Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 18 de junio de 2021
  • Actualizado 22:12

Para Evo EEUU es un refugio de delincuentes y paraíso de la impunidad

Para Evo EEUU es un refugio de delincuentes y paraíso de la impunidad

El presidente Evo Morales afirmó este viernes, tras la negativa del Gobierno de Barak Obama de extraditar al ex mandatario Gonzalo Sánchez de Lozada (2002-2003), que Estados Unidos se convierte en el “refugio de los delincuentes y el paraíso de la impunidad”, por lo que pidió al pueblo norteamericano y sus autoridades respetar la dignidad de los pueblos de Latinoamérica, los derechos humanos, el nuevo pensamiento de cambio y la lucha de los movimientos sociales.

El Jefe de Estado, quien participó del acto de clausura del curso “Condor II” para damas, oficiales y sargentos del Ejército en la Escuela de Cóndores Bolivianos (Esconbol) de Sanandita, destacó la participación de las Fuerzas Armadas en el proceso de cambio y reiteró que Bolivia es un Estado pacifista, pero en caso de existir una agresión externa se asumirá defensa.

Señaló que el jueves recibió una nota del Gobierno de Estados Unidos negando la extradición del ex presidente Sánchez de Lozada, acusado de ser el responsable de las jornadas de extrema violencia en octubre de 2003, de la muerte de cerca de 70 personas y el mal uso de las Fuerzas Armadas.

“Rechazo rotundamente, no comparto esos términos del Gobierno de Estados Unidos y con estos pretextos tratan de cómo Estados Unidos se convierte en el refugio de los delincuentes, que Estados Unidos sea el paraíso de la impunidad, claro es sencillo darnos cuenta; un país que nunca respeto la dignidad y soberanía de Latinoamérica podía extraditar a quienes hicieron mucho daño al pueblo boliviano, pero sirviendo al imperio norteamericano”, dijo.

“Algunos que generan cierta opinión se equivoca, cree que Estados Unidos van a devolver a estos delincuentes que cometieron delitos de lesa humanidad, imposible, pero además de eso deberíamos preguntarnos todos; acaso Estados Unidos, gobierno de Estados Unidos han ratificado los tratados sobre los derechos humanos, nunca jamás, cómo pueden hablar sobre la defensa de los derechos humanos, nunca lo harán, como pueden hablar de la democracia cuando los golpes de Estado siempre venían de Estados Unidos”, sostuvo.

El mandatario rechazó los argumentos vertidos en la nota de EEUU referente a que las Fuerzas Armadas serían los responsables de las luctuosas jornadas de octubre y lamentó que algunos analistas políticos se hayan dado a la tarea de comentar que el fracaso de la extradición se habría debido a una mala gestión del Gobierno.

Espera que EEUU deje de ser “refugio de genocidas” no sólo de Bolivia sino de Sudamérica, por lo que desea que las ex autoridades bolivianas sean expulsadas y juzgadas: “Hay personas que tumbaron, bajaron aviones y se escapan felices a Estados Unidos después de tantos muertos, ellos nunca han sido expulsados ni extraditados de Estados Unidos”.

La Justicia boliviana demandó la extradición de Sánchez de Lozada para que asuma su defensa en el país por la acusación de genocidio que pesa en su contra, dentro de un juicio de responsabilidades que se le sigue por la muerte de más de 60 persones en octubre de 2003, en el caso que después fue denominado Octubre.

Tras difundirse la decisión de Estados Unidos, las reacciones de rechazo y molestia salieron a la luz en el país. Por ejemplo, el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Gonzalo Hurtado, declaró a este diario que la Cancillería boliviana debe reiterar el pedido de extradición de Sánchez de Lozada a Estados Unidos. El Movimiento Sin Miedo (MSM), a través de su secretario político, Edwin Herrera, repudió la decisión de Washington porque, señaló, alimenta la impunidad.