Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 16 de septiembre de 2019
  • Actualizado 04:44

Gobierno advierte a choferes que no negociará rebaja de impuestos

Gobierno advierte a choferes que no negociará rebaja de impuestos

El presidente Evo Morales aseguró el viernes, en Santa Cruz, que el Gobierno no negociará la "rebaja" de impuestos para el transporte pesado por el bien de la economía del país y pidió a ese sector cumplir con su obligación tributaria vigente.
En un acto en el que inauguró una unidad de isomerización de la refinería Guillermo Elder Bell de Santa Cruz recordó que el transporte de carga fue uno de los sectores más beneficiados por el incremento de las importaciones y exportaciones en los últimos 10 años.
"No vamos a negociar la rebaja de los impuestos y como empresarios transportistas tiene que pagar lo que está en la norma, no estamos aumentando (impuestos). Es una obligación pagar para bien de la economía nacional", afirmó.
El Jefe de Estado lamentó que el bloqueo de carreteras asumido por el transporte pesado se realice a un par de semanas del referendo constitucional del 21 de febrero, hecho que a su juicio tendría tintes políticos dirigidos a desestabilizar a su Gobierno.
"Algunas demandas como esta demanda de no pagar impuestos ya es una demanda bajo una acción política, faltando pocos días para el referendo se organizan paros y bloqueos", dijo y aseguró que forma parte de las instrucciones de Estados Unidos contra el país.
El transporte pesado demanda el pago único de los impuestos para el sector, es decir, un sólo aporte que concentre el Impuesto al Valor Agregado (IVA), Impuesto a las Transacciones (IT) y el Impuesto a las Utilidades de las Empresas (IUE), cuya aplicación significaría una pérdida anual en recaudaciones de 513 millones de bolivianos.
"El imperio mueve y lamento que los dirigentes del transporte pesado seas instrumento del imperio para hacer daño económico a Bolivia", manifestó.
Los transportistas de carga iniciaron el bloqueo de vías el domingo; sin embargo, ayer acordaron con el Gobierno suspender esa medida de fuerza para instalar el diálogo, pero a falta de un documento firmado, las bases determinaron proseguir con la toma de carreteras.