Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 29 de mayo de 2020
  • Actualizado 16:28

GALENOS INSISTEN EN LA DEROGATORIA DEL DECRETO QUE LOS OBLIGA A TRABAJAR OCHO HORAS, MIENTRAS EL EJECUTIVO DENUNCIA QUE DIRIGENTES OBLIGAN A TRABAJADORES A ASUMIR MEDIDAS DE PRESIÓN

El Gobierno declara emergencia sanitaria y médicos masifican huelga

El Gobierno declara emergencia sanitaria y médicos masifican huelga

El Ministerio de Salud determinó declarar emergencia sanitaria en Bolivia por el paro médico y de los trabajadores de ese sector, que ha afectado en los últimos 20 días de manera preocupante a la población boliviana, informó el domingo el viceministro de Salud, Martín Maturano.

En una entrevista con los medios estatales, Maturano dijo que esa declaratoria fue asumida en el marco de la obligación constitucional del Ministerio de Salud.

"El Ministerio de Salud en el marco de su obligación constitucional ha sacado la resolución ministerial que declara la emergencia sanitaria en Bolivia por ese conflicto que se ha declarado en Bolivia", subrayó.

Explicó que, tras la aprobación de ese decreto, serán las gobernaciones y los municipios los que complementen la norma, para tomar algunas acciones concretas para garantizar el derecho a la salud de los bolivianos.

Por otra parte, el Viceministro de Salud informó que su despacho recibe permanentes denuncias de la población sobre las presiones que estarían ejerciendo los dirigentes de los sindicatos de salud y los representantes de los colegios médicos para que sus afiliados acaten el paro indefinido, que rechaza el decreto que repone las 8 horas laborales por jornada diaria.

En el caso de los sindicatos de los salubristas, explicó que los dirigentes amenazan a sus afiliados, que no acaten la huelga, con no pagarles el bono de vacunación y en el caso de los médicos, con sanciones disciplinarias y procesos internos.

En tanto, el presidente del Colegio Médico de Bolivia, Alfonso Barrios, señaló ayer que persistirán en la anulación del Decreto Supremo 1126, porque solo encubre los verdaderos problemas del sistema de salud del país, que se pretende solucionar ampliando la jornada laboral con un decreto “ilegal”.

“Las 8 horas de trabajo en ningún momento lo aceptamos, porque eso no va a solucionar el problema de salud del pueblo, las 8 horas no es solución”, aseveró el galeno en declaraciones a Erbol.

Barrios argumentó que el sistema de salud atraviesa por múltiples problemas como la deficiente infraestructura con que se cuenta, la falta de equipamiento e insumos en los hospitales y la carencia de personal calificado para la operación de los equipos.

El presidente de los galenos del país agregó que la huelga general indefinida se irá masificando en tanto el Gobierno no derogue el Decreto 1126, que afecta al sector médico.