Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 09 de agosto de 2020
  • Actualizado 16:58

Fallece uno de los heridos de Villamontes y tres serán llevados a EEUU

El galeno reconoció que la tecnología que se tiene en el país "solo ayuda hasta cierta medida, pero en estos pacientes se necesita mayor atención, mayores recursos y mayor tecnología".
Fallece uno de los heridos de Villamontes y tres serán llevados a EEUU

Deonicio Franco Méndez (41), una de las personas que resultó quemada por la explosión de un gasoducto en Villamontes, falleció este jueves. Los otros tres afectados, que permanecen en terapia intensiva en la clínica Foianini en Santa Cruz, serán llevados a hospitales fuera del país por el estado crítico en el que se encuentran.
"Lamentablemente en nuestro país no contamos con la tecnología para pacientes quemados de esta naturaleza, es así que se ha tomado la decisión de hacer un traslado al exterior para buscar un lugar donde los pacientes puedan recuperarse al 100 por ciento ", informó Rodrigo Arrien, coordinador de salud ocupacional de la estatal petrolera YPFB.
Las tres personas serán trasladadas a la ciudad de Galveston en Estados Unidos. Arrien dijo que los dos menores de edad serán llevados al Shriners Hospital, centro especialista en niños quemados; y Filomena Subía (35) al UTMB, hospital especializado en pacientes adultos quemados.
El médico de la Clínica, Felipe Castellón, informó que los tres quemados "se encuentran en estado crítico" al tener "un gran porcentaje de la superficie corporal afectada", lo cual permite que se encuentren "muy propensos a todos los tipos de complicaciones".
Indicó que se está trabajando en "estabilizarlos para ponerlos en las condiciones adecuadas para que puedan ser trasladados lo antes posible".
Reconoció que la tecnología que se tiene en el país "solo ayuda hasta cierta medida, pero en estos pacientes se necesita mayor atención, mayores recursos y mayor tecnología".
Deonicio falleció con 85 por ciento del cuerpo quemado. Filomena tiene el mismo porcentaje de superficie corporal quemada.
Marvin, de 10 años, tiene el 40 por ciento de su cuerpo quemado, y Joselin, niña de 6 años, tiene el 95 por ciento del cuerpo quemado.
Todo paciente por encima del 30 por ciento de superficie corporal quemada, "ya es un paciente critico, por eso ellos están sujetos a sufrir cualquier tipo de complicaciones", señaló Arrien.