Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 18 de junio de 2021
  • Actualizado 23:39

Evo dice conocer “muy bien” la estrategia militar de las FFAA de Chile

Evo dice conocer “muy bien” la estrategia militar de las FFAA de Chile

El presidente Evo Morales afirmó ayer que conoce la estrategia militar de las Fuerzas Armadas de Chile, aunque no abundó en detalles, pero que se especula se trata de la función que puede cumplir Bolivia entre Perú y Chile si el fallo del Tribunal de La Haya genera una tensión militar en la región.
Las declaraciones fueron emitidas por el Jefe de Estado en el acto de celebración de los 186 años de la Armada Boliviana en la capital de Beni, Trinidad. En la ocasión, el comandante de la Armada, almirante Raúl Vizcarra, entregó a Morales una propuesta institucional estratégica sobre la demanda marítima.
“Saben que ellos nos necesitan. Conocemos y conozco muy bien la estrategia militar de las Fuerzas Armadas de Chile, no quiero comentar por cuestiones estratégicas”, dijo el Mandatario durante su discurso.
Morales apeló a la necesidad de solucionar los problemas entre ambos países a partir de la complementariedad y no de la competitividad, ya que el tema marítimo -en su criterio- depende de una “decisión política” del Gobierno chileno.
Destacó que durante la gestión de la ex presidenta Michelle Bachelet se avanzó en la construcción de una agenda de 13 puntos en la que por primera vez el Gobierno de ese país aceptó incorporar la demanda marítima.
Las relaciones entre Bolivia y Chile estuvieron marcadas por la tensión desde que el presidente Morales decidió llevar la demanda de una salida marítima con soberanía a estrados judiciales, después de que Chile no presentó una opción de salida marítima como se había comprometido.
Para preparar la demanda se creó la Dirección de Reivindicación Marítima (Diremar).
Morales también dijo ayer que los países de América Latina saben que Chile tiene una “deuda histórica” con Bolivia, producto de una guerra librada a fines del siglo XIX. Ratificó que los tratados “no son intocables”, al referirse al tratado de 1904, que fijó los límites territoriales que dejaron al país en la mediterraneidad.
El anuncio de un juicio internacional no fue bien recibido por el país vecino y los argumentos de Bolivia fueron refutados por las máximas autoridades chilenas. En un intento de canalizar otra vía de solución a la demanda marítima, el Gobierno planteó renegociar el tratado de 1904, pero esta propuesta también fue rechazada al igual que el debate sea llevado a organismos multilaterales como las Naciones Unidas, el CELAC y la OEA.