Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 05 de diciembre de 2021
  • Actualizado 19:33

Siete dudas rodean la muerte de María, la joven que murió en una celda

María Fernanda, madre de dos niños, era una joven alegre y con muchos sueños. Amaba a sus hijos y luchaba por ellos. “Mi hija tenía toda una vida por delante. No sé qué decirles a mis nietitos, qué va a ser de ellos”, se cuestiona la madre de la víctima.

Con el ataúd de la víctima, piden que se esclarezca el caso en puertas de la EPI de Chasquipampa. FACEBOOK PANDORA MC
Con el ataúd de la víctima, piden que se esclarezca el caso en puertas de la EPI de Chasquipampa. FACEBOOK PANDORA MC
Siete dudas rodean la muerte de María, la joven que murió en una celda

Su vida se apagó una semana antes de su cumpleaños 23. María Fernanda Paucara, madre de dos niños, falleció el 6 de octubre en una celda de la Estación Policial Integral (EPI) de Chasquipampa, La Paz, en circunstancias que están siendo investigadas. La Policía dice que la joven se suicidó con un cordón, pero su familia duda de esa versión ante las “incongruencias” identificadas desde que se anoticiaron de la muerte y exigen se esclarezca el caso.

La autopsia refiere que María Fernanda murió por asfixia mecánica y ahorcamiento. Para el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, ese certificado demuestra que la joven no fue víctima de violencia o violación en celdas policiales como presumen los familiares, pero dijo que generarán las condiciones materiales si los dolientes necesitan que se realice un nuevo examen forense. Los parientes buscan respuestas a al menos siete “incongruencias”.

1. María Fernanda fue arrestada junto a otros tres jóvenes presuntamente por consumir bebidas alcohólicas en vía pública, el 5 de octubre. La Policía le dijo a su familia que ese suceso se dio al promediar las 23:00, pero vecinos les hicieron conocer que escucharon los gritos de la joven a las 20:00 porque ella puso resistencia a su traslado a celdas policiales, mientras les decía que su casa estaba a solo dos cuadras.

2. Los efectivos informaron a sus parientes que María Fernanda, junto con sus amigos, estaba al interior de un vehículo tipo taxi cuando fue arrestada. La suegra de la víctima cuestionó que los uniformados no hayan arrestado al conductor considerando que hubiesen estado bebiendo en su movilidad. El papá de la joven dijo que su hija no estaba compartiendo bebidas y que fue detenida cuando se dirigía su hogar. Las circunstancias de su detención no están claras.

3. La joven fue trasladada a celdas de la EPI de Chasquipampa, donde luego fue encontrada sin vida. Al respecto, la Defensoría del Pueblo expresó su preocupación por la actuación de los efectivos policiales porque la Ley 259 y el Decreto Supremo 1347 establecen que las sanciones por la supuesta infracción de María Fernanda son multas y trabajo comunitario, es decir, no correspondía su arresto.

4. Según los reportes policiales, María Fernanda se quitó la vida usando un cordel de su blusa o canguro, cuando el protocolo obliga a los funcionarios a quitarles cordones u otros objetos que representen riesgo antes de ingresarlos a celdas policiales. Sobre esa situación, el Ministro de Gobierno informó que los policías siguieron las normas y la despojaron de los cordones de sus zapatos, pero que la víctima tenía un cordón en su pantalón que no vieron los uniformados.

A la Defensoría del Pueblo le llamó la atención que el certificado de autopsia no haya establecido el objeto con el que la joven presuntamente se habría quitado la vida en celdas de Chasquipampa.

5. La familia conoció de la muerte de María Fernanda por terceros, quienes se anoticiaron por la televisión o redes sociales. La Policía no los habría llamado para informarles lo sucedido en celdas policiales. Los parientes buscaron información en la EPI de Chasquipampa, pero los efectivos les dijeron que la joven estaba en celdas de la estación de la calle ocho.

Se dirigieron hasta esa dependencia donde les comunicaron que hicieron el levantamiento del cuerpo sin vida de María Fernanda, quien se había ahorcado en Chasquipampa, y que su cuerpo ya estaba en la morgue.

6. María Fernanda no tenía motivos para quitarse la vida, según sus familiares. Ella trabajaba por sus hijos y estaba alistando no solo la celebración por su cumpleaños sino de sus niños que cumplían años el 25 y 31 de octubre. Observan que el cordel que supuestamente habría usado para quitarse la vida haya resistido el peso de su cuerpo siendo un cintillo delgado.

La joven, que pesaba unos 65 kilos y medía 1.60 metros, no hubiese podido quitarse la vida en la celda donde estuvo retenida, según sus parientes. La altura desde donde habría colgado el cordel es de 1.20 a 1.50 metros. 

7. El certificado médico forense establece que María Fernanda murió por asfixia mecánica y ahorcamiento. Sus familiares refieren que ese informe no detalla otras lesiones que evidenciaron en el cuerpo de la víctima como rasguños en el cuello, entrepierna y un presunto sangrado vaginal.

Denunciaron que al principio no quisieron entregarles el certificado de defunción y forense, y les pedían que recogieran el jueves 7 de octubre con un requerimiento fiscal. La familia amenazó con llamar a los medios de comunicación y entonces les entregaron una copia, no el documento original, del certificado forense y el cuerpo de la víctima. 

La familia presume que la joven fue víctima de violencia física y sexual, y pidieron, desde un principio, que se realice otra valoración forense que detalle cada una de sus lesiones y no solo establezca la causa de su muerte. Ante esa situación, Del Castillo señaló que garantizarán las condiciones para que se realice otro examen forense si así la familia lo requiere para despejar todas sus dudas respecto a la muerte de María Fernanda. 

Actualmente, seis efectivos policiales están siendo investigados en la vía penal y disciplinaria por el caso, y ya prestaron su declaración informativa ante el Ministerio Público por presunto incumplimiento de deberes. La Justicia definirá si cambia el tipo penal conforme avancen las investigaciones. En tanto, la familia exige justicia y que se esclarezca la muerte de María Fernanda, la joven que dejó dos niños en la orfandad.