Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 18 de junio de 2021
  • Actualizado 22:27

Mar: Canciller chileno baja el tono de su discurso e insta a Evo a dialogar

Mar: Canciller chileno baja el tono de su discurso e insta a Evo a dialogar

En una entrevista con el diario El Mercurio, el canciller de Chile, Alfredo Moreno, quien ha bajado notablemente el tono de su discurso, instó ayer al presidente boliviano, Evo Morales, que se opte por la vía del diálogo y del trabajo conjunto para abordar el tema del mar, pero, aclaró que si el Estado Plurinacional insiste por acudir al Tribunal Internacional de La Haya, lo hará y que está preparado para aquello.

“Para Chile, ojalá que esta situación planteada por Bolivia se resuelva trabajando juntos. Esa es la mejor manera de buscarle solución a cualquier necesidad que tenga Bolivia, de un mejor acceso al mar, o de tener facilidades adicionales, etcétera. Son el diálogo y el trabajo en conjunto la solución”, declaró Moreno, en una entrevista que se publica en la edición de ayer.

Moreno está seguro de que si el Estado Plurinacional acudirá a los tribunales internacionales, irá  “por un camino que no conduce a resultados”.

El 23 de marzo del 2011, el presidente Evo Morales anunció que el estado boliviano cambiará de estrategia en la demanda marítima. Criticó que el diálogo no dio frutos con Chile y anunció que acudirá a los tribunales internacionales, con la denuncia de que el Tratado del 20 de Octubre de 1904 fue impuesto y violado sistemáticamente.

Otra es la posición del gobierno chileno, que tiene la seguridad de que el Tratado de Paz y Límites ha sido cumplido por ambas nacionales y que la comunidad internacional, es testigo de aquello.

“Las relaciones de Chile y Bolivia están regidas por un tratado que tiene años de aprobado por ambos gobiernos y reconocido por toda la comunidad internacional. Por lo demás, Bolivia reclamó sobre este tratado en 1920 a la Liga de las Naciones, y se nombró a un comité de tres jueces. Por tres a cero se le encontró la razón a Chile y que cualquier modificación de un tratado correspondía exclusivamente a las partes. Eso fue en 1920. Estamos en 2012. El tratado no puede ser más válido y representativo de los derechos de cada uno de los países”, apuntó Moreno, un estrecho colaborador del Presidente Sebastián Piñera.

En ese sentido distingue el caso de Argentina con Gran Bretaña por las isladas Malvinas y el de Chile y Bolivia por un acceso al océano Pacífico. El Gobierno de Santiago ha respaldado la posición de Buenos Aires.

“Entre Argentina e Inglaterra no hay ningún tratado por el cual Argentina le haya cedido la soberanía de las islas Malvinas a Inglaterra, o viceversa. Pero en el caso de Chile y Bolivia, hay un tratado (1904) en el que los dos países llegaron a un acuerdo hace más de 100 años respecto de los límites entre ambos y que también otorga el más amplio derecho de libre tránsito por nuestros puertos a Bolivia. Y ese tratado se ha cumplido y respetado cabalmente en estos años, lo que es reconocido por todos los países. Nunca ha habido una duda respecto de los límites entre Chile y Bolivia”, insistió.

Moreno recuerda los hechos del 23 de marzo del año pasado. Esa mañana, los chilenos se encontraron con una entrevista con el Presidente Evo Morales y publicada en el diario El Mercurio. “Dijo que había un trabajo muy fructífero entre ambos países. Desgraciadamente, ese mismo día en la tarde, en el discurso que hizo en una concentración masiva por el Día del Mar, dijo lo contrario, y desde ahí ha transitado hacia un camino de demandas jurídicas”.

El canciller chileno cree que aún es posible retomar “el camino que nosotros creemos es el más fructífero”, sin embargo, aclaró que si el gobierno boliviano opta por los tribunales, Chile está “preparado para actuar.

“Sin embargo, si la demanda se presenta, Chile va a hacer valer sus derechos ante los organismos internacionales a que recurra Bolivia”, agregó.

De todas maneras, plantea que las tesis diplomáticas de los tiempos actuales señalan la necesidad de “buscar nuevos acuerdos, pero para eso es necesario respetar los que ya tenemos. Chile en eso ha sido muy claro frente a lo que está dispuesto y no está dispuesto a hacer. Ha expresado que no está dispuesto a entregar un territorio soberano y que en el resto de las cosas está abierto a buscar soluciones para que Bolivia tenga un mejor acceso al mar”.