Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 22 de septiembre de 2019
  • Actualizado 10:40

Crece la indignación contra choferes de La Paz por sus ataques al Pumakatari

Crece la indignación contra choferes de La Paz por sus ataques al Pumakatari

Choferes sindicalizados de La Paz fueron este domingo el blanco del repudio y cuestionamiento de las autoridades gubernamentales y la ciudadanía por cometer ataques con piedras a los buses Pumakatari que inauguraban la ruta Achumani-San Pedro. 


Autoridades como el ministro de Comunicación, Manuel Canelas, expresaron su repudio a los ataques perpetrados por los choferes que apedrearon los buses Pumakatari sin considerar que había pasajeros dentro del motorizado. 

"La Policía y la Justicia deben actuar con contundencia contra los que cometieron agresiones y vandalismo hoy en la ciudad de La Paz", dijo a través de su cuenta de Twitter. 

En esa línea, Canelas aseguró que "el derecho a la protesta no se puede confundir con la violencia". 

La jornada estuvo marcada por la violencia y la tensión que se generó por el enfrentamiento entre vecinos de la Zona Sur y los transportistas que desde tempranas horas instalaron puntos de bloqueo para evitar el paso del transporte municipal. 

Pese a la oposición de los conductores, los buses partieron desde Achumani rumbo al centro de La Paz. Sin embargo, estos fueron objeto de la furia de los choferes que apedrearon los buses y atacaron a los vecinos que salieron en defensa de este transporte. 


De nada sirvió la presencia policial, ya que las piedras rompieron los parabrisas del bus Pumakatari, mientras que los pasajeros vivieron una experiencia de terror por el ataque. 

Varios videos que circularon por las redes sociales muestran la acción violenta de los conductores en contra de los propios vecinos que no dudaron en escoltar el avance de los buses. 


Carlos Mesa, candidato presidencial de la alianza Comunidad Ciudadana, también condenó el ataque de los choferes y expresó su pleno respaldo al transporte municipal. 

"Condeno el vandalismo de choferes que creen que la violencia irracional se va a imponer frente a la valentía de las y los ciudadanos", expresó a través de su cuenta de Twitter. 

En esa línea, el gerente de la empresa Mi Teleférico, César Dockweiler, dijo que "no es aceptable ningún tipo de violencia" y pidió que el diálogo sea el que prime en este conflicto. 

"El diálogo debe primar en función de objetivos que mejoren la calidad de vida de nuestros vecinos. Por favor dejen la confrontación", refirió.