Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 09 de agosto de 2020
  • Actualizado 16:31

Gobierno y COB reinician diálogo, pero Evo se va a Santa Cruz

Gobierno y COB reinician diálogo, pero Evo se va a Santa Cruz

Dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB), encabezados por su secretario ejecutivo, Pedro Montes, y los Ministros se reúnen desde las 09.10 horas en la Vicepresidencia con el fin de alcanzar acuerdos salariales enmarcados en las posibilidades del Estado.

Sin embargo, el president Evo Morales Aima, no asisitió a la reunion, como se había comprometido con el sector sindical y se fue al norte de Santa Cruz.

Al igual que lo hicieron el pasado fin de semana, el diálogo se ha instaurado al más alto nivel, tras la reiterada invitación formulada por las autoridades durante la semana a los dirigentes laborales para encontrar soluciones a sus demandas antes que desencadenar manifestaciones violentas.

Esas negociaciones se prolongaron por casi 20 horas entre el sábado y el lunes al mediodía con la presencia del presidente Evo Morales Ayma.

De esa manera se elaboró un acuerdo redactado por ambas partes de un pliego sindical de ocho puntos, de los que siete fueron zanjados. Resta solamente seguir negociando en torno al incremento salarial para este año.

Las autoridades económicas dieron una amplia explicación a los sindicalistas sobre la situación económica del país al justificar su determinación de incrementar en un 10 por ciento los salarios de los sectores de salud, educación, Policía y Fuerzas Armadas.

Otra de las decisiones gubernamentales fue incrementar en un 20 por ciento el salario mínimo nacional para fijarlo en torno a los 800 bolivianos.

Pese a las explicaciones, la dirigencia de la COB se mantuvo irreductible en su exigencia de que los salarios sean incrementados en un 15 por ciento.

El presidente Morales puntualizó que el Estado arrastra un déficit fiscal del 4,5 por ciento calculado para este año, por lo que un incremento mayor al 10 por ciento a los salarios significará un aumento de ese problema financiero.

Agregó que los sindicatos exigieron inicialmente que los incrementos salariales salgan del presupuesto destinado a la construcción de un satélite, sin tomar en cuenta que ese emprendimiento se sustenta en un crédito de 245 millones de dólares de China a ser pagado en 15 años.

Agregó que China aprobó ese crédito para la construcción del satélite y no los aumentos salariales en Bolivia.

Otro de los planteamientos de los dirigentes de la COB para forzar un reajuste salarial mayor fue proponer que el Gobierno eche mano a las reservas internacionales que suman los 10.000 millones de dólares.

El Jefe de Estado afirmó que esos dineros son el respaldo de la economía boliviana y pertenecen a todos, por lo que no solamente debe servir para beneficiar a cuatro sectores.

Con el fin de alcanzar acuerdos, el Presidente propuso a los dirigentes laborales aplicar el incremento salarial del 10 por ciento en forma proporcionalmente inversa, es decir destinar porcentajes mayores a los trabajadores con menos salario y menor a los que ganan más.

Sobre otra de las exigencias del sector laboral para eliminar el polémico decreto Supremo 21060, Morales anotó su coincidencia, pero no hacerlo en forma demagógica, sino con la aprobación de nuevas Leyes que eliminen gradualmente el 21060.

Propuso a los sindicalistas elaborar en forma conjunta las Leyes del Trabajo, de Minería, Forestal, Financial y otras para que sean enviadas en breve a la Asamblea Legislativa Plurinacional para su aprobación y posterior promulgación.

Sobre la situación de la Caja Nacional de Salud (CNS), el Mandatario planteó a la COB que presente un proyecto para una profunda reestructuración de esa institución a fin de que recupere las razones de servicio para las que fue creada.

Igualmente desechó las preocupaciones de algunos sectores en sentido de que el Estado iba a intervenir las cuentas fiscales del seguro.

Pese a esos avances, quedó pendiente el tema salarial que este fin de semana ha sido puesto nuevamente en la mesa del diálogo en la Vicepresidencia.

El Defensor del Pueblo, Rolando Villena, pidió el viernes a los dirigentes de la COB coherencia en sus demandas y en el diálogo con el Gobierno al cuestionar las medidas de presión que han colapsado más de una semana a la ciudad de La Paz.