreteras más peligrosas del mundo para los peatones

Más de 130 mil muertos, un millón de heridos y cientos de miles de personas discapacitadas por año conforman las estadísticas referidas a los accidentes de tránsito en el mundo.

La mayoría de estas cifras proviene de algunos países que se considera que tienen las carreteras más peligrosas para los peatones.

Con 41.7 muertos cada 100.000 habitantes, República Dominicana es el país con mayor proporción de decesos en accidentes de tránsito, según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Considerando los países con al menos un millón de habitantes, cierran el podio Tailandia, con 38.1; y Venezuela, con 37.2.

La otra nación latinoamericana que aparece entre las 10 con carreteras más peligrosas es Ecuador, que está en el séptimo lugar con 27 muertes cada 100.000 habitantes.

La región más afectada es África, que tiene cinco países entre los peores: Nigeria (33.7), Sudáfrica (31.9), Mauritania (28), Namibia (25), y Marruecos. 

La que está en mejores condiciones es Europa. De los 10 países con las carreteras más seguras, nueve son del viejo continente. Suecia está a la cabeza con solo tres fallecimientos, seguida de Reino Unido (3.7) y Holanda (3.9).

Si se comparan las muertes según el tipo de víctima, hay diferencias notorias entre los países más seguros y los más peligrosos. En Suecia, Reino Unido y Holanda, la peor parte se la llevan los automovilistas, que representan entre el 40 y el 60% de los fallecidos.

Pero en República Dominicana y en Tailandia, entre el 60 y el 70% de las víctimas son motociclistas. Como son países más pobres, la motocicleta es para muchos el único vehículo de alcance masivo.

Un caso aparte es Venezuela, donde en el 77.4% de los casos no hay registro del tipo de víctima. Está claro que, si ni siquiera hay estadísticas confiables sobre los accidentes viales, difícilmente haya políticas públicas capaces de atender el problema.

LATINOAMÉRICA  Hablando solo de cifras de la región, países como Colombia, Costa Rica, El Salvador, Jamaica y México concentran la mayor cantidad de latinoamericanos víctimas de las colisiones y atropellos en la vía pública.

De acuerdo con datos de la OMS, ese tipo de accidente constituye la primera causa de muerte violenta en Costa Rica y del fallecimiento de personas cuyas edades oscilan entre 10 y 45 años.

Esos hechos representan para el país un costo equivalente al 2.3% del Producto Interno Bruto.

En Argentina, el número de decesos por el mismo motivo representa un 2.5% del total de muertes ocurridas y la cuarta causa de fallecimientos, detrás de las enfermedades cardio y cerebro vasculares y los tumores malignos.

En los países de bajos ingresos las pérdidas anuales equivalen al 1% del PIB, indica el Informe Mundial sobre Prevención de los Traumatismos, mientras que en las naciones consideradas como de ingresos medianos llegan al 1.5%.

Los expertos coinciden en que los factores principales vinculados a las causas de este tipo de accidente son el conductor, la vía pública y los vehículos, así como las situaciones del tránsito y el medio ambiente.

Las propuestas actuales para enfrentar la crisis en esta materia reclaman el desarrollo de una ingeniería que se corresponda con las necesidades de los usuarios y una mayor eficiencia de las autoridades encargadas de la regulación.

Además exigen la revisión de las leyes vigentes y la incorporación de una cultura ciudadana en los planes que se elaboren.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) considera insuficiente la gestión en el procesamiento de datos, la ausencia de estadísticas sobre los principales indicadores de la accidentalidad y la falta de planes para enfrentar el fenómeno.

Según la CEPAL, solo 75 países en el mundo ofrecen datos anuales sobre traumatismos causados por el tránsito. Los demás no disponen de sistemas nacionales de información sanitaria que puedan generarlos.

FACTORES DE RIESGO Una de las causas de atropellos de personas en el mundo es la distracción por uso de celular.

Existen muchos tipos de distracciones que pueden afectar a la conducción. La distracción debida al uso de teléfonos celulares es un motivo de preocupación cada vez mayor en el ámbito de la seguridad vial, expresa la OMS en su página.

Los conductores que usan el teléfono mientras conducen tienen cuatro veces más probabilidades de verse involucrados en una colisión que los que no lo hacen. Esta distracción hace que se reduzca la velocidad de reacción (sobre todo para frenar, pero también frente a las señales de tránsito) y que el vehículo tenga tendencia a no mantenerse en el carril correcto y a no guardar las debidas distancias.

Los teléfonos manos libres no son mucho más seguros que los teléfonos portátiles. Enviar mensajes de texto aumenta considerablemente el riesgo de un accidente, remarcó la OMS.

RESPUESTA OMS La OMS colabora con los estados miembros y con asociados de todos los sectores para apoyar la evaluación, la aplicación y la planificación de la seguridad vial. En cuanto que organismo encargado de la seguridad vial en el seno del sistema de las Naciones Unidas, la OMS desempeña un papel fundamental en la tarea de orientar los esfuerzos mundiales mediante la promoción de la seguridad vial al más alto nivel, la recopilación y el intercambio de prácticas óptimas y la sensibilización sobre la seguridad vial.

La OMS actúa como secretaría del Decenio de Acción de las Naciones Unidas para la Seguridad Vial (2021-2030), que tiene como objetivo reducir las muertes y las lesiones debidas a accidentes de tránsito en al menos un 50% para 2030. Esto incluye convocar una red mundial de jefes de organismos nacionales de seguridad vial, elaborar informes sobre la situación mundial para hacer un seguimiento de los progresos y prestar asistencia técnica.

La OMS colabora con distintos asociados para prestar asistencia técnica a los países. Por ejemplo, trabaja con la Iniciativa Bloomberg para la seguridad vial en el mundo a fin de reducir el número de defunciones y traumatismos por colisiones causadas por el tránsito en distintos países de ingreso bajo y mediano.

La OMS preside el Grupo de Colaboración de las Naciones Unidas para la Seguridad Vial y organiza y acoge, junto con asociados clave, eventos de sensibilización de alto nivel, como las semanas de la seguridad vial de las Naciones Unidas y el Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico, que se celebra anualmente.