Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 15 de septiembre de 2019
  • Actualizado 06:22

UPEA muestra imágenes y acusa a la Policía por asesinato de Jonathan

UPEA muestra imágenes y acusa a la Policía por asesinato de Jonathan

Autoridades de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) presentaron este lunes imágenes y videos para denunciar que la Policía asesinó al estudiante Jonathan Quispe Vila, y que además se pretende encubrir los verdaderos autores de este hecho.
El ministro de Gobierno, Carlos Romero, aseguró la semana pasada que el estudiante murió por el impacto de una canica de vidrio disparada por los mismos manifestantes con un petardo, sin embargo, esa versión fue negada por los estudios que realizó la Universidad.
El abogado de la UPEA, Víctor Campos, mostró un video en que se observa al estudiante aún con vida a la 13.25 del jueves, entre las calles Martín Cárdenas y 11 de junio, en frente a la Procuraduría. En la grabación se advierte que el joven sale de cuadro por un momento y regresa a ocultarse en un callejón. Según el jurista, en ese momento Quispe recibió el proyectil en el pecho.
Asimismo, mostró videos en que se observan a los policías con escopetas. Enfatizó una grabación en que se ve a un grupo de uniformados en motocicletas por la Procuraduría. En la misma se señala que uno de los agentes tenía un escopeta y que, según el abogado, sería el autor material del hecho.
El video de las 13.25 muestra al joven ingresando a un callejón, donde se desangró y perdió la vida a las 13.31, de acuerdo con la versión de la UPEA.
La versión de Romero se basa en el supuesto de que el estudiante habría recibido el proyectil en una trayectoria de arriba hacia abajo, y que los estudiantes habrían estado disparando desde puentes a los policías. La UPEA descartó que haya sido de esa manera.
A este punto, el exmayor David Vargas, docente de la UPEA explicó que el primer punto de donde habría disparado con petardo al joven, según Romero, es el pasaje peatonal de El Ceibo, pero el mismo está a 700 metros de donde fue herido el muchacho, lo cual hace esa versión absurda.
El segundo punto probable de donde habrían disparado los estudiantes es el puente distribuidor que está a 500 metros del lugar del impacto, lo cual sería imposible para la canica impulsada por petardo.
El tercer punto probable sería un puente peatonal en la avenida Juan Pablo II, pero el mismo está a 250 metros del lugar del impacto, según Vargas, quien sostuvo que no existen petardos teledirigidos.
El exmayor agregó que se hicieron pruebas que concluyeron que un petardo no podría haber matado a una persona ni disparado a quemarropa. Señaló que la carga de pólvora puesta en ese dispositivo está calculada para cierta cargas, que no incluye una canica.
La tesis de la UPEA apunta a que una escopeta sería la que disparo el proyectil al joven. El abogado sostuvo que el proyectil no es una canica común, sino una especial. Los representantes universitarios señalaron que debía existir otra canicas en el lugar del hecho, pero no las encontraron, pero sí había balines.
La Universidad también crítico que los estudiantes hayan pedido ayuda a los policías para ayudar al muchacho herido, sin embargo, no lo hicieron. El jurista señaló que esa actitud de los uniformados se constituye en la figura penal de denegación de auxilio.
Antes las evidencias, el abogado Campos informó que se está presentado una querella contra jefes policial (incluyendo el comandante Faustino Mendoza y el coronel Jhonny Aguilera) por los delitos de asesinato, complicidad, encubrimiento, asociación delictuosa, porte o portación, denegación de auxilio e incumpliendo de deberes.
Retan a Romero
El exmayor Vargas desafió al ministro Romero a realizar pruebas conjuntas en la Academia de Policías para demostrar que una canica impulsada por un petardo no puede matar a una persona.