Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 14 de octubre de 2019
  • Actualizado 01:59

EL VICEPRESIDENTE AFIRMÓ QUE EL PAÍS SUBIRÁ SU ENDEUDAMIENTO HASTA UN 28 POR CIENTO DEL PIB. REITERÓ QUE BOLIVIA ACEPTA COOPERACIÓN DE TODOS LOS PAÍSES, PERO SIN "INTROMISIÓN" POLÍTICA.

Gobierno defiende el crédito ruso y anuncia que la deuda crecerá

Gobierno defiende el crédito ruso y anuncia que la deuda crecerá



El Gobierno defendió los créditos financieros de Rusia y China, al considerar que son blanco de un ataque “de la derecha”. Además, reiteró que el país no permitirá ninguna “intromisión” política ni económica de esos países, ni de otros.

El vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, adelantó que la deuda externa del país crecerá del 17 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) hasta un 28 por ciento , para canalizar inversión en infraestructura caminera, industria y sectores productivos.

"Seguramente en los próximos días y en las próximas semanas, y les adelanto, va venir un ataque a la presencia rusa en América Latina y a la presencia rusa en Bolivia, en particular, con el centro de investigación atómica en El Alto, estamos preparados, sabremos resistir", aseguró la autoridad, según ANF.

En la misma línea, El presidente Evo Morales aseguró ayer que los créditos chino y ruso son atacados en Latinoamérica y el país, por los grupos de derecha, porque Estados Unidos ve una amenaza geopolítica.

García Linera, afirmó ayer que Bolivia acepta los créditos y la cooperación tecnológica de China, Rusia y otros países pero sin que ello derive en una "intromisión" en política interna, como tampoco ahora la admite de parte de países europeos o de Estados Unidos.

García Linera, fijó esa posición en una conferencia de prensa en la que explicó que Bolivia ha diversificado sus fuentes de financiamiento externas, en un sentido más pragmático, de conveniencia para el país.

CRÍTICAS El vicepresidente habló del tema a propósito de las críticas de la oposición a los créditos que Bolivia negocia con China por 7.000 millones de dólares para financiar diversos proyectos. Las críticas apuntan al desempeño de algunas compañías chinas, en particular de la firma estatal CAMC, cuyos contratos con el Estado boliviano son investigados por el Parlamento tras denuncias de un supuesto tráfico de influencias.

DEUDA EXTERNA La deuda contraída por Bolivia asciende en la actualidad a 17 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) que es de 34.000 millones de dólares, pero lo más importante es que es una deuda "soberana". Ese porcentaje subirá, en los próximos tres años, hasta un 28 por ciento , dijo García Linera, según Erbol.

"Bolivia se ha endeudado y en los siguientes años seguirá endeudándose, pero con una característica, es una deuda de carácter soberano, es decir es una deuda que no somete ni los intereses del país ni las políticas públicas a condicionamientos externos", dijo.