Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 19 de noviembre de 2019
  • Actualizado 07:34

EL PROYECTO DE LEY DE MIGRACIÓN CONTEMPLA LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS EXTRANJERAS, SU PROTECCIÓN Y LA OTORGACIÓN DE LA VISA DE TRABAJO TRANSITORIO

Flexibilizan ley para que extranjeros puedan trabajar en Bolivia

Flexibilizan ley para que extranjeros puedan trabajar en Bolivia



El proyecto de Ley de Migración, que está listo para su promulgación, es flexible para que los extranjeros puedan trabajar en el país. Sin embargo, es mucho más estricta en el control de ingreso al territorio nacional.

En la actualidad no pueden obtener empleo los que se encuentran en calidad de turistas o su situación migratoria es irregular en el país. Similar situación ocurre con los estudiantes o las personas que no tienen contrato. Ante este hecho optan por el comercio informal.

Sólo las personas que cuentan con sus documentos al día y obtienen una visa de trabajo transitoria pueden realizar actividades remuneradas dependientes o independientes.

Sin embargo, en el proyecto de ley se otorga la posibilidad de trabajar a los turistas y los que tienen situación migratoria irregular en el país, pero con autorización de la Dirección General de Migración “por razones humanitarias”.

La directora de Migración en Cochabamba, Aleza Núñez Moldes, observó el proyecto, toda vez que las condiciones de los migrantes bolivianos en otros países no son las mismas que se quieren regular en Bolivia.

“En otros países se ponen muchos obstáculos. En Bolivia la Ley es flexible con los ciudadanos extranjeros”, manifestó.

LA NORMA Según el proyecto de ley, aprobado en Senadores y Diputados, el Estado garantiza a las personas extranjeras el ejercicio y goce del derecho al trabajo, empleo y seguridad social, en igualdad de condiciones con los nacionales.

El artículo 54 establece que “las personas extranjeras, admitidas o autorizadas como residentes, temporales y definitivos podrán desarrollar toda tarea o actividad remunerada o lucrativa, por cuenta propia o en relación de dependencia, gozando de la protección y derechos de las leyes que rigen el régimen laboral y de seguridad social”.

Entre sus derechos también se contempla que pueden elegir libremente su actividad remunerada o buscar otro empleo, en el caso de que haya cesado su actividad. También pueden participar en igualdad de oportunidades en asociaciones laborales y sindicatos, salvo razones imperiosas de seguridad nacional o de orden público. Por otro lado, los protege de la servidumbre, la esclavitud, explotación y los trabajos forzados.

Asimismo, se advierte a los empleadores que no deben contratar laboralmente a personas extranjeras que se encuentren en situación migratoria irregular.

El senador Adolfo Mendoza afirmó que con esta Ley de Migración lo que se quiere es ratificar los convenios y tratados internacionales que existen con relación a los ciudadanos extranjeros y que se encuentran en la Constitución Política del Estado.

“Por primera vez se establecen criterios específicos y concretos de la defensa de los derechos de los migrantes, fundamentalmente, bolivianos que están afuera”, señaló.

Dijo también que estas personas son migrantes, porque trabajan en un país llamado receptor como dependientes o por cuenta propia.

El proyecto de Ley de Migración tiene por objeto establecer el ordenamiento jurídico, que regule el ingreso, tránsito, salida y permanencia de personas en el territorio del Estado Plurinacional de Bolivia.

Asimismo, determina coordinar políticas migratorias, que garanticen los derechos de las y los migrantes, de conformidad a la Constitución Política del Estado, los Instrumentos Internacionales de Derechos Humanos ratificados por el Estado, tratados, convenios, acuerdos internacionales y otros vigentes, contribuyendo a la seguridad interna del Estado.

Según los datos de Migración en Cochabamba, la mayor concentración de ciudadanos extranjeros provenientes de Brasil está en el departamento.

La mayoría son estudiantes que buscan una profesión. En el Informe Especial de OPINIÓN, de octubre 2011, se revela que cada fin de año llegan a Cochabamba entre 1.000 y 1.500 estudiantes de Brasil, con el objetivo de ingresar a una de las universidades privadas.

Otras comunidades de estudiantes que se encuentran también son la de los peruanos, chilenos y caboverdianos, entre otras nacionalidades.

DUREZA La norma, sin embargo, es bastante dura en el aspecto de control de ingreso y establece que “no se permitirá el ingreso al país de extranjeros indocumentados o con antecedentes penales, con sentencias o que sean buscados internacionalmente por delitos como el tráfico de armas y de drogas, la trata y tráfico de personas, genocidio y terrorismo, entre otros”.

Apuntes.

Migración

Se refiere a todo lo relacionado con el movimiento de ingreso, salida y traslado de personas al y desde el país.

Clases de visa

La diplomática, oficial, en tránsito, de turismo, de objeto determinado, de estudiante, múltiple y de cortesía.

Garantías

El Decreto Supremo 24423 establece que “los extranjeros que habitan en territorio boliviano, gozan de la protección que brinda a sus nacionales la Constitución y las leyes y están obligados al cumplimiento de las mismas, así como las disposiciones legales migratorias”.

Atención

Cada dirección de migración regulariza permanencias y da por concluidas las de aquellos extranjeros que no tengan permanencia legal o radicatoria. También llevan y controlan el registro de extranjeros radicados en el territorio de su jurisdicción. Conceden, prorrogan, renuevan, cancelan y anulan permanencias temporales hasta un año.

Tres aspectos importantes

Los legisladores que impulsaron el proyecto de Ley de Migración apuntan tres elementos importantes en el contenido de la norma: la prohibición de ingreso de extranjeros con antecedentes penales, regularización del estatus migratorio en un plazo no mayor a los 90 días y los incentivos para el retorno de los migrantes en los países vecinos.

El documento, según explicó el asambleísta del MAS Adolfo Mendoza, fue aprobado en el pleno del Senado y devuelto con modificaciones a la Cámara de Diputados, donde días después fue aprobado.

Indicó que en el Senado se hicieron observaciones referidos a los derechos de los migrantes fuera del país y otros temas sensibles para ellos como los impuestos en caso de optar por su retorno, y en caso de desastres naturales.

Según la diputada de Convergencia Nacional Erika Claure, la norma se elaboró considerando leyes migratorias de otros países con el objetivo de no ser "ni muy flexibles ni muy dóciles" con los extranjeros, pues actualmente Bolivia "deja entrar a todo el mundo", mientras que en otros países el control es fuerte.

Pastoral de movilidad humana ayuda a migrantes con capacitación y trabajo

La Pastoral de Movilidad Humana, a través de la Casa del Migrante, impulsa la capacitación en panadería, repostería y costura. Asimismo, cuenta con una bolsa de trabajo para los ciudadanos extranjeros y los migrantes del interior del país.

El coordinador de la Pastoral, Gualberto Ticona, dijo que varios extranjeros ya se beneficiaron del apoyo que brindan. Contó que uno de los beneficiarios fue un ciudadano ecuatoriano, quien recibió un préstamo para emprender su propio negocio y ahora tiene un almacén, además participa de la Feria Internacional de Cochabamba. De la misma manera, se ayudó a otros migrantes a través de la bolsa de trabajo, “ellos consiguieron empleo de jardineros, pintores, albañiles y otros”.

“Tenemos las fichas con sus datos y les ayudamos a conseguir un trabajo más rápido”, manifestó Ticona, al indicar que recientemente llegó una familia de España, a la que actualmente se la está apoyando.

Los extranjeros que requieran apoyo para emprender un negocio o encontrar trabajo pueden dirigirse a la Pastoral de Movilidad Humana, ubicada en el lado norte de la laguna Alalay, cerca del mercado de frutas.

Norma establece dos tipos de documentos

La normativa actual sobre migración establece dos tipos de documentos para los ciudadanos extranjeros que vienen al país en busca de trabajo. Se trata de la visa de objeto determinado, para quienes tienen el contrato de trabajo y el carnet laboral.

Según la directora de Migración de Cochabamba , Aleza Núñez Moldes, cada caso tiene sus consideraciones específicas. Por ejemplo, los deportistas extranjeros deben obtener la visa de objeto determinado, que tiene un costo de Bs 1.100.

Esta visa es también un requisito para otros ciudadanos que tienen estadía o residencia en el país o tienen un contrato de trabajo.

Además, deben presentar el pasaporte válido y legal individualizado y documentación que acredite su objetivo como los contratos, por cultura, arte o deporte. También está el boleto de viaje individualizado. La visa permite una permanencia temporal hasta un máximo de 30 días, prorrogables hasta dos veces.

NEGOCIOS En el caso de los ciudadanos extranjeros que quieren emprender un negocio propio y no tienen documentos, Núñez señaló que se hacen controles porque no existe una autorización expresa para esto. La primera vez, se emite una citación, la segunda una notificación y la tercera se les exige que obtengan la visa de objeto determinado, caso contrario pueden ser expulsados del país. Para evitar estos contratiempos, algunos extranjeros obtienen las licencias de funcionamiento a nombre de ciudadanos bolivianos mientras realizan los trámites de naturalización. En muchos casos, son estas mismas personas que hacen trabajar a sus compatriotas. Núñez aseguró que, si bien existen restricciones, éstas son diferentes según el grupo de países al que se pertenece. Por ejemplo, el primer grupo es de los países del Mercosur y la CAN.

“El Decreto Supremo 24423 se aplica de manera global, pero nosotros tenemos varios instructivos. Hay que revisar cada uno de los convenios para aplicarlos”, explicó.

Por otra parte, los extranjeros que quieran trabajar por cuenta propia o ajena deben obtener el carnet laboral. Para obtener este documento deben inscribirse en el Registro Laboral de Extranjeros, a cargo del Ministerio de Trabajo.

“El carnet, que es de uso obligatorio, acredita que su titular está facultado para realizar labores remuneradas”, dice la norma.

Asimismo, establece que su vigencia es igual a la permanencia autorizada en casos de los asilados o refugiados y de cinco años, en los casos de radicatoria, debiendo ser necesariamente renovados a su vencimiento.