Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 17 de agosto de 2022
  • Actualizado 00:06

DIPUTADO MEDINA DICE QUE HAY AVANCES EN EL RESPETO A LA DIVERSIDAD Y LA IGUALDAD DE OPORTUNIDADES, PERO RECONOCE QUE TODAVÍA FALTA MUCHO

Prevalecen el racismo y la discriminación en las entidades públicas

Prevalecen el racismo y la discriminación en las entidades públicas

Las entidades públicas son lugares donde más casos de discriminación y racismo se producen, un 57 por ciento del total de los reportados, lo que ha llamado a la preocupación en el Gobierno. La orientación y la diversidad sexuales son los motivos de discriminación más recurrentes y denunciados en Bolivia, ambos suman un 35 por ciento del total de los registrados.

El viceministro de Descolonización, Félix Cárdenas, dijo que de los 484 casos atendidos en la Dirección General de Lucha Contra el Racismo (DGLCR), desde la promulgación de la Ley 045 Contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación en 2010, la mayoría de esos ha sucedido en instituciones públicas.

En tanto que el 43 por ciento de los casos de discriminación se da en el sector privado.

“De cualquier forma es preocupante que se den más casos de discriminación y racismo en las instituciones públicas, donde se ha instruido incluso reglamentos para enfrentar estos flagelos”, manifestó.

Cárdenas afirmó que estos datos muestran que las personas transexuales y los servidores públicos son las poblaciones más golpeadas por conductas discriminatorias y racistas.

“Son discriminaciones de tipo jerárquico, es decir, de jefes a subalternos, donde hay miedo de denunciar porque los empleados temen perder su trabajo en las instituciones públicas”, sostuvo la autoridad.

El Viceministerio de Descolonización optó por recibir denuncias confidenciales, guardando la identidad del denunciante y el denunciado hasta investigar y establecer sanciones para los responsables.

Por su parte, el diputado afroboliviano, Jorge Medina Barra, destacó que si bien hay tareas pendientes en Bolivia en la lucha contra el racismo y la discriminación, se han dado pasos “significativos e históricos” en esa materia con la Constitución vigente desde 2009 y la ley promulgada en 2010.

Dijo que de cualquier manera los casos de discriminación en las entidades públicas han bajado, pues considera que en los gobierno neoliberales era imposible tener mujeres de pollera, personas de color, indígenas en espacios públicos.

“El hecho de tener un Presidente indígena, en gran medida ha bajado esos moldes culturales racistas de épocas coloniales”, dijo Medina.

Además, manifestó que esta serie de rechazos en esas instituciones públicas se daba en forma de maltrato a las personas, por su condición social, que concurrían a las oficinas por atención.

Ahora considera que la discriminación es más de carácter jerárquico, es decir, “del jefe a su subalterno, lo que también debe terminar con sanciones de la justicia”, agregó.

El diputado oficialista pidió al Comité Nacional de Lucha contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación, encargado de diseñar y ejecutar mecanismos de control y sanción de este tipo de actos, ser más efectivo y severo con estos casos.
GESTIÓN 2013 El Gobierno boliviano recibió 135 denuncias por racismo o discriminación entre enero y octubre de este año, la mayoría por motivos de orientación sexual y grado de instrucción, de acuerdo al Viceministerio de Descolonización.

El detalle señala que 22 de las 135 denuncias fueron desestimadas “por no constituir faltas o delitos por racismo y/o discriminación” y sólo siete han sido resueltos.

Agrega que 95 casos se encuentran “en seguimiento, a la espera de información y acciones a tomar por la entidad” donde ocurrió el hecho, tres fueron derivados a la Fiscalía y ocho fueron archivados.

De las 113 denuncias admitidas, 20 fueron por motivos de orientación sexual, 18 por grado de instrucción, 15 por identidad cultural, 14 por procedencia e igual número por ideología, entre otras razones.

El informe resalta que las denuncias se incrementaron desde la promulgación, en 2010,  de la Ley contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación, por la que, precisamente, se creó el comité para seguir estos casos y establecer sanciones.

El viceministro Cárdenas dijo que los actos racistas se han institucionalizado en el país, porque muchos asumieron ese comportamiento como parte cultural.

Considera que no basta la buena voluntad del presidente Evo Morales, del Gobierno, de los ministerios, sino que es una cuestión de cultura y cambio de mentalidad,

“Tenemos que seguir trabajando en cómo desmontamos esta institucionalidad colonial, racista y patriarcal, no es fácil, pero seguiremos luchando para enfrentar la discriminación”, sostuvo al indicar que ya tiene un plan de acciones para erradicar el racismo y la discriminación totalmente hacia el 2025.

Pocas víctimas denuncian

La falta de información sobre los mecanismos de denuncia impide que muchas víctimas de discriminación y racismo recurran a las instancias correspondientes para dar a conocer sus casos.

Por ejemplo, según datos revelados por la investigación “Situación de las poblaciones TLGB en Bolivia”, sólo una de 10 personas de la población Transexuales, Lesbianas, Gays y Bisexuales (TLGB) denuncia violación de sus derechos.

Según la consultora  María del Carmen Sánchez, el

50 por ciento de las personas TLGB, aparentemente, no acuden a denunciar a las instancias pertinentes por desconocimiento de métodos de resolución de conflictos y otro porcentaje por miedo.

Unos afirman que no hay respuesta positiva y que las autoridades no hacen nada. El presidente de la Asociación de Colectivos TLGB, David Aruquipa Pérez, explicó que cerca al 90 por ciento de esta población no denuncia a las instancias adecuadas por temor a que su condición de persona TLGB quede al descubierto en los medios de comunicación.

Un 50 por ciento de las denuncias se realizan ante la Policía y un 15 por ciento ante el Defensor del Pueblo.


Se sigue discriminando por la identidad cultural y la apariencia

El informe de la Dirección General de Lucha Contra el Racismo (DGLCR) señala que la diversidad cultural asociada al bajo grado de instrucción, el lugar de procedencia y la apariencia son también causales que sumados pasan el 30 por ciento de los casos de discriminación en Bolivia.

Otros motivos de discriminación luego de la orientación sexual son por el grado de instrucción (13 por ciento de los casos), lugar de procedencia (12 por ciento ), apariencia (11 por ciento ), ideología (11 por ciento ), edad (8 por ciento ), discapacidad física e intelectual (6 por ciento ) y credo religioso (4 por ciento ).

El diputado afroboliviano del MAS, Jorge Medina Barra, dijo que estos datos son preocupantes, pues dijo que si se suman los casos por diversidad cultural como la gente que llega del área rural con un grado de instrucción baja, su procedencia y su apariencia llegan a un 36 por ciento de discriminación que es una cifra “alta”.

Dijo que el tema cultural sigue siendo en Bolivia un generador de discriminación y racismo, pues la gente del área rural generalmente ha sido postergada en los gobiernos neoliberales y ahora si bien baja el porcentaje, “continúa como algo cultural y números rojos”.

Asimismo, las cifras evidencian que otro grupo importante discriminado son las personas con discapacidad física y los adultos mayores son quienes más sufren las formas sutiles de discriminación encubierta, ya que son objeto de rechazo de la sociedad en general.

“Los choferes prefieren no recogerlos y pasarse de largo para evitar problemas, y los transeúntes se hacen a la vista gorda cuando algún viejito o  persona con algún tipo   de  discapacidad  quiere cruzar alguna calle o avenida”, comentó el legislador.


Más del 70 por ciento de homosexuales sufren agresiones

Al menos un 70 por ciento de transexuales, homosexuales y bisexuales en Bolivia sufren de agresiones, realidad que fue revelada por un estudio denominado “Situación de las poblaciones TLGB en Bolivia”, promovido por Conexión, Fondo de Emancipación.

La orientación y la diversidad sexuales son los motivos de discriminación más recurrentes y denunciados en Bolivia, ambos suman un 35 por ciento del total de los registrados en el Viceministerio de Descolonización, según un informe de denuncias por racismo y discriminación de la Dirección General de Lucha Contra el Racismo (DGLCR).

El informe de la DGLCR es coincidente con los datos de un estudio de la Situación de las poblaciones TLGB en Bolivia.

Esta investigación señala que la agresión más frecuente a las poblaciones Transexuales, Lesbianas, Gays y Bisexuales (TLGB), se manifiesta como amenazas e insultos seguida de agresiones humillantes. Después de la violencia se encuentran la discriminación principalmente de transexuales en un promedio del 50 por ciento y hasta 25 por ciento en los homosexuales (gay y lesbianas) y bisexuales.

Esta investigación presenta grados de homofobia, violencia, discriminación y maltrato de la población Transexuales, Lesbianas, Gays y Bisexuales que muchas veces es confundida y asumida a este grupo en un solo “saco”, pues la discriminación y agresiones la sufren en mayor proporción los transexuales, aquellos seres que se transforman de mujer a hombre y viceversa.

En tanto que el mal trato baja cuando se habla de lesbianas y gays, pues generalmente no se los distingue porque actúan, en el caso de una mujer, como cualquier otra mujer con la diferencia de que tiene inclinaciones por otra mujer, que es el mismo caso en los hombres.

Esta situación de discriminación y agresiones baja más aún en los bisexuales, pues tienen inclinaciones por ambos sexos y que se los ve como cualquier otro heterosexual, con sus parejas del otro sexo de manera normal.

Uno de los temas preocupantes que reveló la investigación “Situación de las poblaciones TLGB en Bolivia”, es que sólo una de 10 personas de la población Transexuales, Lesbianas, Gays y Bisexuales (TLGB) denuncia violación de sus derechos.