Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 18 de noviembre de 2019
  • Actualizado 18:32

Empresarios ven absurdo que se les excluya de la negociación salarial

Empresarios ven absurdo que se les excluya de la negociación salarial


Los empresarios privados de Bolivia ven "totalmente absurdo" que se les excluya en las negociaciones que comenzaron este miércoles el Gobierno y la Central Obrera Boliviana (COB) para establecer el aumento salarial de este año, que será obligatorio.

El presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Ronald Nostas, lamentó en declaraciones a Efe la exclusión, y expresó que las reuniones en materia económica y laboral deberían ser "tripartitas" y no solo entre el Ejecutivo de Evo Morales y la COB, que aglutina a todos los sindicatos del país.

Nostas pidió al Gobierno y a los trabajadores "cordura" y "raciocinio" para definir el incremento salarial de este año, tomando en cuenta que el diálogo se realiza entre ambos.

"En todo caso esperamos que se consideren las variables que se tienen que considerar", explicó.

El Gobierno y la matriz de los sindicatos acordaron el miércoles trabajar en comisiones sobre distintas materias, entre las que se encuentra la aprobación del incremento salarial.

Desde que Morales llegó al poder en 2006, el aumento que se aprueba anualmente es obligatorio para el Estado y el sector privado, que siempre ha protestado por no ser incluido en las conversaciones salariales.

Una de las principales demandas de la Central Obrera es que el salario de los trabajadores esté acorde con una "canasta familiar" equivalente a 8.300 bolivianos (1.192 dólares) para una familia con un promedio de cinco personas.

Se trata de un reclamo sindical que se repite cada año, pero que nunca es una referencia en la negociación para el Ejecutivo.

Nostas consideró que Bolivia "no está en posición" de asumir ninguno de esos planteamientos de la COB y, sin dar cifras, sostuvo que la coyuntura del país no puede asumir tal subida salarial.

Las medidas que se toman sin la presencia del sector empresarial no son para Nostas las "adecuadas" y tienen "más sentimiento político que tintes económicos".

En la última década, las autoridades han aumentado los salarios por encima de la inflación anual previa, que en 2016 fue de 4 por ciento .