Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 22 de septiembre de 2019
  • Actualizado 14:53

DESPUÉS DE TRES DÍAS DE BÚSQUEDA

Hallan muerto a minero y gestionan la repatriación

Salomón Veizaga falleció el jueves, junto a su hijo, en un derrumbe en la mina San José de Tocopilla. Leonardo Condori sobrevivió al accidente.
Hallan muerto a minero y gestionan la repatriación


Agentes del Grupo de Operaciones Especiales (GOPE) de Carabineros de Chile encontraron muerto al minero que estaba desaparecido desde que el pasado jueves tres trabajadores de nacionalidad boliviana, entre ellos él, fueron sepultados por un derrumbe en una mina en el norte del país.

El cuerpo de Salomón Veizaga Delgadillo, de 45 años, fue encontrado a las 08.00 horas locales (12.00 GMT) de ayer en el interior de la mina San José, a tres kilómetros de distancia de Tocopilla y a unos 1.570 de Santiago.

Veizaga era el padre de Denny, de 19 años, que fue encontrado muerto el sábado, mientras el tercer trabajador, Leonardo Condori, de 64 años, fue rescatado con vida, aunque con algunas lesiones que no revisten gravedad.

Salomón Veizaga llevaba nueve años en Chile trabajando en la industria minera.

El hallazgo de su cuerpo fue confirmado por el ministro chileno de Minería, Baldo Prokurica, quien se ha mantenido en el lugar desde el día del accidente.

"Enviamos el pésame a su familia y reconocimiento a todos los que trabajaron en el rescate", señaló el Ministro, que precisó que el cuerpo se encontraba en el área donde siempre se estuvo buscando y en el que se había encontrado también el cuerpo de su hijo.

Los tres mineros bolivianos trabajaban en la reparación de unos ductos de ventilación, a 70 metros de profundidad, cuando ocurrió el derrumbe, a las 23.00 GMT del pasado jueves. La muerte de los Veizaga se produjo en el momento mismo del accidente, dijo Prokurica

El Ministro, que visitó a Condori en el hospital, dijo que él le relató que al ocurrir el accidente perdió todo contacto con sus compañeros y que cuando los rescatistas lograron abrir un paso, él apareció ahí, de pie, pidió que los rescataran y vio el cuerpo de Denny, muerto.

En La Paz, el presidente de Bolivia, Evo Morales, lamentó el desenlace de la situación y manifestó a través de Twitter la solidaridad de su Gobierno con la familia y subrayó que brindarán "toda la colaboración que sea necesaria para el traslado de los restos" de sus dos compatriotas.

El canciller Diego Pary afirmó que "la familia nos ha transmitido su interés e intención de poder trasladar los cuerpos a Bolivia porque gran parte de la familia se encuentra acá en el país y estamos haciendo las gestiones".

En el caso de Denny Veizaga, "los trámites están casi concluidos". El canciller resaltó la "estrecha coordinación con el Gobierno de Chile" y los gobiernos locales de Antofagasta y Tocopilla para las labor es de rescate.