Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 28 de octubre de 2020
  • Actualizado 16:57

REUNIÓN CON EL GOBIERNO

Incremento mayor a 2.7 por ciento es “imposible” para los empresarios

Rechazaron que el aumento salarial se defina en base al Producto Interno Bruto y a la inflación.
Incremento mayor a 2.7 por ciento es “imposible” para los empresarios


La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) advirtió ayer que ve "imposible"sostener un incremento salarial por encima de la tasa de inflación con la que se cerró el 2017 (2.71 por ciento ).

Una delegación de 10 dirigentes de la CEPB se reunió con el ministro de Economía, Mario Guillén, y la ministra de Planificación, Mariana Prado, para plantear la posición del sector sobre el porcentaje de incremento al salario mínimo nacional y al haber mensual.

"La grave situación del empleo y de la mayoría de las empresas, sobre todo pequeñas y medianas, hacen imposible sostener un incremento por encima de la inflación de la gestión 2017, más el índice de productividad", aseguró la CEPB en un comunicado que fue leído por su presidente, Ronald Nostas.

Nostas expresó su deseo de que la posición del sector empresarial no solo sea escuchada, sino atendida por el Gobierno y que la definición del aumento de 2018 "se base en el análisis preferente de “la situación real del empleo en Bolivia, la capacidad de las pequeñas y medianas empresas de asumir los costos y el desigual desempeño de los sectores económicos”, entre otros factores.

El sector planteó un 2.7 por ciento de incremento, mientras que la Central Obrera Boliviana (COB) solicitará un aumento de 10 por ciento al salario básico y 15 por ciento al salario mínimo nacional.

El Gobierno también preveía reunirse ayer con la COB, pero suspendieron las mesas de trabajo por la explosión ocurrida en la mina Huanuni.