Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 21 de septiembre de 2021
  • Actualizado 18:36

BOLIVIA PERDIÓ 953 MIL HECTÁREAS EN LO QUE 2019

El fuego no cede y Santa Cruz pierde medio millón de hectáreas

El fuego no cede y Santa Cruz pierde medio millón de hectáreas

El incendio que azota la Chiquitania, en concreto Roboré, destruyó en solo cinco días casi medio millón de hectáreas de bosque y las autoridades se movilizan, recién en conjunto, en el marco de la declaratoria de desastre emitida por la Gobernación de Santa Cruz

La Autoridad de Bosques y Tierras (ABT) confirmó ayer que los incendios forestales arrasaron con 471 mil hectáreas del bosque chiquitano y en lo que va del año a nivel nacional la superficie afectada llega a 953 mil hectáreas. 

Las autoridades y pobladores de Roboré solicitaron ayuda inmediata e incluso que se pida colaboración internacional debido a que el fuego no puede ser sofocado con los recursos actuales.

"Desde Peniel donde golpeó con fuerza, el fuego viene con toda su furia hacia El Portón y Chochís, el peligro se siente (...) esta mañana (ayer, fueron) afectadas Quitunuquiña, El Manantial, Santiagoma y El Porvenir", dijo el alcalde de Roboré, Iván Quezada.

El presidente, Evo Morales, anunció ayer la suspensión de su agenda para trasladarse hoy a primera hora a Santa Cruz, debido a la situación de emergencia.

"Después de una evaluación acerca de la situación en Roboré, tras recibir información de primera mano de nuestros ministros de la Presidencia, Defensa y Gobierno, decidimos suspender las actividades programadas y viajar a Santa Cruz mañana lunes a primera hora. Estamos movilizados", comunicó Morales a través de su cuenta en Twitter.

INVESTIGACIÓN 

El director de la ABT, Cliver Rocha, advirtió que buscarán a los responsables de las quemas que provocaron el estado de desastre departamental en Santa Cruz.

“Vamos a trasladar brigadas coercitivas, la ABT, las Fuerzas Armadas y la Fiscalía desplazará 60 funcionarios; vamos a investigar el origen de los fuegos, a cualquier pirómano quemador irresponsable que esté jugando con el fuego y poniendo en riesgo la vida de la gente y la biodiversidad de los bosques lo vamos a arrestarlos. Vamos a ir por ellos”, afirmó. 

El funcionario admitió la gravedad del asunto m debido a que uno de los incendios ya llegó a la frontera con Paraguay y otro se encuentra en la reserva natural del Valle de Tucavaca.

La fundación Productividad Biósfera Medio Ambiente (Probioma) responsabilizó a la ABT y al Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), por el desastre ambiental ocasionado en los bosques chiquitanos, tras haberse autorizado “quemas controladas” para la agricultura en suelos de vocación forestal.

FOCOS DE CALOR 

Desde el 1 de enero de 2019 a la fecha se registraron 31 mil focos de calor en el país, el 68 por ciento en Santa Cruz (21 mil), el 20 por ciento en Beni y el resto en otros departamentos, según la ABT.

Gobernador Costas: "La situación es complicada" 

El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, tras sobrevolar la zona de incendios en Roboré y San Ignacio de Velasco, junto con el ministro de Defensa, Javier Zavaleta, aseguró ayer que la situación es "complicada", pero dijo que se quiere dar certidumbre a la población y que se  trabaja en la mitigación de los focos de calor.  

"La situación es muy complicada, pero también hay que dar certidumbre del trabajo del Centro de Operaciones de Emergencia (COE) y (de) Defensa Civil, ante la declaración de desastre que se ha hecho en los municipio de Roboré y San Ignacio, se están tomando todas las previsiones", dijo.

Zavaleta y Costas llegaron juntos a Roboré la mañana de ayer y de inmediato se reunieron con autoridades locales y militares para evaluar la situación provocada por el incendio forestal que afecta a la zona hace varios días.

Costas dispuso que se otorgue ayude a una decena de familias que han perdido sus casas debido al fuego.

Entre los pedidos que las autoridades locales y pobladores hicieron al Ministro de Defensa está la de contar con una decena de camiones cisterna con motobomba para poder coadyuvar el trabajo de los bomberos.