Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 22 de septiembre de 2019
  • Actualizado 02:14

Miedo a microcefalia reabre el debate sobre el aborto en Latinoamérica

Miedo a microcefalia reabre el debate sobre el aborto en Latinoamérica
 El virus del Zika y su relación con la malformación del cráneo en los fetos, conocida como microcefalia han reabierto el debate sobre el aborto en los países latinoamericanos, donde impera un rechazo a esa práctica.

En Brasil, el debate se caldeó esta semana luego de que el Instituto de Bioética Anís anunciara que presentará ante el Tribunal Supremo una petición para que autorice el aborto en el caso de que una madre contraiga el zika, como ya lo logró por la anencefalia.

Hasta ahora, la legislación brasileña autoriza el aborto en casos de violación, riesgo para la vida de la madre o el citado supuesto de anencefalia en el feto, pero en todas esas situaciones solo puede ser practicado mediante una expresa autorización judicial.

Brasil calcula un millón de abortos por año en el país y ha confirmado 404 casos recientes de microcefalia, 17 vinculados con el contagio del zika, e investiga otros 3.670 posibles diagnósticos.

El virus también hizo reaparecer el debate sobre el aborto en Colombia, donde este lunes el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, dijo que, si bien el Gobierno no puede recomendar el aborto, desde su cartera se interpreta que las mujeres embarazadas con zika pueden recurrir a él si representa peligro para su salud física o mental.

Esas posiciones contrastan con el rechazo a la práctica del aborto que persiste en Latinoamérica, donde se encuentran siete de los nueve países del mundo donde no se permite el aborto ni cuando la vida de la madre está en peligro: Chile, El Salvador, Haití, Honduras, Nicaragua, República Dominicana y Surinam.