Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 28 de junio de 2022
  • Actualizado 00:17

Desaparecidos, nombres que se 'pierden' en el tiempo

Desaparecidos, nombres que se 'pierden' en el tiempo

Las denominadas desapariciones forzosas constituyen uno de los grandes problemas de inseguridad y de la justicia en toda Latinoamérica, con cerca de 200 mil personas que desaparecieron en la región en las últimas dos décadas.

Se informa que 7 de los 10 países con más desapariciones forzosas son latinos, Colombia, México, Guatemala, Perú, El Salvador, Chile y Argentina.

Según la Organización de Naciones Unidas (ONU), esto se debe a que los grupos al margen de la ley, o los mismos gobiernos, imponen control mediante el miedo, usando el secuestro o la desaparición como estrategia para reducir a comunidades enteras. 

BOLIVIA Según un informe de la Fundación Construir, en Bolivia, cada día desaparecen 8 niñas, niños, adolescentes y mujeres jóvenes, solamente en el mes de octubre del 2020, se reportaron 110 desapariciones de niñas entre 13 y 17 años a nivel nacional, 88 de estas pequeñas ya se encuentran en sus casas, pero aún, 22 de ellas permanecen desaparecidas, están lejos de sus familias, de sus madres, de sus hermanas; de su hogar; situación que coloca a la sociedad civil y las familias, en una situación de inseguridad y desprotección, sintiendo que los derechos fundamentales: como la vida, integridad, libertad y dignidad están siendo vulnerados.

El protocolo policial que se sigue ante la denuncia de una persona desaparecida, por lo general, es que pasen unas 24 horas para formalizar la notificación e iniciar con la búsqueda. Aunque, respecto a ello existen casos excepcionales, por ejemplo cuando se trata de niños, bebés o personas con discapacidad.

Este accionar ha sido duramente cuestionado en los últimos años debido a que, últimamente, ha cobrado fuerza la consigna de que "las primeras horas son las más importantes". Esto es resultado de numerosas búsquedas realizadas por los mismos familiares de las víctimas que, durante el primer día de desaparición, pudieron dar con el paradero de sus seres queridos de forma exitosa.

CASOS Uno de los casos más emblemáticos de la búsqueda de personas desaparecidas es el de la bebé Daylin, que lleva poco más de cinco meses reportada como desaparecida y sin dar mayores noticias oo rastros sobre su paradero. 

Los padres de la pequeña siguen buscando a su hija desde la ciudad de La Paz y piden ayuda para continuar con las investigaciones, ya que ellos viven de vendedores ambulantes y son de escasos recursos.

El pasado 23 de diciembre se denunció la desaparición de la bebé Daylin en la ciudad de La Paz. Hasta ahora no se ha dado con su paradero.

Los padres de Daylin, Wilfredo y Gregoria dicen que no pierden la fe en encontrar a la bebé y piden ayuda a las autoridades para seguir con la búsqueda e investigación que los lleve al reencuentro de su hija.

"Al parecer caso de la bebé Daylin ha quedado un poco en el olvido y es a lo que nosotros queremos llamar a la reflexión a nuestras autoridades, para que Wilfredo y Gregoria (padres de la bebé) puedan encontrar a su niña, puedan encontrar justicia con el respaldo de la Policía Boliviana", dijo el abogado Abel Loma que representa a los papás de la niña al portal Bolivia.com.

El caso de Daylin fue denunciado en diciembre del año pasado, cuando una mujer se ganó la confianza de su madre, quien se encontraba en la Terminal de Buses de la ciudad de La Paz.

La raptora intentó hacerle creer a la madre que tenía regalos para ella y su hijita y en uno de esos momentos, aprovechó que la madre tuvo que llevar a uno de sus sobrinos al baño y la captora de la bebé se ofreció a cuidarla, cuando en realidad se la llevó.

El abogado de la familia de Daylin informó que los padres se encuentran en una búsqueda activa de su hija desde la ciudad de La Paz y su manera de subssistir es a través de la venta ambulante, por lo que necesitarían ayuda, "Ellos están vendiendo en las calles chicles, dulces, todo lo que pueden, para poder pagar un poco su subsistencia", dijo el representante de la familia.

En este tiempo de búsqueda agradeció el apoyo que recibieron del Ministerio de la Presidencia, la Autoridad de Juego, la Policía, el GA CIPque ayudaron a la subsistencia de la familia.

La madre de Daylin, Gregoria, pidió a la Policía que encuentren a la raptora de su hija y agradeció todo el apoyo que le brindaron las personas e instituciones en general.

Por su parte, Wilfredo, el padre de la pequeña, también expresó que "nunca vamos a perder la esperanza" de encontrar a su hija.

Otro caso similar fue el de la bebé Samanta en La Paz, que desapareció a finales de 2020 y fue encontrada aproximadamente en el lapso de un mes.

Una mujer engañó a la madre, de 19 años, para llevársela, un suceso que ha conmocionado al país.

Una llamada telefónica de "dos ángeles anónimos" al director nacional de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen, el entonces coronel Iván Rojas, permitió dar con la mujer, según explicó ese jefe policial a los medios.

La mujer fue hallada «en vía pública» y «con la bebé en brazos» en un barrio paceño que Rojas no precisó.

"El rapto no perseguía beneficio económico. La raptora manifiesta que lo hizo porque perdió a un bebé, ese habría sido el móvil que llevó a la comisión de este hecho delictivo", indicó el oficial.