Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 24 de octubre de 2021
  • Actualizado 00:12

EL 4 DE JUNIO DE 1975 FUE DECLARADO MONUMENTO NACIONAL MEDIANTE DECRETO SUPREMO 12555. LA INFRAESTRUCTURA SE EDIFICÓ A PRINCIPIOS DE 1500 (SIGLO XVI)

El templo más antiguo celebra hoy su fiesta por el Señor del Buen Viaje

El templo más antiguo celebra hoy su fiesta por el Señor del Buen Viaje



A 17 kilómetros de Cochabamba se encuentra el templo más antiguo de Cochabamba, Santiago Apóstol de El Paso. Su fecha de construcción se remonta a principios de 1500, según el párroco Rodolfo Ramírez Sotelo.

Este templo fue declarado monumento nacional con el Decreto Supremo 12555, el 4 de junio de 1975, durante el Gobierno de Hugo Banzer Suárez.

La parroquia de El Paso fue fundada el 27 de mayo de 1571. Se encuentra asentada en la acera norte de la plaza principal de esta localidad y en su interior conserva tesoros arquitectónicos y religiosos.

Pinturas coloniales adornan sus gruesas paredes, finas láminas de pan de oro cubren el retablo principal y las puertas fabricadas con molle rojo permanecen como testigos de la fe y devoción de los creyentes del Señor del Buen Viaje.

El sacerdote Rodolfo Ramírez apunta que la parroquia de El Paso nació como una capilla alrededor de 1500, según los archivos del Arzobispado de Cochabamba, pero todavía no llevaba el nombre de Santiago Apóstol.

La parte central del templo está formada por una cruz latina perfecta, que no era parte de la capilla original. Los brazos de la cruz fueron edificados después.

Ramírez asegura que cuando el feligrés ingresa en el templo se encuentra dentro de una cruz y "eso es una forma de catequización. Estás en una cruz para recordar que Jesús ha muerto en una cruz y nosotros estamos sobre ella".

Sin embargo, recuerda que durante la Colonia al templo solo podían entrar el español y su familia, o sus descendientes. En la parte posterior de la edificación estaba la capilla de los indios, reservada para ellos.

El sacerdote que oficiaba la misa para los españoles, tras terminar el servicio se dirigía a la capilla de los indios y procedía recién a bendecirles.

Otra característica de esa época es que por la puerta principal solo podía ingresar el español que estaba casado. La soltera entraba por un acceso que daba al lado este del templo y el soltero por el sector oeste.

Y justamente la característica de la puerta principal del templo, y de algunas otras, es que están fabricadas con molle rojo que data de 1750 y que abundaba en la zona, porque en esa época no había otro tipo de madera.

PIEDRA DE EL ABRA La investigación de un equipo de arqueólogos concluyó que los cimientos del templo fueron construidos con piedra negra, trasladada desde la zona de El Abra (Sacaba) hasta la localidad de El Paso. Lo más probable, según el párroco, es que este material fue llevado a lomo de mula.

Otro dato que revelaron los arqueólogos es que el piso original del templo se encuentra a por lo menos un metro y medio por debajo del nivel actual. La primera base tenía como materia prima una piedra negra con manchas rojas.

El segundo piso es empedrado y el tercer nivel ladrillo cocido. El cuarto piso está hecho con baldosas.

PAN DE ORO El retablo principal data del año 1750, posterior a la edificación de la capilla y la fundación de la parroquia. Su característica principal es que está pintado con pan de oro (láminas gruesas).

Ramírez asegura que en algún momento ladrones intentaron robar el pan de oro del retablo, pero gracias a las alarmas se frustró este hecho.

En el retablo se encuentran las imágenes del Señor del Buen Viaje, San Pedro, San Pablo, San Marcos, la Virgen de la Candelaria, San José y San Ramón. Esta última imagen tiene una peculiaridad, un candado en la boca, y es considerado el patrón de los chismosos.

Ramírez explica que como en todo pueblo pequeño, los habitantes de El Paso estaban al día con el chisme, todos conocían la vida y milagro de sus vecinos. En algún momento, el sacerdote se molestó, por lo que tuvo que traer la imagen de San Ramón como una llamada de atención a los pobladores.

CUADROS Las pinturas que cuelgan de las paredes del templo datan de los años 1750 a 1780 y son muy valiosas. Algunos de los cuadros fueron restaurados entre 1995 a 2000.

Las obras son anónimas, no se conocen las firmas de los pintores, pero según los entendidos son cuadros de mucho valor histórico y también económico por sus características. Uno de los que más se destaca es el de Santo Domingo de Guzmán, afirma el párroco.

El templo tiene 22 cuadros, la mayor parte de ellos colgados en las paredes y los más valiosos resguardados bajo llave. Para evitar cualquier intento de robo, el edificio cuenta con alarmas que funcionan las 24 horas del día.

Los cuadros se encuentran además a una considerable altura para evitar que alguien intente retirarlos de su lugar.

Apuntes

Su llegada

La imagen del Señor del Buen Viaje fue traída junto con la del Tata Santiago desde España, en 1568.

Deterioro

El párroco Rodolfo Ramírez reconoció que algunos sectores del templo y del patio están descuidados.

Inversión

El objetivo de la parroquia es realizar una restauración minuciosa de todo el templo, conservando los materiales originales y su esencia, pero para ello se requiere de aproximadamente 150 mil dólares, además de la autorización del Ministerio de Culturas y la Gobernación.

Alma wasi

Un ambiente peculiar al interior del templo de El Paso es el Alma Wasi, que funcionaba como una cárcel, donde se encerraba a los agresores de mujeres.

Las cárceles de Cochabamba llevan nombres de santos: San Sebastián y San Antonio en Cercado, San Pedro de Sacaba y San Pablo de Quillacollo.

Cuidados en la infraestructura

Para evitar el deterioro del templo, más aún tomando en cuenta que se trata de un patrimonio arquitectónico, el párroco Rodolfo Ramírez explica que se realizan cuatro tipos de mantenimiento.

En primer lugar se revisa periódicamente el techo para evitar el deterioro de las paredes. Esta gestión se cambiaron 360 tejas rotas.

Los cables del sistema eléctrico también son revisados cuidadosamente para prevenir cortocircuitos. Ramírez dice que se utilizaron cables de alta seguridad con el fin de evitar incendios.

El sector del retablo, por ejemplo, tiene un cable alemán especial para mayor seguridad. Si llegara a producirse un cortocircuito solo quedaría afectada una parte y no se propagaría el incendio.

Al interior del templo no se permite el uso de flashes de cámaras fotográficas para evitar el deterioro de las pinturas coloniales. Si alguien quiere tomar imágenes debe pedir autorización de la parroquia.

Cuando hay mucha concentración de personas, se toma el recaudo de ventilar el ambiente hasta horas de la noche para que el vaho se disipe.

En algún momento se pensó en colocar ventiladores en las paredes, pero por ser un patrimonio arquitectónico no prosperó esta idea.

La festividad de El Paso une a la Llajta

y extiende su fe en jóvenes y universitarios

La festividad del Señor del Buen Viaje atrae a cientos de feligreses el segundo domingo de cada mes, pero el número aumenta significativamente en noviembre, cuando se celebra la fiesta mayor. El templo acoge a por lo menos un millar de personas.

Los fieles ocupan los asientos del templo Santiago Apóstol desde muy temprano el domingo y esperan pacientemente que el sacerdote dé inicio a la celebración de la misa, a las 11 de la mañana, y que se extiende hasta pasado el mediodía, con la participación de mariachis y una banda de música.

Lo importante, según el párroco de El Paso, Rodolfo Ramírez Sotelo, es que cada vez llega gente más joven, universitarios y matrimonios jóvenes.

La celebración de esta festividad se inició con fuerza en 1970, con el impulso de la familia Zambrana, cuyos integrantes fueron los primeros pasantes. En esa época, el párroco Andrés Oporto fue también un pilar fundamental para que la fiesta gane terreno.

"En la vida todos viajamos. Nuestra vida es un constante viaje, ya sea a pie, en bicicleta, vehículo, tren, flota o avión. Por eso debemos encomendarnos al Señor del Buen Viaje", recomienda Ramírez.

El sacerdote agrega que con la bendición de Dios todos tenemos un día más de vida. Despertamos con él y al acostarnos debemos acordarnos de él para que nos dé fuerza y valor "especialmente a los transportistas, que les dé una mano firme para conducir su coche y una mirada serena para ver adelante y evitar accidentes en las carreteras".

El párroco asegura que la bendición del Señor del Buen Viaje es para todos, porque Dios no hace distinción de clases, razas, culturas, lenguas o etnias.

"Si Dios es para todos, Jesús es también para todos", concluye.

Opiniones

Henry Rojas

Pasante fiesta mayor

La fiesta del Señor del Buen Viaje es una tradición de mi familia, desde que mis papás eran jóvenes. Ellos pasaron la fiesta hace 40 años.

Del Señor del Buen Viaje hemos recibido muchas bendiciones, sobre todo mis padres, quienes nos han dejado un legado muy fuerte.

Decidí ser pasante porque tenemos con mi familia mucha devoción.

Paulino Zambrana

Feligrés

Asisto a la fiesta del Señor del Buen Viaje desde 1970. Para mí es una satisfacción ver que la devoción está creciendo. Espero que la gente sienta que el Señor es milagroso porque siempre brinda beneficios a los devotos que llegan con fe.

En 1970 organicé la primera fiesta. Hay mucha gente que sigue gozando de buena salud gracias al Señor del Buen Viaje.

Sara Herrera

Feligresa

Participo de la fiesta del Señor del Buen Viaje desde hace doce años. Me ha dado muchas bendiciones. Mi hijo estaba yendo a Estados Unidos y vine a pedirle por él al Señor del Buen viaje, para que le vaya bien.

Le pedí con fe y él junto con los otros llegaron bien, fueron por México.

Esperé al menos tres años para ser pasante la primera vez.

Ya pasé cuatro veces la fiesta.

Alejandro Zambrana

Feligrés

A la fiesta asistimos desde su organización en 1968, cuando estaba el padre Andrés Oporto. Se programó para hacer la fiesta en 1970. Desde esa época son 45 años que hemos participado. He sido pasante al menos cuatro veces y organizo la fiesta el primer domingo de enero de cada año.

El Señor del Buen Viaje me ha colmado de bendiciones.