Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 13 de diciembre de 2019
  • Actualizado 16:39

Hija del Fiscal cometió "error" en declaración y Contraloría corrige el patrimonio

Hija del Fiscal cometió "error" en declaración y Contraloría corrige el patrimonio

El fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, informó que su hija menor Vania cometió un "error aritmético" en el llenado del formulario de la Contraloría General del Estado, al declarar que es propietaria de un bien inmueble de Bs 4.176.545, cuando solo le corresponde el 33 por ciento de su valor, el que fue corregido.


La autoridad salió al frente en defensa de dos de sus tres hijas, después que se conoció que su hija Vania funcionaria en el Tribunal Constitucional Plurinacional, registró una declaración jurada de poco más de Bs 4.000.000; mientras que su hija Roxana declaró Bs 1.421.580

"Mi hija menor por un error, porque deja a personas que le llenen el formulario, declara como si fuera propietaria del valor total del inmueble, ese es el error aritmético que ha sido corregido en la Contraloría", declaró Lanchipa en la red ATB.

De acuerdo a la información que ahora está registrada en la Contraloría se puede verificar que el patrimonio fue modificado a Bs 1.392.181.

La autoridad detalló que el bien inmueble adquirido en 1995 a Bs 502.804, a nombre de sus tres hijas, dos de ellas actualmente trabajan en la función pública, desde 2005 que hicieron remodelaciones en la casa el valor catastral se ha indo incrementando.

"Luego hacemos la construcción y el 2005 las tablas hacen que llegue a más de 900.000 bolivianos del valor catastral; en 2014 el valor catastral de acuerdo a las tablas sube a Bs 1.400.000 el mismo inmueble", explicó.

Pero que a raíz de una ley municipal del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz el valor del terreno y de la construcción, sumado al valor comercial, el 2015 hace que el bien inmueble llega a subir a más de 4.000.000 y en 2017 los impuestos cancelaron por Bs 4.176.545.

La autoridad dijo que se pretendió "enlodar la imagen de jóvenes profesionales", porque además no se mostró toda la declaración jurada en la que detalla que el patrimonio no es en efectivo o no está en cuentas bancarias, sino es producto de un bien inmueble adquirido hace muchos años.