Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 18 de septiembre de 2020
  • Actualizado 23:11

LA QUERELLA INICIADA POR LA FISCALÍA CONTRA EL EXPRESIDENTE DEL BANCO CENTRAL DE BOLIVIA EXIGE LA DEVOLUCIÓN DEL DINERO DESTINADO A EQUILIBRAR EL SALARIO DE LOS EJECUTIVOS

Ordenan detención domiciliaria para Juan Antonio Morales

Ordenan detención domiciliaria para Juan Antonio Morales



La jueza X de Instrucción Penal Cautelar Marcela Siles ordenó la detención domiciliaria y arraigo para el expresidente del Banco Central de Bolivia (BCB), Juan Antonio Morales Anaya, procesado en el caso Gastos Reservados II. Morales es acusado de los delitos de peculado, uso indebido de influencias, beneficios en razón del cargo, incumplimiento de deberes y enriquecimiento ilícito. Luego de la audiencia de medidas cautelares, que duró dos horas, el fiscal Harry Suaznábar, encargado de las investigaciones del caso, informó a los medios de comunicación que "la jueza de la causa determinó la detención domiciliaria del señor Juan Antonio Morales, sin permiso de salir al trabajo sin escolta y el arraigo del mismo".

TRANQUILO A la salida del juzgado, Morales manifestó que se encuentra "tranquilo", pero "no enteramente" satisfecho con la decisión de la jueza. Ante la consulta de una supuesta acción política en su contra, dijo que "es posible". Morales llegó hasta la Corte Superior de Distrito a las 9:15 de este viernes transportado por una ambulancia del grupo Bersa y fue escoltado hasta el Juzgado Décimo de instrucción Penal. La audiencia terminó a las 11:05 horas. A la salida, los familiares y amigos del economista dieron muestras de apoyo con palabras y abrazos.

Suaznábar anunció que el Ministerio Público analizará una posible apelación de la decisión.

Asimismo, señaló que se dio a conocer la participación de otras personas en el caso, por lo que también evaluará la posibilidad de ampliar la investigación hacia otros ex funcionarios públicos.

DEMANDA Morales fue aprehendido la noche del miércoles tras encontrar recibos e informes que muestran que percibió ingresos económicos extraordinarios, denominados "Plus", ajenos a su salario cuando se desempeñaba como presidente del BCB.

Morales es acusado de causar al Estado un daño de Bs 2.000 millones entre 1996 y 2006.

Los datos del cuaderno de investigación indican que Morales recibía de Bs 6.300 a 6.400 mensuales, desde octubre de 1995 a junio de 1997, empero en los recibos originales suman Bs 48.563, monto que era repartido entre la gente de su confianza, gerentes del BCB, según la acusación.

Según el fiscal, la exautoridad tiene otro proceso, iniciado en el año 1997, por la firma de un contrato entre el BCB y el BHN Multibanco S.A., proceso en el que se le ha consignado una acusación formal, siendo uno de los principales elementos de convicción para solicitar su detención.

SOLIDARIDAD Los familiares de Morales denunciaron la detención ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en Washington, Estados Unidos. Desde el miércoles, diversas organizaciones, economistas y políticos expresaron su solidaridad con la exautoridad y rechazaron la medida judicial.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad