Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 08 de diciembre de 2019
  • Actualizado 14:00

Princesa Mako: "Deseo que las relaciones entre Bolivia y Japón perduren para siempre"

Princesa Mako: "Deseo que las relaciones entre Bolivia y Japón perduren para siempre"

La princesa de Japón, Mako de Akishino, llegó este lunes a la ciudad de La Paz y se reunió con el presidente Evo Morales en un acto especial, donde aprovechó para expresar su alegría de su visita y deseo de que las relaciones entre Bolivia y Japón perduren para siempre.


"Formulo mis mejores votos por la salud del señor presidente Evo Morales y de todos los presentes y todos los bolivianos, deseando que las relaciones de amistad entre ambos países, cultivadas por miles de personas, perduren para siempre", manifestó la princesa japonesa, quien llegó hasta la Casa Grande del Pueblo ataviada con un kimono, vestimenta tradicional de su país. 

Según datos de la Embajada de Japón, en Bolivia existen más de 13.000 descendientes nipones, los cuales se encuentran en los departamentos de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Beni, Pando, Oruro y Chuquisaca.

"Aprovechando esta ocasión del aniversario de la inmigración japonesa quisiera reiterar nuestro profundo agradecimiento al Gobierno de Bolivia y a todo el pueblo boliviano por haber acogido cálidamente a los inmigrantes japoneses", refirió la integrante de la familia imperial japonesa.

Mako, sobrina mayor del emperador japonés Naruhito, arribó esta jornada al aeropuerto internacional de El Alto para sostener un encuentro con el presidente Morales y realizar otras actividades. Su visita al país se da, principalmente, en el marco de los actos conmemorativos por los 120 años de la llegada del primer grupo de migrantes japoneses a Bolivia, en 1899.

Como parte de sus actos protocolares, la princesa japonesa junto al canciller de Bolivia, Diego Pary, hizo la entrega de un arreglo floral ante los restos del Mariscal Andrés de Santa Cruz y Calahumana. Posteriormente, visitó la Casa Grande del Pueblo, lugar donde fue recibida por Morales.

"Japón nos ha condonado más de 500 millones de dólares, y ahora sigue la cooperación (...) se ha aprobado un crédito de 550 millones de dólares para implementar proyectos energéticos en Potosí, en dos fases", mencionó el Presidente, quien intercambió presentes con la princesa japonesa.

Tras el encuentro, Mako paseó por distintas líneas de la empresa Mi Teleférico en medio de un fuerte resguardo de seguridad y en compañía de autoridades gubernamentales. 

Asimismo, la princesa de Japón fue declarada Huésped Ilustre por el alcalde de La Paz, Luis Revilla.

Se tiene previsto para este martes la llegada de la princesa japonesa a la ciudad de Santa Cruz, ciudad donde sostendrá una reunión con la comunidad Nikkei en aquel departamento y con funcionarios y voluntarios de JICA.

El miércoles, Mako participará de una ceremonia conmemorativa del 120 aniversario de la inmigración japonesa a Bolivia, y el siguiente día continuará sus actividades entre entregas de ofrendas florales y reuniones con representantes de colonias japonesas.