Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 23 de octubre de 2019
  • Actualizado 09:35

Exdefensor del Pueblo y activistas rechazan postulación de Suxo a la CIDH

Exdefensor del Pueblo y activistas rechazan postulación de Suxo a la CIDH

El exdefensor del Pueblo, Rolando Villena y los activistas Roberto de la Cruz y Marco Gandarillas rechazaron este viernes la postulación de la exministra de Transparencia y Lucha contra la Corrupción, Nardi Suxo a juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, porque no responde al perfil de defensora de derechos humanos.


"No tiene el perfil, porque Nardi Suxo se ha apartado de la defensa de los derechos humanos y carece de legitimidad para representar al país y ocupar ese cargo", declaró Villena al referirse a la postulación que el Gobierno boliviano hiciera.

La exministra de Lucha contra la Corrupción y exembajadora ante las NNUU, en Ginebra, Suiza, fue nominada por el Gobierno boliviano como candidata a jueza de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, con sede en San José de Costa Rica.

Una nota de prensa de la entidad Diálogo Interamericano, de Washington, informó que Suxo y los otros tres candidatos a esa magistratura participarán de un debate sobre su visión respecto a los derechos humanos. Los otros candidatos son Eduardo Ferrer Mac-Gregor (México), Humberto Sierra Porto (Colombia) y Ricardo Pérez Manrique (Uruguay).

El activista De la Cruz considera que la exautoridad de la administración de Evo Morales no cumple con las condiciones de imparcialidad para asumir un cargo de juez, por lo que pidió que los países miembros de la Organización de Estados Americanos tomen muy en cuenta la conducta y desempeño de la postulante.

"En el hipotético caso que Nardi Suxo asumiera ese cargo llegarán a sus manos los casos Rozsa, el de la reelección del presidente Evo Morales, además de otros, en estos casos -si ocupa el cargo- influenciará" a favor del Gobierno, advirtió.

Porque "Suxo no es una persona de derechos humanos. Obedecerá las instrucciones políticas del Gobierno y no defenderá los derechos de las víctimas objeto de vulneraciones del Estado", insistió De la Cruz.

Villena añadió que la nominación que hizo el Gobierno muestra una política contradictoria porque envía a estos organismos internacionales a "gente obsecuente con el Presidente (Evo Morales) y el Gobierno. Es una recompensa por el supuesto compromiso con la revolución democrática", añadió.

Recordó que esta postulación es similar a la designación del exministro de Gobierno, Sacha Llorenti como embajador de Bolivia ante la Organización de Naciones Unidas. 

Suxo es una polémica exministra del presidente Evo Morales, que fue investigada por su supuesta participación en la denominada "red de extorsión" descubierta en 2012.

En diciembre de ese año, el exministro de Gobierno Wilfredo Chávez (actual viceministro de Seguridad Ciudadana) declaró ante una comisión de fiscales que Suxo le pidió que no cambiara de funciones a los abogados del Ministerio de Gobierno Fernando Rivera y Denis Rodas, acusados de ser parte de una red de extorsión y que luego fueron encarcelados en Palmasola.

El caso de la red de extorsión implicó una grave polémica en la que estuvieron involucrados varios abogados que trabajaban para el Gobierno, además de fiscales y jueces.

Se logró desbaratar el caso gracias a la denuncia del empresario estadounidense Jacob Ostreicher, quien estuvo detenido en Palmasola y esta red lo extorsionaba para darle su libertad.

Por otra parte, la oposición denunció a la exministra por su parcialización en la lucha contra la corrupción y privilegiar los casos que involucraban a opositores y no así a oficialistas. 

El investigador del Centro de Documentación e Información de Bolivia, Marco Gandarillas sugirió que la Asamblea Permanente de Derechos Humanos objete la postulación que hizo el Gobierno.

"Se debe objetar, @APDHLP porque pesa sobre ella una denuncia de explotación laboral, la descalifica para el cargo en la máxima entidad de derechos humanos del hemisferio", dijo en su Twitter. Se refirió al polémico caso en el que la hija de Suxo fue denunciada de maltrato laboral.